author photo

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.

Recogedores de latas, beneficiados directos de la visita del papa a Cuba

abril 7, 2012 | | |

Alfredo Fernández

HAVANA TIMES, 7 abr — Una amiga de Europa me preguntó quiénes fueron los beneficiados directos, entre los cubanos de a pie, con la reciente visita del Papa a Cuba.

Pues para ella, alguien de los demasiados que aquí estamos pasándola negra tenía que obtener, por mínimo que fuera, alguna contribución del espectáculo mediático y social que siempre se mueve alrededor de cada viaje de este personaje.

Luego de romperme la cabeza para proporcionarle a mi amiga una lista –por muy pequeña que fuese- de beneficiados directos con la visita del Papa, pude a duras penas encontrar favorecidos, así incluí las personas que hacía años no pintaban su portal y que el fugaz paso del Santo Padre por su puertas casi obligó al Gobierno a darle una manita de pintura a las abandonadas casas santiagueras y habaneras.

Por otra parte, los choferes de los desvencijados autos cubanos, ahora descansarán un poco de los baches de ambas ciudades cuando transiten las vías por la que anduvo el Mercedez-Benz en función de Papa Móvil.

Aunque el principal beneficio a todos los cubanos fue la concepción por parte del Estado del Viernes Santo como un día no laboral, este año.

Pero debo de decir que si la economía de algún cubano de a pie recibió alguna contribución  de manera directa con la visita del “queridísimo  Papa” a Cuba fue la de los “Recogedores de latas”.

Luego de terminada la misa de La Habana fueron ellos quienes más agradecían el viaje de este señor a Cuba, pues pudieron, al concluir la misa, llenar sacos y sacos de latas vacías de refrescos las cuales a no dudar venderían o cambiarían por unos pocos pesos o artículos, y así continuar con su eterna subsistencia.

Esto es, el Papa viene a Cuba, el pueblo apenas se beneficia, pero la Iglesia y el Estado sacan provechosos  dividendos, la primera, para  garantizar su futuro en Cuba a largo plazo; el segundo, para  brindar una imagen internacional de buenas relaciones en su desesperado presente.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

Una respuesta a “Recogedores de latas, beneficiados directos de la visita del papa a Cuba”

  1. Chicho dice:

    Exelente artículo, jajaj me reí mucho

Escriba una respuesta