La singular historia de Juan Sin Nada: realidad cubana sin tapujos

octubre 13, 2017 | Imprimir Imprimir

Por Paula Henríquez

HAVANA TIMES – La singular historia de Juan Sin Nada es un documental independiente de factura cubana que apareció un día, hace ya dos años. Dirigido por Ricardo Figueredo Oliva y producido por Diana Reyes Barrena, la cinta tiene la osadía de cuestionar sin tapujos ni cobardías la cruda realidad de un cubano que vive al límite, con un simple salario promedio que cualesquiera de la Isla podría tener.

La película relata la existencia de ese ser de manera real, no hay poética, no hay sublimidad, no hay metáfora, así como ningún otro recurso literario, o en este caso, cinematográfico, que embellezca esa verdad, esa realidad.

En La singular historia de Juan Sin Nada los cubanos somos protagonistas no solo de cada vida individual, sino de la vida del cubano, del hombre, de la mujer, del anciano, del niño que se levanta día a día y que sale a la calle a vivir su realidad.

Sobre este tema y otros relacionados con su producción y la opinión que ha generado nos comenta su productora Diana Reyes Barrena.

HT: ¿Cómo surgió la idea de hacer el documental? ¿Qué lo inspiró?

Diana Reyes: Desde hace años ya, Ricardo tenía el guión que tenía por nombre Juan sin Nada, a mí me cautivó desde el principio, y le insistí para realizar la película. Decidimos desde el 2014 comenzar a buscar formas de financiamiento para lograrla, ya que sabíamos que no encontraríamos ningún presupuesto por la vía oficial para filmarla.

HT: ¿Cómo fue el proceso de producción/filmación, teniendo en cuanto que fue una realización totalmente independiente, sin ayuda alguna de la institución cinematográfica del país?

DR: Es un trabajo independiente, que se realizó en colaboración con La Asociación Cubana Audiovisual (ACAV) para tramitar los permisos de filmación. Los permisos de filmación se lograron a tiempo y sin problema.  En Cuba se puede filmar de manera independiente sin la autorización del ICAIC (Instituto de Cine), así que el rodaje fue bastante tranquilo, no tuvimos ninguna presión de tiempo, la gestión nada fuera de lo normal.

HT: ¿El producto final, o sea, el documental que ya muchos han visto, era lo que tenían en mente inicialmente o era otra la idea? ¿Cuál y por qué?

DR: Bueno, inicialmente el proyecto era más ficción, Juan era un personaje ficticio con una realidad un poco extremista, pero a su vez tenía mucho que ver con gente que veíamos a diario. Por eso las entrevistas marcaron un paso hacia las realidades que vive el protagonista y que caracteriza muy bien la tesis del documental definitivo.

HT: ¿Cómo crees que el público ha tomado el documental? ¿Por qué?

DR: Sé que el público se ha sentido identificado, algunos han llorado, otros se han puesto furiosos, en fin, todos los sentimientos que nos cunden cuando nos identificamos con alguna realidad. Algunos piensan que es más de lo mismo.

La verdad ha sido muy satisfactorio saber que las personas en la calle, o los amigos de los amigos les gustan el material y agradecen haberlo visto, también cuando otras personas en el exterior te dicen que les ha servido de mucho para poder entender cómo funciona Cuba y su estructura económica y su nivel básico de consumo.

La película persigue exponer una verdad cubana sin tapujos, una realidad cotidiana en la que muchos estamos inmersos y de la que no se sabe cuándo ni cómo vamos a salir. Creo que la idea de La singular historia de Juan sin Nada es representar al pueblo en una obra audiovisual y por eso el público lo ha disfrutado. Ya tiene dos años de realizada y todavía encontramos elogios debido a ella.

HT: ¿Tienen pensado presentarla en algún evento cinematográfico en el país o fuera de este? ¿En cuál?

DR: En todos los eventos cinematográficos de Cuba hemos solicitado nuestra participación, en ninguno nos han aceptado. La participación en festivales internacionales ha estado limitada debido a que la película fue subida sin autorización al sitio YouTube, por esa razón nos quedamos fuera también de algunos festivales, ya que se puede visionar en cualquier momento en una bajísima calidad, pero así todo ya tiene 5 mil vistas desde marzo de 2017 en ese sitio. Participó en World Cinema Amsterdam, 2016 y en LASA Film Festival en Perú, en 2017.

HT: ¿De qué medios se han valido para que llegue aún más al público, teniendo en cuenta lo que dices en la pregunta anterior?

DR: En Cuba, la pasamos a los amigos y ellos a otros, mientras que en el mundo todos la pueden ver a través de YouTube. Continuamos el trabajo de distribución por festivales y otros eventos internacionales, así que hacemos lo que podemos, desde Cuba. En pocos días será referencia para una entrevista por el canal ARTE a Ricardo Figueredo, así que esperamos contar con una audiencia cada vez más interesada.

HT: Tengo entendido que el documental ha traído, digamos, “consecuencias” para algún que otro entrevistado, ¿pudiera comentarnos algo al respecto?

DR: Sí. Hay una entrevistada en nuestra cinta que ha tenido ciertas consecuencias negativas por haber aparecido con un testimonio sobre su vida privada. Para nosotros es más que vergonzoso que suceda algo así. Nunca pretendimos hacerle daño a nadie, aunque la realidad en la que viven casi todos los cubanos es bastante dura y es de pretender que a alguien de la oficialidad no le iba a gustar cierta información expuesta, pero eso no es ninguna justificación para hacerle daño laboral a nadie. Espero ansiosamente que algún día en nuestro país nos permitan sentirnos  libres para expresar y denunciar lo que creemos incorrecto.

HT: Hay gente que expresa que el trabajo es “más de lo mismo”, como tú misma mencionas anteriormente, ¿ustedes lo creen así? Entonces ¿por qué continuaron con la idea de su realización?

DR: Yo, particularmente comparto esa idea, pero para mí como productora y como cubana, es muy importante haber hecho este filme, que refleje una verdad sin maquillaje, mi verdad y la de mi gente, que quede con la realidad que no podemos ver en los libros de historia y posiblemente dentro de 50 años tampoco la veremos,  porque el pueblo cubano olvida muy rápido las historias populares y la verdadera historia la debemos contar nosotros, los que la vivimos. Creo que este es un gran aporte a la historia contemporánea cubana, en mi opinión.

HT: ¿Qué otros proyectos tienen en mente? ¿Tienen temáticas similares a la de Juan sin Nada?

DR: La realidad cubana es un tema recurrente en la obra de Ricardo, y sí pretendemos continuar con la realización de nuevos materiales que aporten un poco más a entender todo lo que sucede a nuestro alrededor en esta isla bloqueada desde el exterior y desde el interior.



Haz un comentario

8 respuestas a “La singular historia de Juan Sin Nada: realidad cubana sin tapujos”

  1. el bobo de Abela dice:

    Gracias por el link Isidro. Viendo la obra se comprende mejor la entrevista. El documental explica muy bien el disparate economico del socialismo real castrista, pero el realizador se cuida como gato fino de tocar la verdadera causa, que no es el bloqueo de los USA, sino el sistema politico fracasado impuesto por la fuerza al pueblo cubano.

    Solo con una pregunta se confirma lo anterior. Si el sistema economico es un fracaso y la mayoria lo rechaza, que impide al pueblo cambiarlo por otro que funcione?

    • Optimista dice:

      Creo que en muchos casos lo que impide al cubano hacer un cambio de sistema económico y social es el constatar que las alternativas son en muchos casos más salvajes y otras prácticamente incopiables e impracticables debido al escaso desarrollo de fuerzas productivas en la Isla y escaso desarrollo en la conciencia social y de percepción de lo material que tiene el cubano. También que tendría que renunciar a ciertas ventajas que damos por hechas pero que en muchos países son derechos por los que aún se lucha y en Cuba se obtienen de forma gratuita. También puede ser miedo al cambio típico de sociedades conservadoras y con poca historia democrática ( en España podemos ver este miedo al cambio en la clase política), puede ser brujería estatal, pero chico mi visión científica no me permite tomar esto en cuenta. También puede deberse a la clase gobernante y su base burguesa y acomodada pero si fuera así del todo lo ideal sería implantar una economía de mercado, ganarían más, puede que sea el comunismo, aunque he de decir que comunismo a lo cubano, pues los paises nórdicos exhiben algunos rasgos comunistas y están súper desarrollados, en fin, muchas veces me pregunto lo mismo y también en los paises del mundo, por que de manera general la gente no se revela contra el poder????

      • el bobo de Abela dice:

        Como afirmar que el pueblo cubano tiene miedo al cambio si no se le permite escoger otra alternativa. Sumale a lo anterior que no se le permite recibir informacion del mundo exterior, donde podrian enterarse que hay decenas de paises capitalistas que ofrecen “las conquistas” de educacion, salud y muchas prestaciones sociales publicas y gratuitas. Y no hay que ir a Europa, en nuestra region hay bastantes ejemplos en el norte, centro y sur del continente.

    • Mercedes dice:

      Este documental es un registro histórico. No solamente de la precaria situación de los cubanos, sino de la mordaza política.

      Si existiera de verdad libertad este documental emplazara con nombre y apellidos a los políticos que causaron el desastre.

      Sin embargo se queda solamente en describir el fenómeno, que ya es bastante a la verdad y ya tienen que cargar con la represalia de que en los eventos cubanos no les tienen en cuenta.

  2. Luis Rondón Paz dice:

    Felicidades.

  3. Javier dice:

    Hay algo que me llama la atencion y es una entrevista al director donde menciona que el financiamiento para hacer este documental lo recibieron a traves de la embajada noruega. Eso me trajo a la mente el video reciente de Diaz Canel despotricando contra varias embajadas, entre ellas la noruega. Asi que quien sabe si el director y su equipo estan en la mirilla.

Escriba una respuesta