¿Boicoteará Trump el petróleo venezolano?

Julio 23, 2017 | | |

Por Circles Robinson

Donald Trump and Nicolas Maduro. Photos: infobae.com

HAVANA TIMES – Se intensifica la tensión entre la impredecible Administración Trump y el asediado Gobierno venezolano de Nicolás Maduro, que busca aumentar sus poderes a través de cambiar la Constitución del país. Algunos funcionarios estadounidenses están expresando la posibilidad de prohibir las exportaciones venezolanas de petróleo crudo hacia los Estados Unidos como una de varias sanciones en la mesa del presidente Trump.

A principios de esta semana la Casa Blanca advirtió que los Estados Unidos llevarán a cabo una acción económica “fuerte y rápida” si Maduro continúa con sus planes de elegir una Asamblea Constituyente el 30 de julio para redactar una nueva Constitución.

¿Cómo se verían afectadas las dos partes?

¿Estados Unidos puede bloquear las importaciones de petróleo venezolano y no perjudicar sus propios intereses corporativos y nacionales? El petróleo crudo procedente de Venezuela suma casi el 8 por ciento del total de 10.1 millones de barriles que el EE.UU. importa diariamente. Probablemente ese fue el asunto que estaba sobre el tapete cuando las fuentes del gobierno de Donald Trump dijeron: “Entendemos que estamos trabajando con opciones que podrían tener consecuencias en Venezuela y también en Estados Unidos”.

Jorge Piñon, Center for International Energy and Environmental Policy -Interim Director- Jackson School of Geosciences, The University of Texas at Austin.

Havana Times le pidió a Jorge Piñon, director interino del Centro de Política Energética y Ambiental Internacional de la Universidad de Texas, en Austin, que ofreciera algunos datos para comprender mejor los temas que están en juego y cómo un bloqueo del petróleo venezolano podría afectar a ambas naciones.

Según la OPEP, la producción de Venezuela de 2017 está por debajo de los 2 millones de barriles diarios de crudo, su nivel más bajo en más de 30 años. Los tres mayores importadores del crudo de ese país son los Estados Unidos, la India y China, en ese orden. De esos tres grandes, solo los dos primeros pagan en efectivo, mientras que la parte China se toman como pago de préstamos, señala Piñon.

De esa producción, más de 700 millones de barriles van hacia los Estados Unidos y unos 500 a la India y China. Otros 200 van a otros países, incluyendo a Cuba, por un total de aproximadamente 1,4 millones de barriles de exportaciones. Además, cerca de 600 mil para las refinerías nacionales representan la producción total reportada de la OPEP de 2 millones de barriles por día.

Piñon señala que con un precio promedio de 45 dólares el barril por 700,000 diarios, el mercado estadounidense representa como aproximado unos 31 millones de dólares al día o alrededor de 11.3 mil millones de dólares por año de ingresos para la petrolera estatal venezolana (PDVSA)

El experto en petróleo dice que una pérdida de ingresos en efectivo podría tener consecuencias extremas para la economía venezolana que ya está en crisis. Él cree que nadie más tiene la capacidad de procesar el crudo que actualmente va a varias refinerías estadounidenses, incluyendo a CITGO propiedad de PDVSA.

PDVSA representa el 95% de los ingresos de Venezuela.

Otro problema para Caracas sería la falta de capacidad de almacenamiento de los 700.000 barriles diarios de crudo, y Piñon señala que el cierre temporal de la producción y el reinicio posterior no es tan simple como encender y apagar un interruptor.

“No existen demasiadas refinerías en el mundo que puedan procesar crudo extra pesado, y las que lo hacen ya están operando a su máxima capacidad. El tiempo de tránsito entre Puerto la Cruz, Venezuela y Houston es de más menos siete días, en comparación con los 45 hasta la cuenca del Pacífico. Tendrían que bajar el precio considerablemente para convencer a las refinerías a que retrocedan del crudo mexicano, saudita, iraní / iraquí para tomar el venezolano… no es nada fácil”, explica.

Por eso Piñón cree que “sería catastrófico para Venezuela si los Estados Unidos suspendieran las importaciones de crudo venezolano”.

Consecuencias para los Estados Unidos

La administración Trump está preocupada en primer lugar por los intereses estadounidenses y el de sus corporaciones, lo que sin duda pesará mucho en la decisión de qué sanciones aplicar al Gobierno de Maduro. Le preguntamos a Jorge Piñon cuáles podrían ser las consecuencias para Estados Unidos de cortar las ventas de petróleo venezolano.

Donald Trump y algunos miembros de su gabinete. Photo: cnbc.com/getty images

Piñon afirma que los Estados Unidos “podrían valerse de sus Reservas Estratégicas de Petróleo (estimadas en 727 millones de barriles, de los cuales se pueden usar como máximo 4,4 millones diarios) para compensar la diferencia a corto plazo y eventualmente reemplazar los más de 700,000 barriles diarios con crudo canadiense”. Él señala que en los últimos años las compras de Canadá ya han aumentado drásticamente, mientras las ventas venezolanas y mexicanas hacia Estados Unidos han caído.

El oleoducto Keystone, de Canadá a los Estados Unidos, que ahora tiene el visto bueno de la Administración Trump, se considera estratégica en el cambio al mercado canadiense para las importaciones de crudo, en lugar de las otras fuentes.

Piñon también señaló que “los inventarios de petróleo crudo mantenidos y poseídos por las refinerías en Estados Unidos están en máximos históricos de alrededor de 500 millones de barriles, una de las razones de los” bajos “precios actuales del petróleo”.

En este momento Estados Unidos importa 10.1 millones de barriles de crudo por día. Las cinco fuentes principales son:

# 1 Canadá 38%
# 2 Arabia Saudita 11%
# 3 Venezuela 8%
# 4 México 7%
# 5 Colombia 5%

Que dicen las refinerías

Mientras tanto, Reuters reporta que los Estados Unidos importaron 780,000 barriles de crudo venezolano por día en los primero cuatro meses de 2017. Entre los principales importadores se encuentran Valero Energy, Phillips 66, Chevron Corp y PBF Energy, así como Citgo, la empresa de refinación y distribución de PDVSA en los Estados Unidos.

“Phillips 66 – el tercer mayor comprador de crudo venezolano en Estados Unidos este año – dijo el jueves que la Administración Trump debería” considerar cuidadosamente “las sanciones que afectarían a las refinerías estadounidenses y no impedirían la venta de crudo venezolano en otros lugares”. Tanto Valero como Chevron se negaron a comentar, dijo Reuters.

Otra autoridad del petroleo estadounidense, Chet Thompson, jefe ejecutivo de American Fuel & Petrochemical Manufacturers, dijo a Reuters que ha estado en cabildeo con la Casa Blanca para que considere otras sanciones contra el Gobierno de Maduro, en lugar de una prohibición de importación del petróleo venezolano.

Thompson afirma que algunas de las refinerías obtienen hasta la mitad de su suministro de Venezuela y que “no es fácil reemplazarlo”. Las sanciones, dijo, “pueden no tener el efecto deseado”.

El plan de Maduro para enfrentarse a un corte estadounidense

El presidente venezolano Nicolás Maduro expresó su estrategia el viernes para enfrentar una prohibición potencial de sus ventas de petróleo a los Estados Unidos. Habló de “liberar” la economía de su país de la dependencia petrolera de Estados Unidos con un modelo de exportaciones a China, Rusia e India, informó la agencia dpa.

Maduro en la presidencía.

“Estamos dispuestos a enfrentar a los países que nos amenazan”, dijo, señalando que esos otros tres grandes mercados, y potencialmente otros, están allí para ser conquistados tanto por el petróleo como por otros productos que el venezolano podría producir.

Maduro habló en una reunión de empresarios en la que promovió su Asamblea Constituyente para reformar la Constitución, que daría más poder a su ejecutivo y cuyos 545 miembros serán elegidos el domingo 30 de julio.

El presidente venezolano sostiene que la Asamblea Constituyente traerá paz al país, que ha vivido más de 100 días de continuas protestas de la oposición en las que más de 100 personas han muerto.

La coalición opositora celebró un referéndum no oficial el domingo 16 de julio en el que afirman que más de 7 millones de venezolanos expresaron su oposición a la Asamblea Constituyente de Maduro.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

2 respuestas a “¿Boicoteará Trump el petróleo venezolano?”

  1. el bobo de Abela dice:

    Excelente analisis del impacto de la decision de los USA de no comprar petroleo venezolano para presionar a la dictadura de Maduro.

    Solo me gustaria aportar que mucho antes de este conflicto, el difunto Chavez poco a poco redujo a un 50% las ventas de crudo a los USA, para priorizar los prestamos o ventas adelantadas con China y utilizar el resto para su politica de petrodiplomacia en Latinoamerica y el Caribe, especialmente con Cuba. Esa decision fue soberana pero con fines estrategicos geopoliticos, entonces nadie puede cuestionar si los USA soberanamente deciden no comprar el restante 50% por motivaciones politicas y geoestrategicas. Digo esto antes que la brigadita comience a repetir los argumentos antimperialistas que seguramente lanzaran el periodico Granma.

  2. Lennon dice:

    el fraude es inevitable en la constituyente,,,,,,,aqui esta la prueba y el CNE venezolano es el que lo avala.

    https://www.youtube.com/watch?v=LBtv5r0oHZU

Escriba una respuesta