author photo

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

El altruismo en la Revolución Cubana

septiembre 22, 2017 | Imprimir Imprimir

Elio Delgado Legón

Médicos cubanos combatieron el Ébola en tres países de Africa. Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES – El líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, dejó como legado a las actuales y futuras generaciones su Concepto de Revolución, expresado el primero de mayo del año 2000 y que en una parte dice: “…es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo…”

Esos cinco valores, que identifican lo que es una verdadera revolución, y los que deben poseer los verdaderos revolucionarios, se podrían sintetizar en uno solo: el altruismo, porque ser altruista es también ser modesto, desinteresado, solidario. Y para ser todo eso, en el mundo de hoy, hay que ser heroico.

Mostrar todos los ejemplos de generosidad de la Revolución Cubana en un solo comentario es imposible, por lo tanto me referiré a los más representativos, que ponen muy en alto el prestigio de Cuba en el mundo.

Lo opuesto del altruismo es el egoísmo. He leído algunas opiniones de personas que critican todo lo que hace el Gobierno cubano, las cuales cuestionan la ayuda que Cuba presta a países con grandes necesidades, sobre todo de atención médica, diciendo que si la Isla tiene tantas necesidades, cómo hace gastos y dedica esfuerzos a ayudar a otros pueblos.

Esas opiniones no muestran otra cosa que actitudes egoístas. Cuba, se ha dicho muchas veces, no ofrece lo que le sobra, pues no le sobra nada, más bien necesita ayuda, pero de lo que tiene dedica una parte a aliviar las agudas carencias de otros, que están más necesitados que nosotros.

Si los países ricos y desarrollados hicieran lo mismo, ¿cuántas vidas se salvarían en el mundo, que hoy se pierden entre el hambre y las enfermedades curables? Pero esos, que sí les sobran los recursos, prefieren invertirlos en armas para hacer guerras y matar a miles de inocentes que se han salvado del hambre y las enfermedades.

El pueblo cubano es altruista por naturaleza, por eso entiende y está dispuesto a hacer algunos sacrificios para ayudar a los demás.

Cuando la independencia de Angola estaba en peligro y era invadida por Sudáfrica, le pidió ayuda a Cuba y miles de combatientes, militares y civiles dieron su disposición para ir a salvar al pueblo hermano de la esclavitud que intentaba imponerle el imperialismo utilizando a Sudáfrica como punta de lanza en la región.

Más de dos mil cubanos dieron su vida, y los familiares, por sobre el dolor natural de la pérdida del ser querido, sienten el orgullo por lo logrado en África: la independencia de Angola y de Namibia y el fin del oprobioso régimen del Apartheid. Y algo muy importante que quiero destacar: nadie, ni militar ni civil, fue obligado. Solo se enviaba a quienes daban su disposición y fueron muchos más los que estaban dispuestos a ir a combatir. Esas son actitudes altruistas que están arraigadas en nuestro pueblo.

Cuando en África occidental surgió una epidemia de ébola que amenazaba con extenderse a todo el continente y tal vez al resto del mundo, la Organización Mundial de la Salud le pidió ayuda a Cuba y enseguida estuvieron dispuestos a enfrentar la peligrosa epidemia, muchos médicos y enfermeros del contingente Henry Reeve, especializados en situaciones de desastres o grandes epidemias, a pesar de los grandes riesgos para la vida que implicaba esa misión. Y cuando uno de los médicos enfermó y estuvo a punto de perder la vida, al recuperar la salud, volvió junto al resto de sus compañeros para seguir salvando vidas. Eso es altruismo y también heroicidad.

El Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve ha estado presente en 21 países con 24 brigadas médicas y ha salvado miles de vidas. Entre ellos podemos mencionar a Paquistán, Haití, Chile, Perú, Ecuador… y el resto de la colaboración médica se mantiene en más de 60 países con más de 42 mil colaboradores.

Desde el inicio de la colaboración médica cubana, con la primera brigada a Chile en 1960 a la fecha, suman casi 373 mil los profesionales de la Salud que han brindado su ayuda de forma altruista en 162 países.

La Operación Milagro, ideada por el líder de la Revolución Cubana, ha devuelto la visión a millones de personas que se mantenían en la oscuridad por no poder pagar una simple operación de cataratas.

La Escuela Latinoamericana de Medicina, creada también por iniciativa de Fidel ha graduado casi 27 mil médicos de numerosos países, incluido Estados Unidos, principalmente personas de bajos recursos que en sus países no podían estudiar esa carrera, por lo costosa que resulta. Solo he mencionado los principales hechos en los que se demuestra el altruismo de la Revolución, pues no tengo espacio para más.

 


Discurso de Fidel Castro el 1° de Mayo de 2000 en La Habana, Cuba



Haz un comentario

6 respuestas a “El altruismo en la Revolución Cubana”

  1. Parque Temático dice:

    El “altruismo” que siempre me conmueve es el de VENDERLE a la población las donaciones gratuitas que reciben de otros países.

  2. cuco dice:

    y por supuesto Elio, ese “altruismo” es logrado mas que nada en sociedades totalitarias y tiranicas donde el individuo nada puede decidir y el gobierno todo lo determina, el infimo e insignificante ser humano no le queda mas remedio que decir SI a toda “tarea” o “mision” como les gusta decir a ustedes. asquerosa sociedad donde la vida no significa nada, donde se puede jugar con el destino de los humanos como si fueran objetos a los cuales usar segun las circumstancias y descartar cuando se le ocurre a alguien desde el poder absoluto que poseen.

  3. Atanasio dice:

    Gracias al altruismo cubano Maria Isabel dos Santos es la mujer mas rica del Frica, mientas que en Angola la miseria no deja de crecer

  4. Miranda dice:

    Elio, quién le ha preguntado al pueblo cubano si ellos quieren ser altruistas?, quién dijo que ellos están dispuestos hacer todos esos sacrificios y a vivir en esa pobreza para ayudar a otros pueblos?. Antes de estar hablando en nombre del pueblo, vaya y pregúntele a la gente si piensan que es ‘altruismo revolucionario’ el hecho de que para Mariela Castro si hay camiones de cemento para hacer la piscina en su mansión?, mientras que para el techo de ellos no hay, para que Ud vea lo que le van a decir.

  5. Curzio dice:

    Elio, lo cito: “Pero esos, que sí les sobran los recursos, prefieren invertirlos en armas para hacer guerras y matar a miles de inocentes que se han salvado del hambre y las enfermedades”. Usted, Elio, como buen “¿revolucionario?” debe buscar la info que respalde sus afirmaciones. Quién mantiene, con millares de millones de dólares y miles de empleados cada año, a:

    OMS World Health Organization
    WFP | Programa Mundial de Alimentos
    FAO Food and Agriculture Organization
    UNICEF United Nations Children’s Fund
    Cruz Roja Internacional

    …y un montón más de organizaciones internacionales de ayuda. Pues, camarada, la respuesta es USA, Inglaterra, Noruega, Alemania y un grupito de a “centavitos”, que conforman los otros países. La República “Popular” China y Rusia, y antes la URSS, en el fondo de la lista; allá, bien lejos. Con esto debe entender que si recibe ayuda de estas agencias, como ahora del “Programa Mundial de Alimentos”, que está enviando comida desde Panamá a la isla, no importa que lo que se lleve a la boca diga: “Hecho en México”, puede estar seguro que USA se lo pagó. Como pagó el salario de cada médico cubano y todo el material usado durante la epidemia de ébola en Africa.

    Saludos recolucionarios desde Chiclelandia.

  6. Parque Temático dice:

    Por cierto, aunque no ha salido en el Granma también se dice que hay muchos desaparecidos luego del paso de Irma y de María: la mayoría secretarios del partido provinciales y regionales así como altos dirigentes y miembros del consejo de estado –el general-presidente entre ellos– a los que no se les ha visto la cara más por las zonas más dañadas después de pasado los huracanes.
    (Algunos optimistas confían en que las desapariciones sea más que duraderas, permanentes)

Escriba una respuesta