author photo

Irina Pino: Nací en medio de carencias, en aquellos años sesenta que marcaron tantas pautas en el mundo. Aunque vivo actualmente en Miramar, extraño el centro de la ciudad, con sus cines y teatros, y la atmósfera bohemia de la Habana Vieja, por donde suelo caminar a menudo. Escribir es lo esencial en mi vida, ya sea poesía, narrativa o artículos, una comunión de ideas que me identifica. Con mi familia y mis amigos, obtengo mi parte de felicidad.

La nueva belleza

agosto 18, 2017 | | |

Irina Pino

Foto: eltoque.com

HAVANA TIMES – Es difícil tener belleza e inteligencia juntas. Muchos dicen que es la mezcla perfecta.

Cuando una es joven no piensa demasiado en el físico, basta ser un poco agraciada, ya que las carnes firmes compensan un rostro no tan hermoso. Y es cierto, cuando el cuerpo comienza a envejecer, paralelamente, empieza la preocupación por los senos que se caen, la grasa alrededor de las caderas, y demás males que le ocurren a la figura femenina.

Pero la historia es de atrás, casi ninguna de las mujeres que he conocido se sienten satisfechas con lo que la naturaleza o los genes le dieron. Aquí juega el papel de las proporciones; unas se quejan del pecho pequeño, otras que no tienen cintura o trasero. En fin, reina el descontento.

Las modas y los mensajes subliminares a través de los medios masivos, contribuyen en gran medida a acrecentar la inconformidad de las féminas. Ahora la voluptuosidad son los pechos grandes y el trasero relleno. Si tienes la plata te puedes poner implantes, pero de lo contrario, estas expuesta a las críticas de los hombres (no todos, por supuesto). Aunque el bombardeo diario hace que el consenso general abogue por esta estética natural o comprada.

El rostro con arrugas no se lleva. Para eso existen el botox y las llamadas correcciones. Estos tratamientos son caros. Conocí a una que se puso silicona en las tetas. Ahora tiene la talla 36.  La fiestecita le costó más de 800 CUC, sumado a los regalitos adicionales para los cirujanos.

Lo hizo para satisfacer al marido (que le proporcionó el dinero). También se quitó las arrugas de la cara. Al tipo le gustan las mujeres tetonas y su hobby es mirar porno. ¿La obligará en un futuro a ponerse una talla 38 para complacerlo?

Casos aparte, son las mujeres que se le han practicado radicales de mama o que tuvieron accidentes, ellas si necesitan de estos implantes.

Hasta con los adolescentes escucho las duras críticas con las chicas que los rodean. Sus burlas contra las chicas “tabla de planchar”, esas que no tiene nada por delante ni por detrás. Para ellos, la deseada es la que está redonda. Las otras, son feas y no sirven para tener sexo.

Otra moda que se impone es con los cabellos: los cabellos lacios son los mejores, el pelo rizado ya no se lleva. Hay que hacerse la queratina y estirarlo. Si no tienes el dinero, búscalo debajo de la tierra, pero hazte el tratamiento.

Años atrás, el cabello rizado era el más llamativo. Al pelo lacio le decían “pelo muerto”…

La inteligencia está subvalorada, sin embargo, dicen que a las mujeres intelectuales no les hace falta belleza, porque les sobra talento.

Una buena conversación sobre temas culturales, importa a los hombres que tienen cultura, que les interesa hablar de libros o cine artístico. Ellos sienten la retroalimentación. No obstante, si la mujer es fea o le falta al menos, cierta elegancia, ellos pueden perder las ganas de compartir o llegar a algo con esta “intelectual”.

Pienso que no se debe descuidar el aspecto físico, pero hay que alimentar lo de adentro. Los ejercicios físicos, la alimentación, la espiritualidad, la cultura, vestirse de acorde a la personalidad y a la edad, y sentirse realizada desde todos los puntos de vista, es el mejor tratamiento para que la mujer sea cada vez más bella para la mirada de los otros.

La diversidad es belleza, eso se debe respetar. ¿Quién le dice a un amish que use botones en una prenda de ropa?

Para los que practican ciertos credos, lo espiritual es lo que prevalece. Aprecian los procesos de la vida, incluyendo la muerte, como transformadores del ser. Viven tratando de no seguir los preceptos impuestos por la cultura occidental. Eliminan lo superfluo, lo que no hace falta para la existencia. Para ellos, toda experiencia espiritual es un aprendizaje.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

6 respuestas a “La nueva belleza”

  1. kamikaze dice:

    Irina, mantente tal y como estás. “buena y locota”. Saludos.

  2. El Lapón Libre dice:

    Hola Irina. Interesante post el que nos traes hoy. La belleza -que es la misma de siempre y no tiene nada de nueva- Es un tema es muy discutible y todo parte del concepto implantado por “occidente”, especialmente en la época colonial, donde lo “invadido” no aplicaba como hermoso para el “invasor”. Genralmente: de piel blanca y ojos claros. Pero lo más denigrante de esto es que, muchas veces, son de estos países (ex) colonias, donde el concepto de belleza se pliega a la (ex) colonia, tal como ocurre en Brasil, en nuestra isla y, en otros casos algo diferentes, el los países centroamericanos o andinos donde ser indio o negro ni por asomo es considerado bello. Soy fan a los clásicos concurso de belleza, especialmente “Miss Universo” por lo que son: competiciones, pero; en la vida real, me gusta que la mujer sea una persona que se cuide tanto físicamente como intelectual, sin llegar a la cirugía extrema y tampco exigiendo que sea universitaria; sino con cierta cultura general o inteligencia emocional y que se vea, sobre todo, sana. El caso de esa amiga tuya que se hizo cambios por complacer al esposo, volvemos a la triste historia de la baja autoestima, pues ella a apesar de sus retoques y cambios no supera la atención de él por la pornografía. No me consiedero feo, aunque tampoco soy una belleza de hombre. Tengo mis artes de seducción donde hay de todo: cierto cuidado físico –cuando quiero y sin castigos- , y de mi -dicen los demás- que soy una persona muy inteligentes y muy divertida o cómica. pero, amiga, si a alguien mis -supuestas- virtudes no le gustan, pues no pasa nada. Esa persona… se lo pierde. Así de sencillo y la vida sigue. Te repito, me cuido, voy al gimnasio, pero; también; soy dado a los placeres: comer bien, tomar en fiestas (sin demasiados excesos) y, a veces, me descuido un poco, lo admito, pero no por ello creo que el mundo se vaya a caer. Aun gustazo..un trancazo. Me interesa más la buena salud que lucir como un Adonis. Aunque confieso que soy un hombre bastante coqueto. Y…!A mucha honra! pero para mi, no para que alguien nunca me abandone o algo or el estilo (lo mío….primero) y !A gozar la vida que es muy corta! jajajajaja

  3. el bobo de Abela dice:

    Como dijo el filosofo Jose Jose, hasta la belleza cansa. Digan lo que digan el Kamasutra y el Tao del sexo chino y el ultimo grito de la moda, una flaca con la caja de bolas de la cintura bien engrasada, valen mas que mil implantes y una cara bonita.

  4. tito dice:

    Para gusto los colores, el que exige esa belleza artificial es porque le faltan neuronas.

  5. luis v dice:

    Mientras mas implantes y mas cirugias, es mas pacotillera; las buenas son las que quieren tener mil orgasmos con uno; lo otro es perdida de dinero y tiempo.

  6. Roberto Madrigal dice:

    No es un fenómeno de Occidente, es de todas la culturas. En Occidente es solamente mas obvio porque hay toda una industria detrás. Hoy tetas grandes, mañana tetas chiquitas, hoy las bembas de moda, mañana el labio liso, pelo largo contra cabeza rapada, pubis afeitado contra pubis peludo, hombres con sus vellos naturales, hombres depilados y asi sin fin. Los vicios de hoy son las virtudes de mañana. Solamente dos cosas te salvan, una autoestima muy grande o una imbecilidad aun mayor.

Escriba una respuesta