Un paso adelante y tres pasos atrás

julio 18, 2017 | Imprimir Imprimir

Ya no es posible ocultar que la contrarrevolución en Cuba está en el poder

Por Pedro Campos

Foto: centrocultural.coop

HAVANA TIMES — Analizando los problemas internos en el Partido Social-demócrata ruso, en 1904 Lenin escribió su famosa obra “Un paso adelante, dos pasos atrás”. Parafraseando aquel título, el reciente discurso de Raúl Castro en la Asamblea Nacional del Poder Popular, 113 años después, pudiera titularse “Un paso adelante, tres pasos atrás”. Lenin dio dos, él tenía que ser más, y dio tres.

Así lo confirman las expresiones del dictador, (me disculpan los lectores que no lo compartan, pero no encuentro un término más preciso), referidas a tres temas básicos de lo que pudo haber sido la pretendida reforma raulista: La reforma electoral, el cuentapropismo y el cooperativismo.

Primer paso atrás: Ahora el hermano del fallecido caudillo, presidente sucesor, ratifica que las próximas elecciones se harán con la vieja ley electoral que él había prometido cambiar en el 2015. En fin, que por decisión “unánime” del grupo mandante en Cuba, las elecciones seguirán impidiendo que el pueblo pueda elegir democrática y libremente, por medio del voto, a sus gobernantes, representantes en el Parlamento, formas de gobierno y demás cuestiones relacionadas con la soberanía popular. Esta sigue secuestrada.

Segundo paso atrás: Autocríticamente habló de errores por el “entusiasmo” –con muchas pausas y sin ninguna prisa- con que se avanzó en el cuentapropismo que permitió “desviaciones de la política” en el desarrollo de estas formas “no estatales”, las cuales posibilitaron que se violara la ley impositiva, se desviaran recursos del Estado  y algunos emprendedores tuvieran varios negocios y viajaran varias veces al extranjero. En suma, se posibilitó el “enriquecimiento” de los privados que se ha venido criticando por el oficialismo, el cual llevó a que se desmantelaran paladares, se apresara a sus dueños y se estudie y pongan en ejecución medidas encaminadas a “parar” el desarrollo del incipiente capitalismo privado.

Tercer paso atrás: Los mismo dijo con relación a las cooperativas no-agropecuarias y manifestó su preocupación por el desarrollo de las cooperativas de construcción, en el mismo momento en que se anuncia que el déficit de viviendas en Cuba se acerca al millón y cuando todo el mundo sabe la vivienda es el primer problema grave que afecta a los cubanos, el crecimiento de su población y el bienestar de los ciudadanos e impulsa a la juventud a salir de Cuba como pueda, porque el Estado-Partido-Gobierno ha sido incapaz de cumplir sus metas anuales de construcción de viviendas durante varias décadas.

Para más detalles sobre los “errores” cometidos con el cooperativismo, comparto con los lectores íntegramente, textual, este cable de Prensa Latina, fechado en La Habana el 12 de julio, el cual explica por sí solo, lo que en realidad se pretende con “el cooperativismo socialista del castrismo”.

Diputados examinan experiencias de cooperativismo en Cuba

La Habana, 12 jul. (PL) La Comisión de Industria, Construcciones y Energía del Parlamento cubano evaluó hoy el desempeño de cooperativas no agropecuarias (CNA), establecidas en el país como parte de un experimento en curso.

Según explicó el diputado Santiago Lajez Choy, los integrantes del equipo visitaron previamente 57 CNA dedicadas a las actividades de reciclaje, construcción, gastronomía y servicios en 38 municipios.

Además, tomaron en cuenta los resultados de controles hechos por la Central de Trabajadores de Cuba en 15 cooperativas de distintas provincias.

A juicio de los legisladores, las CNA aumentan su aporte a sectores de alta importancia económica y social; contribuyen el mejoramiento de la calidad de vida de sus socios y logran satisfacer las demandas de clientes, sobre todo en la rama de las construcciones.

Sin embargo, podrían debilitar el capital humano de empresas estatales, pues crece el éxodo de personal calificado hacia las CNA, advirtieron los diputados.

Por otro lado, indicaron, un grupo no despreciable de CNA ejerce sus funciones y hacen contratos fuera del territorio donde radican, lo cual limita el control y fiscalización de los organismos competentes de la administración pública.

También el debate puso de relieve el incremento de las disparidades entre los ingresos que, por similar trabajo, perciben trabajadores estatales e integrantes de las nuevas cooperativas, lo cual estimula la salida de fuerza de trabajo especializada de las empresas.

Directivos de los ministerios de la Construcción e Industrias intervinieron en el intercambio, con el aporte de evaluaciones y estadísticas sobre los principales indicadores económico-financieros de las CNA.

Lajez Choy subrayó que el análisis de la Comisión, así como sus labores de control y fiscalización en el terreno aporta elementos de juicio para la evaluación integral del experimento sobre la expansión del cooperativismo en el país, una labor en manos del Ejecutivo.

En suma, varios días antes del discurso del actual mandamás, los diputados designados desde arriba, fueron enviados a  “investigar el experimento de las cooperativas no-agropecuarias” y crearon las condiciones para este ataque artero a las pocas libertades que se tomó el cooperativismo no agropecuario, que nunca pudieron tener las CPA (cooperativas agrícolas) y crearon las condiciones.

Ellos fueron capaces de “poner de manifiesto” que las eficientes cooperativas no agropecuarias le estaban haciendo la competencia al estatalismo asalariado y podrían estimular la salida de especialistas de las empresas estatales.

Queda en evidencia que el cuentapropismo y el cooperativismo empezaron a competir exitosamente con el Estado y llegó el momento de pararlas.

Ya no es posible ocultar que la verdadera contrarrevolución en Cuba, está en el poder.



Haz un comentario

9 respuestas a “Un paso adelante y tres pasos atrás”

  1. nupsio dice:

    De que cooperativas estamos hablando las del estilo bicky (san Lázaro e infanta) o de las de verdad?, el autor debería aclarar porque en cuba bajo una misma ley y bajo la lupa de las mismas autoridades existen dos tipos de cooperativas no agropecuarias. Las estilo bicky son muy llamativas sino peculiares son cooperativas sin cooperativistas, sin asamblea de asociados, sin reparto de utilidades y sobre todo inmunes a cualquier control y fiscalización se parecen mas a sociedades anónimas ( y bien anónimas) que a una cooperativa al no tener socios casi el 100 por ciento de los trabajadores son contratados entiéndase asalariados. El otro tipo se esfuerza por ser cooperativas de verdad pero como no están tan bien apadrinadas me imagino que sea donde caiga el peso de la ley……, o de la trampa?

    • Pedro Campos dice:

      Aun cuando tienes razón, no son cooperativas, sino empresas paraestatales, tales “cooperativas” han plantado fuerte competencia al estado, al igual que el capitalismo creciente. Si no pueden con estas paraestatales, qu{e pasarian si dejaran hacer cooperativas de verdad?

  2. el bobo de Abela dice:

    Todos los paises comunistas entendiero desde hace decadas que necesitan convivir con la propiedad privada. De hecho la dictadura tuvo que aceptarla desde los años 90s y le ha servido de tabla de salvacion economica desde que les cancelaron la tarjeta de credito de la Urss y el Came.

    Entonces, el problema no con la economia privada y cooperativa, el problema es mantaner al pueblo en la pobreza y la hambruna para someterlo. Si tienen dudas vean como se esta aplicando la receta en Venezuela.

  3. Pedro Campos dice:

    El problema es que el cooperativismo libre y la economía privada liberan a las personas de la esclavitud para el estado y dejan al estado sin trabajadores poco a poco, destruyendo la base económica social del estatal-socialismo que es el trabajo asalariado para las empresas estatales.

  4. Isidro dice:

    Es que ahora parece más importante la “Batalla contra el Centrismo” (Y eso que el Mercado Centro lo cerraron hace como 20 años…)

  5. ATILA dice:

    El problema es que hay que pagar impuestos y no robar, esas son las reglas del juego, no se trata de pasos alante ni atrás

    • Pedro Campos dice:

      Según la ley impositiva, después de ingresar, oiga, ingresar, no ganar, 50 mil pesos cubanos, es decir 2000 dolares al estado hay que pagarle el 50 % del ingreso, repito ingreso, no ganancia. Cual quier paladar o negocio medio en Cuba ingresa 50 mil pesos en un mes. Si su costo es del 40 % y tiene que entragar el 50 %, quiere decir que Usted que trabaja se queda con el 10 % y el estado saqueador con el 50. Por favor con esa ley hay que mentir al fisco. Es lo mismo con los trabajos para el estado trabajas 8 horas diarias 22 dias al mes, por 400 pesos, a menos de 3 pesos la hora. Y una libra de carne de puerco cuesta 50, 16 horas de trabajo. Y despues el estado no quiere que le desvien recursos. Por favor los que defienden ese estado explotador y ese sistema de explotación solo pueden ser los vividores que se alimentan del sudor de los trabajadores cubanos.

      • el bobo de Abela dice:

        Lo defienden los vividores privilegiados y los capitanes arañas que están bien lejos de la isla. Así cualquiera es revolucionario.

  6. Eduardo Antonio dice:

    Pedro siempre muy atinado con sus comentarios, me da gusto seguirlo leyendo

Escriba una respuesta