Fidel Castro y su modelo de “democracia” unipartidista

julio 31, 2017 | Imprimir Imprimir

Por Osmel Ramírez Álvarez

Fidel Castro fue el artífice fundamental en el diseño del modelo político unipartidista.

HAVANA TIMES — Los cubanos estamos viviendo un proceso electoral que comienza en octubre con la elección de los delegados de circunscripciones y culmina en febrero del año próximo con la selección del nuevo Gobierno nacional. Mucha propaganda oficial se hace al respecto, destacando el supuesto carácter democrático y las “virtudes” del modelo político del socialismo cubano.

Fidel Castro, el finado Comandante en Jefe, fue el artífice fundamental en el diseño del modelo político que instauró la Revolución en el poder. Sus ideas primaron al crearlo y es toda una obra de arte en verdad, sea para bien o para mal.

Así como Guillot se hizo célebre por su innovación para decapitar condenados, Fidel merece reconocimiento por su modelo exclusivo, hasta elegante, de despojar la soberanía al pueblo.

El 19 de marzo de este año Granma publicó un grupo de preguntas y respuestas sobre los modelos político y electoral cubanos. Y en una cuadrícula central, bajo el título Por qué en Cuba hay un Partido único, reseñaron algunas de las opiniones de Fidel sobre su polémico concepto de democracia sin pluralidad, tomadas del discurso pronunciado en la clausura del X Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional.

Dice: “(…) el pluripartidismo es el gran instrumento del imperialismo para mantener a las sociedades fragmentadas, divididas en mil pedazos,… Un país fragmentado en diez pedazos es el país perfecto para sojuzgarlo, porque no hay una voluntad de la nación, ya que la voluntad de la nación se divide en muchos fragmentos, las inteligencias todas se dividen, y lo que tiene es una pugna constante entre los fragmentos de la sociedad.”

De entrada, se sobrentiende por “imperialismo” a aquellas potencias capitalistas desarrolladas que ejercen dominio económico, tienen privilegios políticos internacionales e imponen coacción militar sobre el resto de las naciones menos favorecidas.

Pero las potencias capitalistas, que Fidel acusa de necesitar el pluripartidismo para sojuzgar a otros pueblos, no solo lo recomiendan, también practican la pluralidad política. Carece de fundamento semejante argumento.

Es normal que se recomiende lo que ya se ha comprobado que funciona bien. También cuando se sabe que algo es un “bien logrado” se teme a la propagación de una ideología que lo amenaza. La verdad es que por lo general los pueblos aprecian, defienden y sienten más orgullo de vivir en democracia que de vivir bajo el totalitarismo comunista.

Tras cinco décadas de Revolución (con manipulación mediática, adoctrinamiento, enclaustramiento nacional, vivencias de qué es el comunismo,…) los cubanos ponen un pie fuera de la Isla y denigran el sistema cubano, reniegan de la Revolución.

Sin embargo es raro ver a un estadounidense, un europeo, brasileño o de cualquier país capitalista con democracia, mejor o peor, que denigre de su sistema o de su modelo democrático. Pueden tener críticas, pero no lo desprecian. Lo valoran como un bien social elevado. Estos hechos valen más que mil palabras de cualquier personaje, sin fundamento en la práctica.

Las sociedades no son absolutamente homogéneas en nada y mucho menos en lo político. De manera natural están fraccionadas en muchos sentidos, sin dejar de ser un todo que se distingue e identifica.

Y si no se reconoce el derecho de los ciudadanos a organizarse en grupos afines y defender allí sus intereses comunes, no hay democracia posible. Con partido único siempre habrá dictadura, porque el resto que piensa diferente y quiere algo diferente, estará sojuzgado. No por el “imperialismo” que menciona el Comandante, sino por el partido en el poder, que él defiende y pondera. Esa es la verdad.

Continuaba la cita: “…en una sociedad que tenga que enfrentar los problemas del subdesarrollo y tenga que desarrollarse en condiciones tan difíciles (…) en el mundo de hoy, es esencial la unidad.”

Se puede deducir de esta cita que Fidel creía en la democracia pluripartidista, pero no para los países del tercer mundo, debido al contexto adverso. Pero debemos poner en duda ese concepto de “unidad”. El partido único jamás ha significado unidad en ningún país que ha existido. Lo que significa es dictadura, imposición, despojo de soberanía popular y crímenes contra aquellos que se oponen. Es una fórmula que causa más problemas que los que resuelve.

Y terminaba la cita con estas palabras: “…tengo la más profunda convicción de que la existencia de un partido es y debe ser, en muy largo periodo histórico que nadie puede predecir hasta cuándo, la forma de organización política de nuestra sociedad…”

Primero: tal vez sin desearlo admite que el pluripartidismo es la meta final y que el partido único es coyuntural, sin saber cuándo sería el momento más conveniente para cambiar. Para muchos, tal vez para la mayoría de los cubanos, ese momento es hoy mismo.

Pero ¿quién tiene el poder para decidir el cambio? Debería ser el pueblo, que es el soberano, pero no lo es debido al diseño político que nos legó el finado Líder. Solo el propio Partido lo puede hacer, porque robó la soberanía al pueblo y su poder es total.

Absurdo de más es este diabólico modelo, así como absurdas son esas teorías que pretenden avalar el despotismo. Democracia es lo que Cuba y cualquier otro pueblo del mundo necesita para salir adelante. No garantiza que todo se solucione, como barita mágica, pero es la premisa, el punto de partida y la meta final.

Quien diga lo contrario es un oportunista, aunque vista un traje de buen samaritano. No hay otra receta.



Haz un comentario

9 respuestas a “Fidel Castro y su modelo de “democracia” unipartidista”

  1. el bobo de Abela dice:

    La primera ley revolucionaria devolvía al pueblo la soberanía y proclamaba la Constitución de 1940 como la verdadera ley suprema del Estado, en tanto el pueblo decidiese modificarla o cambiarla, y a los efectos de su implantación y castigo ejemplar a todos los que la habían traicionado.

    Esa era la primera ley que se implementaria en 1959 segun el progama politico de la revolucion castrista. Eso dijo y escribio el mas grande timador de la historia de Cuba, que traiciono vilmente a todo un pais y a cientos de cubanos que dieron su vida para que en Cuba jamas volviera vivir bajo una dictadura.

  2. Diógenes dice:

    Cierto que FC construyó un modelo perfecto de control y dominio. Genial. Quizá como nadie más hubiera podido hacerlo. Porque une al control absoluto del país -incluidas vidas y haciendas- una “justificación política”, proporcionada por el enemigo, como una irrefutable coartada que le permite obtener la aprobación tácita o manifiesta de mucha gente.
    Lo más brillante no es poner al partido único como poder soberano REAL, sino el crear una estructura como la Asamblea Nacional elegida ‘desde la base’ con las características y la carencia de poder real que conocemos, pero que tira el farol de “parlamento” para cualquier despistado (o deseoso de creer) en este mundo.
    La arrogancia del enemigo junto a una “diáspora” desorientada completa el cuadro.

    • ismael dice:

      “diaspora desorientada”, la diaspora te agarra a ti y 3 meses no te alcanzan para comprender las clases que te van a dar, saltador de protestodromo.

  3. ismael dice:

    se cansan de decir los tontos que el piedra en jefe era un “genio” la explicacion esa del pluripartidismo (al cual el le tenia fobia) es la boberia mas grande que un estadista, politico o abogado podria decir, cual es la fragmentacion de australia, inglaterra, francia, holanda, belgica, italia y un larguisimo etcetera donde hay infinidad de partidos de diferentes ideologias, este tipo lo que fue un embaucador y el pueblo de cuba una partida de ignorantes, subnormales que se tragaban toda la tonteria que este tipo egolatra generaba.

  4. Marlene Azor Hernández dice:

    Lo más bonito es que Fidel Castro no creó nada nuevo, como mesías “revolucionario” destruyó todo el orden y estructura y derechos anteriores, y luego colocó en su lugar el modelo soviético de sociedad.
    Hablo con propiedad porque hice un doctorado en Cuba y lo defendí en 1996 y 1997, en dos tribunales distintos y fue censurada políticamente.Analizaba en ese doctorado las causas del derrumbe del modelo soviético desde el punto de vista económico, la movilidad social, político e ideológico.
    La Constitución cubana es copia de la Constitución soviética de 1936 de la época de Stalin.El sistema electoral cubano es copia en sus mecanismos de control del partido en todos los niveles y en la utilización de las comisiones de candidatura al soviético.La actuación de la seguridad cubana es copia de la KGB soviética y de la STASI alemana oriental.

  5. Uncubanomas dice:

    Yo entiendo el TRAUMA que dejo FC. en la sociedad cubana y en los cubanos; Pero, si los elementos que conforman esta sociedad cubana, (aunque esten ubicados en cualquier punto del planeta), y pese a la posicion de los tiranos herederos, no son capaces de superar ese periodo, pasar la pagina, y mirar hacia adelante, y (sabiendo que las condiciones siguen siendo similares), pero siendo un poquito mas innovativos, como “Otro 18”, por ejemplo, seguiremos en las mismas, y raulita la china loca se seguira riendo de todos y para el bien de ellos.

  6. VF dice:

    La carrera de un solo caballo.

  7. El Lapón Libre dice:

    Si es unipartidista. Ya no hablamos de Democracia.

  8. Diógenes dice:

    Sí, Ismael, por eso dicha diáspora ha logrado tanto en cuanto a derrocar al gobierno cubano.
    Lo único que ha logrado, en definitiva, es darle oxígeno.

Escriba una respuesta