author photo

Verónica Vega: Por años me fue difícil elegir entre escribir, pintar o danzar. Escribir resultó lo más rentable e inmediato. Vivo en Alamar, un proyecto de ciudad abortado, que sólo respira por lo que queda de la naturaleza, por la alternatividad cultural, y sobre todo, por la voluntad infinita del alma humana. No me considero periodista. Escribir en Havana Times ha sido sólo una oportunidad para decir lo que creo que se puede mejorar en Cuba.

De lo malo y lo bueno

julio 15, 2017 | Imprimir Imprimir

Verónica Vega

Equilibrio. Ilustración: Yasser Castellanos

HAVANA TIMES — Una amiga francesa me decía que oír críticas de extranjeros a su país le parecía muy saludable. Las opiniones generales del visitante suelen basarse en el esplendor de una primera impresión, y no son nada objetivas.

¡Y qué decir del impacto que ese primer mundo causa a un cubano! Cada vez que me topo con un amigo emigrado me preparo para la fija confrontación: afuera (cualquier país desarrollado es una maravilla) – Cuba(un desastre insalvable).

Así que, por contraste, también me resultó saludable escuchar criterios muy diferentes de una cuentapropista cubana luego de su reciente tour por ciudades de La Florida.

En su opinión, es una sociedad tan organizada que resulta antinatural. La medicina no es un servicio, sino un negocio, que se enfoca en generar dependencia  y no en prevenir. A los niños hiperquinéticos se les administra sedante, en lugar de canalizar su exceso de energía con deportes u otra actividad física.

Le sorprendió ver que los perros llevan collares con dispositivos que les proporcionan leves descargas eléctricas si ladran, lo cual viola sus impulsos naturales y debe generarles traumas.

Las casas, dice, se construyen de un material llamado “pladur”, el cual provoca humedad, y para contrarrestar ese olor, los habitantes queman constantemente sustancias aromáticas que a ella le resultaban irrespirables. La comida toda, le sabía artificial, extrañó muchísimo el sabor de los frijoles, del café…

Pasó por un puente y le llamó la atención que estaba cubierto por una malla. Indagó la causa y le explicaron que era para evitar que la gente intentara suicidarse.

La chivatería allá está peor que aquí… -aseguró-. Un vecino puede denunciarte por cualquier labor fuera del orden establecido, aunque se trate de una simpleza incapaz de afectar a nadie. En Cuba un chofer sale del carro a discutir con otro en plena calle, allá si haces eso el otro chofer puede portar un arma y con tantos locos sueltos, quién sabe lo que pase.

Se utiliza un lenguaje muy despectivo para referirse a quienes no pertenecen a la raza blanca, sobre todo a indios y negros. A los balseros (esos que aquí son héroes), allá se les considera lo más bajo de la sociedad. Tanto que aquí se critica que las muchachas se vean como objetos sexuales, pero allá se espera que inviertan en embellecer su cuerpo… para trabajar como strippers.

Si ves que alguien se cayó en la vía pública, ni pienses en ayudarlo, en esos casos acude una ambulancia y si el individuo opina que con tu acción le provocaste algún daño, ¡puede hasta demandarte!

Todo se ve en términos de dinero: si tienes un pequeño accidente con tu carro, además de la ayuda médica acudirán los bomberos y la policía, así que deberás pagar por todos esos servicios incluyendo el daño material que hayas podido causar con el impacto.

Y lo peor: si estás comprando una casa a crédito y de repente te quedas sin empleo, pierdes la casa junto a TODO lo invertido hasta el momento, no importa si te faltaba muy poco para liquidar la deuda…

Del País de las Oportunidades, al parecer lo único que le impresionó favorablemente fue el avance tecnológico, como el sistema de GPS en los automóviles.

Pero yo me pregunto: caminar por calles limpias, no ver animales padeciendo en ellas sino siendo respetados y protegidos por ley, ¿no representa un enorme alivio?  Al menos eso es de lo que más deslumbra a familiares y amigos al exiliarse en Estados Unidos. A mi sobrina que viajó recientemente a Antalia, Turquía, lo que más le gustó fue ver perros y gatos en las calles, ¡tan bellos y muy bien atendidos por organizaciones, portando collares con GPS como protección!

Las opiniones de la cuentapropista me recordaron a un amigo de mi hijo que emigró a Texas siendo adolescente, y cuando vino de vacaciones había dado un cambio impresionante. Hablaba con dicción, mostraba buenos modales, se había incorporado con gusto a la escuela cuando aquí solo pensaba en jugar fútbol y criar palomas. Ya sabía conducir y ayudaba al padre haciendo algunas gestiones en su propio auto.

Entonces, no todo allá puede ser tan malo. Aquí los mismos cuentapropistas que tienen empleados jóvenes se quejan del “daño antropológico”, de la falta de ética, de disciplina… No creen que el trabajo duro puede granjearles una gradual prosperidad, solo quieren dinero fácil para ostentar y dilapidarlo.

Es que ninguna sociedad es tan en blanco y negro. Las fallas de cada sistema expresan imperfecciones del género humano. Y hay que reconocer que mucho de lo que en Cuba parece “bueno”: relativa ausencia de violencia, un ritmo de vida no vertiginoso, solidaridad (también cada vez más relativa), no pueden llamarse logros porque están sustentados en la falta de perspectivas, de recursos, de poder de gestión, libertad empresarial… en fin, en la falta de oportunidades.



Haz un comentario

35 respuestas a “De lo malo y lo bueno”

  1. MVMC dice:

    Con Cuba nada tiene comparacion, el país está a años luz en muchas cosas. Las necesidades normales que hacen la vida más fácil a los individuos no son prioridad.

  2. jorgealejandro1 dice:

    Dile a la cuentapropista que, si a ella lo que le gusta es el relajo; el irrespeto de las más elementales normas de convivencia que suele darse en Cuba, cualquier sociedad en que ello no ocurra le va a parecer ” tan organizada que resulta antinatural.” Lo de la comida, lo entiendo: cuando se cocina con todos los ingredientes en la proporción correcta, porque no hay que reducirlos al mínimo para ahorrar, claro que la comida le tiene que saber “artificial”, lo mismo cuando se toma un verdadero café, y no el mejunje de chícharos que se toma en Ciuba. Lo de la humedad de las casas que obliga a quemar sustancias aromáticas es un cuento, pues es sabido que el aire acondicionado seca. El uso de velas, ambientadores y otros tipo de sahumerios es por puro gusto, al igual que en todo el mundo.

    Lo de las muchachas es una generalización tan absurda como decir que las muchachas cubanas se cuidan para poder ser mejores jineteras, lo cual no vale la pena ni discutir. Igual lo de la malla en los puentes, que no es totalmente incierto, (Sé de una universidad de mucho prestigio que es famosa por esto), pero en 13 años que llevo aquí todavía no he visto un puente así en la Florida. Interesante que se refiera a esto cuando en Cuba hay uno de los índices de suicidios en jóvenes más altos del continente.

    No sé por qué me da la impresión que esta cuentapropista no es una persona de nivel cultural elevado, pues de sus observaciones se desprende bastante superficialidad y hasta desconocimiento de cosas elementales.

    • Isidro dice:

      Vaya, vaya…las vueltas que da la vida…En el comentario anterior de Verónica “Que ‘aquello’ no venga pa Cuba”… la exhorté a que no diera la callada por respuesta ante su técnico informático, si es que estaba en desacuerdo con el señor… Y por poco me cae encima la legión de guardabosques de HT … Pero miren qué cosa, ahora en los comentarios 2) “Dile a la cuentapropista … ” y 6) “Dile a tu amiga …” le piden sin miramientos a la Vero que acalle los juicios de su interlocutora….Jeje…

      ¡Dra. dése una vuelta por aquí, creo que la necesitan!…

      • jorgealejandro1 dice:

        isidro:

        A quí nadie ha mandado a callar a nadie, sino que lo que se dice es que lo que cuenta esa señora muestra, para empezar, muy bajo nivel cultural y una muestra de ese daño antropológico que sufren no pocos cubanos.

        • Isidro dice:

          Jorgealejandro:

          Si ya me conoces un poco – y ya vamos para cinco años de intercambios aquí – sabrás que no suelo mentir, mucho menos difamar. Y no ofendo a menos que me rompan el cristal de la ventana.

          Aquí te dejo algunos comentarios reducidos de los que “me salieron al paso” cuando sencillamente invité a Verónica a eso mismo que tú y Diógenes han hecho cuando dicen “dile a…” Hay muchas formas de mandar a callar a alguien…

          meresbala dice:
          27 Junio 2017 a las 14:14
          tu crees que en GRANMA le publiquen este articulo y abran un debate popular..???? como le aceptan a Elio los suyos en habana Times..???… yo quiero saber si Veronica puede publicar y abrir un debate en GRANMA o en el portal de su casa en Cuba..????????????? tu sabes bien QUE NO..!!!!!
          Marlene Azor Hernández dice:
          3 Julio 2017 a las 7:10
          jajajajaja Isidro apuesta a la educación y el diálogo respetuoso que ni el gobierno sostiene con la población.Creo que ISIDRO viene de Marte.
          jose dario sanchez dice:
          28 Junio 2017 a las 7:26
          Isidro claro que el te capto tu insidia y te dejo encueros, como siempre están los defensores de lo indefendible. Aqui opinan todos y ella nunca convencerá a ese ser “fiel ,leal, nacionalista” que vive de la corrupcion, estafando por falta de competencia a los infelices “hermanos ” suyos !!
          kamikaze dice:
          28 Junio 2017 a las 4:50
          Isidro, si Verónica se pone a replicar o refutar los argumentos del tipo probablemente se quede sin su disco duro;
          Marlene Azor Hernández dice:
          2 Julio 2017 a las 18:35
          Me da mucha indignación la tarea que te baja Isidro, completamente ausente de realidad, de comenzar a discutir con cada usurero y cada aprovechador de la falta de regulación tus valores, como si tú y el revendedor tuvieran que enfrentarse por políticas que ninguno de los dos controlan. Yo te sugiero que la propuesta de Isidro no la estimes porque es el camino más seguro en el socialismo real cubano de terminar en un hospital psiquiátrico, como dijo Catherine Samary, francesa de izquierda en su doctorado sobre el socialismo real de europa del este. El revendedor es el “nacionalismo patriótico antiimperialista de la usura” algo verdaderamente deleznable. Gracias por tu post.

          • kamikaze dice:

            Isidro. la conversación entre el cuentapropista (informático) y la cuentapropista amiga de Verónica no tienen nada que ver una con otra; yo simplemente dije en el caso del informático que si Verónica se ponía a discutir o refutar los argumentos del tipo posiblemente se quedará sin el disco (porque como usted bien sabe en Cuba no hay una tienda de artículos de computación cada tres cuadras y, desgraciadamente, Verónica tiene que ir a “carenar” con tipos como el del artículo de marras. En el caso de la cuentapropista viajera, simplemente le contó a Verónica sus vivencias y lo que ella opinaba de los lugares visitados, Verónica tuvo a bien compartir el relato con nosotros aquí y; con toda la libertad que nos pertenece, expusimos nuestros criterios, así como usted expone los suyos.

          • kamikaze dice:

            Disculpe, se me olvidaba recordarle que no “le salgo al paso” a nadie, respeto el criterio de todos porque creo firmemente en la libertad de expresión y no menosprecio los argumentos que sobre cualquier tema usted, o cualquier otro forista pueda tener. Saludos.

          • Isidro dice:

            Kamikaze:

            Gracias por el comentario. Siempre ayudan otros puntos de vista.

            No fue mi intención ofender a nadie con lo de “salir al paso”. Pero no me negará Ud. que es una frase más que socorrida en la jerga cubana para definir ciertos intercambios de opiniones, que con frecuencia resultan de la imposición de un punto de vista sobre otro. Por desgracia para nuestro ámbito social.

            Respetando su punto de vista, en ambos casos referidos Verónica está ante personas que – diferencias mediante- le expresan sus muy personales puntos de vista. Ni más ni menos. Ella está en toda libertdad de decidir si dialoga o calla, pero una vez que lo expone a consideración nuestra, también debe asumir que opinaremos, en una dirección u otra. Eso fue lo que hice antes, y algunos me lo reprocharon; eso es lo que usted y el otro forista hacen ahora, cuando exhortan a Verónica al “dile a”…

  3. Atanasio dice:

    Si no fuese la maxima expresion de la ignorancia y el subdesarrollo mental esta narracion de tu amiga seria humoristica. Avisame cual es el negocio de tu amiga para ni asomarme por alla porque con esa escacez de materia gris no debe ser muy brillante en los negocios.

  4. Javier dice:

    La pobre…no conoce lo que es un buen cafe. Debe tener el paladar atrofiado con el chicharo. Hay que decir que en Cuba hay cafe decente pero no el que consume “la poblacion”. Para consumirlo hay que gastarse sus buenos CUC. Y de los otros comentarios, pues que te digo. Hay mezcla de medias verdades con mitos y analisis superficiales.

  5. EDUARDO dice:

    ….esta es la misma vision superficial y tergiversada sobre lo que se supone que vio en miami a la que usan algunos articulistas y comentaristas por aqui a lo que se supone que es la vida en cuba…la cuentapropista generaliza de forma superficial y mucho le parece malo y entonces saltan todos,hasta la señora veronica,a defender y criticar la vision tan simplista e inexacta de la vida en la florida…porque entonces se atreven a generalizar de forma tan absoluta pero igual de simplista,manipulada y tergiversada sobre como se vive y de que forma viven y se comportan los cubanos de la isla???…cuando la señora veronica,el kabir o algunos otros generalizan diciendo que todos los cubanos,los de la isla, son unos maleducados,ladrones,vividores,oportunistas,hipocritas y toda la barbaridad y media que se les ocurre entonces se les aplaude y se les da la razon…porque esa generalizacion,cuando se habla de cuba, no es la misma demostracion de superficialidad y desconocimiento y una expresion de ignorancia y subdesarrollo mental que cuando,en ese mismo sentido,se generaliza sobre la vida de la florida???…espero no haber ofendido a nadie con mi comentario y que este pueda ser publicado…

    • Atanasio dice:

      Yo no he visto a nadie aplaudir generalidades en Cuba. Es muy cierto que en la isla hay gente buena y mala, cosas buenas y malas y no se debe generalizar ni en USA, ni en Cuba. En este caso no es un problema de generalizacion, es simplemente una burrada decir tantos disparates juntos que ponen a esa inversionista en una situacion un poco ridicula. Yo estoy seguro que la mayoria del pueblo cubano sabe lo bueno y lo malo de Estados Unidos.

    • jorgealejandro1 dice:

      Eduardo>

      Porque no es lo mismo haber vivido 42 años en Cuba como, verbigracia, viví yo, que ir unos días al país que sea, y emitir los sinsentido que dice esa señora, los cuales refuerzan los juicios que sobre el deterioro social en Cuba se han manejado muchas veces aquí. Además,lal primera que les ha dicho a los cubanos hasta en el Granma “maleducados”, “vagos” “desagradecidos” y hasta “cagones” ha sido esa dictadura que tú te mueres defendiendo desde lejos, pero en ese caso tú te haces el sordo. En el caso de esta señora no hay nada que se parezca a un análisis serio.

      • EDUARDO dice:

        …atanasio y jorge alejandro…muchos de mis comentarios aqui han sido contra la generalizacion de lo malo siempre que se habla del cubano que vive en cuba…busquen los articulos anteriores de veronica,kabir ,el warhol,osmel y casi todos los demas y veran que se generaliza todo lo malo con una simplicidad y facilidad absolutas…nada en cuba sirve,nadie en cuba sirve es la linea que siguen los articulistas y que aqui se les aplaude…busquen los comentarios sobre los articulos de esos ilustres colaboradores y veran si tengo razon o no…mi punto es sobre el escandalo que ahora se forma cuando alguien se atreve a criticar ,con esa misma simplicidad y facilidad ,sobre el modo y forma de vida de la florida…cual es la diferencia???…porque una estupidez se trata de tan distinta manera???…y me disculpo por la palabara estupidez pero no encontre ninguna otra que se ajustara a lo que queria decir..espero que eso no bloquee la publicacion de mi comentario…

  6. kamikaze dice:

    Verónica, si tu amiga es cuentapropista de “primer nivel” (si, porque entre los cuentapropistas no es lo mismo ser rellenador de fosforeras que, por ejemplo, tener una paladar de las buenas) pues claro que no se sintió a gusto, en Cuba ella tiene su buena comida segurada (gracias a los CUC), amén de poder participar del chancleteo del barrio y la chismografía gratuita. Lo que ella denomina chivatería no es más que exigir el respeto de las leyes y normas de convivencia establecidas (al vecino “yuma” no le “da su gana americana” de tener que dispararse el regueaton a todo volumen (estilo Cuba) y hace muy bien en llamar a la policía. Lo de los perros a mi parecer es mejor que lleven un collar eléctrico de esos a que estén muriéndose de hambre y lastimosos como los que pululan en las calles cubanas, o que aparezca algún HP y les prenda fuego (que por cierto no sabemos en que quedó lo de los criminales esos, que hasta las fotos salieron en internet, los que incendiaron al perrito creo en una provincia allá). Que sea la ambulancia quien acude a socorrer al accidentado es lo correcto, tu amiga olvidó decirte que se aparece en cuestión de minutos, y que una errónea manipulación del accidentado por una persona no capacitada puede causarle una lesión peor. Si estás comprando una casa y la pierdes por no poder pagarla es lamentable, como también lo es que haya casa en nuestro país en que conviven hasta tres generaciones, como también hay no sé cuantos miles de albergados (algunos desde hace una pila de años). Dile a tu amiga que ella puede intentar “tupir” con sus cuentos y apreciaciones a la gente allá, pero no a la mayoría de los que visitamos Havana Times. Saludos para ti.

  7. Valia dice:

    Hola Verónica, es cierto que pasada la primera impresión -y cuando se dejan a atrás posiciones de resentimiento y de excusas por la elección de vida hecha- el emigrado comienza a ver -si ya no lo sabía antes- los problemas propios del país al que se mudó – porque al final el reino de Godot no existe.
    No existen los paraísos terrenales ni países perfectos: todos los países tienen sus propias “miserias”. Claro, muchos cubanos no hablan de esto; porque para muchos decirlo en voz alta es aceptar que vivir en Cuba es también entonces una alternativa válida y les cuesta trabajo aceptar también que efectivamente lo es para muchos cubanos que no emigran porque -otra vez- se trata de decidir con cuales de esas “miserias” o “bondades” -las de Cuba o las del otro lado- quiero o escojo vivir.
    En bueno que tu artículo una perspectiva diferente porque como tú misma dices, las cosas no son en blanco y negro.

  8. Vero, muy interesante artículo. Gracias por escribirlo y compartirlo. Por cierto, Kamikaze ha dado una excelente respuesta. Y la señora que citas ha llevado sus generalizaciones al extremo, como otros comentaristas han apuntado con mucho acierto.
    Yo llevo viviendo en Estados Unidos casi tantos años como los que viví en Cuba y quisiera compartir mi punto de vista al respecto.
    Sobre la medicina, las personas que por incapacidad física o mental, o por problemas financieros, no pueden pagar atención médica tienen acceso al sistema de Medicaid, donde los atienden gratis. Los demás, los que trabajamos y podemos pagarla, tenemos dos opciones: o ser freelancers y pagar el seguro médico, que es súper caro ahora, por nuestra cuenta, o tener un trabajo que pague todo o al menos parte del seguro médico. ¡Es una de las razones por las que he tomado un trabajo fulltime ahora! Por lo demás, la medicina tiene excelentes practicantes, doctores muy sacrificados, otros que no lo son tanto y otros que sólo están por lo que les paguen. Como en todas partes.
    Las casas antes de poder venderse tienen que pasar por varias inspecciones y si tienen problemas de asbestos u otros materiales que afecten la salud de los ocupantes, el problema tiene que ser resuelto antes de que la casa cambie de propietario o se venda por primera vez. Aquí hablo con información de primera mano porque estamos en el proceso de vender una casa y comprar otra.
    El uso de ese dispositivo con los perros es opcional, igual que la administración de medicamentos a los niños.
    No me parece que tener una malla bajo un puente para evitar suicidios sea algo criticable. En Taos hay también un teléfono de emergencia al lado del puente Gorge para que las personas que tienen intenciones de suicidarse puedan recibir ayuda inmediata.
    Denunciar un acto que afecte a otras personas (o animales) no es chivatería. Alguien puede denunciar que en un barrio que es sólo para residir, no para tener comercios, se estén haciendo negocios que pueden ser desde tan inocentes como vender un pan con frita hasta traficar con drogas. Quienes quieran tener negocios en sus casas pueden ir a zonas específicas de la ciudad donde esto se permite. Por otro lado, si alguien está maltratando a un menor, a un anciano o a una persona incapacitada, se puede (y se debe) avisar a los servicios sociales. Si alguien deja a un perro amarrado en un patio sin agua, un vecino puede hacer una denuncia. El animal se lleva a un refugio y el dueño recibe una multa. Eso no es chivatería, sino responsabilidad social.
    Hay muchas leyes que protegen contra la discriminación. Si alguien hace un comentario despectivo contra una persona de otra raza en un centro de trabajo puede hasta perder el trabajo por eso. Todos los empleos estatales se rigen por el Equal Opportunity Employment Act que protege contra la discriminación. Si alguien piensa que está siendo discriminado por raza, origen u orientación sexual puede demandar al empleador. Los comentarios que cada cual haga en la privacidad de su casa son otra cosa.
    Lo de las muchachas que trabajan como strippers me parece tan absurdo que no lo voy a comentar.
    Es obligación de todos los choferes tener un seguro que cubra los costos en el caso de accidentes de tránsito, independientemente de quien tenga la culpa.
    Curiosamente, la señora cuentapropista no reparó en una de las primeras cosas que saltan a la vista cuando se sale de una sociedad (supuestamente) igualitaria a un país capitalista: los contrastes entre ricos, pobres y desde luego, la clase media. El CEO de una compañía multinacional como Nissan gana cientos de miles de dólares al año, mientras el obrero que trabaja en la producción de esos carros, o el mecánico que los arregla, pueden tener problemas para pagar la renta a fin de mes. Pero, y aquí está el detalle, que diría Cantinflas, esos ejecutivos no vienen, generalmente, de clases acomodadas. Por mi trabajo como periodista he entrevistado a muchos ejecutivos hispanos (voy a poner algunos enlaces abajo) y casi todos han llegado a ocupar esos puestos por su preparación y sacrificio.
    Desde luego, no se trata de algo tan simplista como “Usted también puede tener un Buick” o “Cualquiera puede llegar a millonario.” El común de la gente (la mayoría silenciosa, de la que se habla poco) no gana cientos de miles de dólares al año, por mucho que trabaje y se esfuerce. Pero tampoco vive en casas con contaminación, ni les pone collares eléctricos a sus perros, ni anda pensando en tirarse de un puente con malla o sin ella. Esa mayoría silenciosa, de la que muchos formamos parte, trabaja, cumple con las leyes, paga sus impuestos y ahorra para darse un gusto—como unas vacaciones en otro país, o tener una colección de antigüedades o hacerse una cirugía plástica o lo que le venga en ganas— porque pasarla bien con el fruto del trabajo de cada quisque es lo que nos distingue como seres humanos y lo que nos hace progresar y seguir adelante. En las sociedades libres (en la medida en que una sociedad puede serlo, que ninguna es perfecta) se estimula ese deseo natural del ser humano y no se penaliza a nadie porque quiera subir de escala salarial o de posición social.
    Algunos de los artículos que mencionaba
    El hijo de un inmigrante mexicano que es ahora un alto ejecutivo de Coca Cola
    http://hispanicexecutive.com/2015/coca-cola/
    Una ejecutiva mexicana que ha hecho una carrera brillante aquí. http://hispanicexecutive.com/2016/mastronardi-produce-sunset/
    Un chef peruano jovencito que trabaja en uno de los hoteles más exclusivos de Miami
    http://hispanicexecutive.com/2015/la-mar/
    Saludos para todos y buen fin de semana

    • Javier dice:

      Me gusto mucho su comentario, pues rebate con sencillez y bastante objetividad lo que alguien que viene de una sociedad mas caotica no puede comprender.

    • Isidro dice:

      Teresita debería escribir para HT … sería una adquisición invaluable…

      • Gracias, Isidro, favor que me haces con tu opinión. Pero creo que Havana Times debe seguir siendo una vitrina de voces independientes desde Cuba. ¡Es un gran valor que tiene!
        Ahora, yo también tengo una sugerencia para Circles. ¿Sería posible incluir un espacio de ficción escrita por los colaboradores habituales de HT? Pienso en cuentos, fragmentos de novela, poemas… Por ejemplo, aquí nuestra Vero es una excelente autora. ¿Tal vez abrir una sección en que la misma realidad que se refleja en crónicas y reportajes aparezca bajo el prisma de la ficción?
        Saludos desde Taos…y pronto desde Hobbs…

        • Isidro dice:

          A propósito, Verónica tiene un cuento que me deleito releyendo titulado “Chocolate”…Digno de cualquier publicación….Y de que lo traduzcan a otras lenguas…

  9. El Lapón Libre dice:

    Hola Teresita. Me gustó más tu clarísima explicación que el artículo mismo. He visitado USA en varias ocasiones -vivo en la Europa desarrolllada y justa, casi “comunista” (quiero decir acorde a lo que leía en los inmetibles libros de Marxismo en Cuba) y como se pueden clasificar (sin temor al error) a los países nórdicos-. Pues… estando en el “imperio”; he visto “in situ” todo eso que acabas de explicar y, también, algunas esquinas imperfectas de algunos estados de ese gran país. Te pongo un ejemplo muy curioso que me ocurrió: soy de raza negra, pero; en Cuba y aquí en Europa (por opción puramente personal), siempre me he caracterizado por no ver el color de las personas, pues trato a los seres humanos, simplemente, por su condición personal, pues me ocurrió que estando en Carolina del Norte; como es normal en mi; saludaba y visitaba con normalidad a negocios de personas negras, blancas o cualquier origen étnico; a quienes saludaba simpre con la efusividad que me caracteriza. Pues; en cierta ocasión; estando en un restaurante frecuentado por personas de raza negra, noté que me trataron con cierto desdén -fríaldad, apenas me sonrieron, ni pizca de empatía, etc; porque -según me confesó el apenado camarero después de una generosa propina- los dueños me habían visto “socializar demasiado” con personas de raza blanca en el barrio. !Me quedé de piedra! Como dije al principio, esto fue una experiencia muy personal y no por ello debería (ni voy) a generalizar. Saludos.

    • ¡Hola Lapón Libre!
      Gracias por tu comentario. Qué pena que hayas tenido esa experiencia. Es tan compleja la cuestión racial… Cuando me mudé al norte de Nuevo México noté que los habitantes de esta zona se consideraban “españoles” y se ofendían si les decían mexicanos. ¡Y mucho más si les llamaban indios! Pero casi todos los españoles que vinieron al Nuevo Mundo tuvieron descendencia con mujeres nativo americanas porque no había muchas “conquistadoras” de modo que la mayoría del DNA femenino de los habitantes de aquí es indígena. Pero cualquiera se lo dice a ellos :-)

      • El Lapón Libre dice:

        Así mismo es Teresita ?Y qué me dices de ciertos “blancos” de nuestra Cuba, los cuales somo toman como “prueba inefable” de su condición étnica: su pelo , más o menos, lacio? Pues en la Europa nórdica donde vivo, el 90% de los naturales son rubios de ojos azules y pieles blaquísimas,. Pues ha resultado que muchos de los supuestos “arios” cubanos, que viven aquí, son considerados no blancos y hasta “negros” desde el punto de vista local a la hora de clasificar las razas y que no lo hacen por racismo, sino porque se dan cuenta, visualmente, de que esos personajes no son realmente todo lo “puro” que proclaman ser. Diríamos que en “El mundo de los ciegos, el tuerto es el rey” (con relación a nuestra isla) . Es un tema sin mayor importancia para mi, pero es solo “del lobo un pelo” en esta cuestión peliaguda del racismo o la -supuesta- supremacia racial entre los tontos seres humanos.

        • Tienes razón y aunque no soy muy de citar a Martí, porque pienso que el pobre se revolvería en su tumba de ver cuánto lo utilizan y manipulan, aquí viene bien su frase de “hombre es más que blanco, más que mulato, más que negro.”

  10. Veronica Vega dice:

    Gracias a todos por sus comentarios. La cuentapropista de quien hablo no es una amiga, solo una conocida, y sí, vive a un nivel económico que no disfruta la gran mayoría de los cubanos. Entiendo que sus juicios son apresurados, pero como dije, me parece saludable una versión aunque sea crítica en negro y negro en contraposición al paraíso en blanco y blanco que describen la gran mayoría de los exiliados que vienen con la carga autoimpuesta de mostrarse como los triunfadores. No es porque no puedan serlo allá como tampoco es imposible triunfar aquí pues todo depende de lo que se defina por “triunfo”. Cuba es una sociedad muy atípica y disfuncional, pero eso no significa que todo el que viva aquí sea un fracasado. Conozco muchas personas que han podido emigrar y se han quedado porque quieren hacer algo por mejorar esta isla, y si como dijo Martí “el deber de cada hombre es estar ahí, donde es más útil”, solo uno puede decidir dónde y en qué es realmente útil. No me molesta que se elogien o critiquen otros países, que se elogie o se critique Cuba. Lo que me molesta es que casi todo el que emigra y viene parece necesitar desacreditar el hecho de habernos “quedado” para poder legitimar su decisión de haberse “ido”. Y lo pongo entre comillas porque irse y quedarse es también relativo. Los problemas más esenciales nos alcanzan a todos, estemos donde estemos.

    • El Lapón Libre dice:

      Tienes mucha razón Verónica. Yo soy de los que me he ido y -dicen quienes me conocen que- que soy exitoso, Pue tengo una buean pareja, un excelente trabajo, una preciosa casa, viajo por el mundo…pero? A qué precio? ¿No veo cómo se (mal) desarolla mi familia en la isla (mis sobrinos y sobrinas crecen y solo me ven como el buen tío -véase señor- que trae regalitos cuando va de visita) Mis padres murieron y fue mi adorada familia, en la isla, la que se zumbó el mal trago porque yo hacia poco había ido y, por motivos de trabajo, no pude volver a despedirme de ellos. Ya se están muriendo mis buenas amistades y yo ausente… Por otra parte y usando la misma cita de Martí: “el deber de cada hombre es estar ahí, donde es más útil”, Yo quería ser util allí (en Cuba), pero mi “utilidad” no le interesaba a quienes (des)gobiernan el país porque se basaba en el reclamo para todos -decentemente y valiéndome de las leyes del país- de nuestros derechos y libertades. Aquí donde vivo soy muy feliz y pleno, pero; realmente, donde quiero serlo es en mi país sin que por ello me gane una cárcel o se me acuse de injustas falsedades en nombre de una “cosa” que hace mucho tiempo dejó de ser lo que proclama de boca para afuera para adormecer a incautos y borregos.

    • jorgealejandro1 dice:

      Verónica:

      Me parece un poco inmaduro tu punto de vista sobre lo que quisiste demostrar; y, en todo caso, no pudiste haber escogido peor referente. igualmente me parece sumamente desafortunada por irreal tu frase: ” casi todo el que emigra y viene parece necesitar desacreditar el hecho de habernos “quedado” para poder legitimar su decisión de haberse “ido.
      Lo que más legitima el haberse ido es la forma en que se vive en Cuba y el gobierno que tiene; y lo que se puede lograr fuera de ella con tu propio esfuerzo, que es poder hacer realidad un proyecto de vida decente, con las libertades y derechos de que no goza hoy por hoy ningún cubano. Y no, hay “problemas esenciales” que no alcanzan al que vive en libertad, sea en el país que sea, como tampoco creo en esa relatividad de “irse ” y “quedarse”, aquí me parece que caes en lo mismo que quieres criticar, pero a la inversa, pues parece justificación para haberse quedado, o no haberse podido ir.,

  11. “si tienes un pequeño accidente con tu carro, además de la ayuda médica acudirán los bomberos y la policía, así que deberás pagar por todos esos servicios incluyendo el daño material que hayas podido causar con el impacto.” Cuando se llama al numero de emergencia envian a quienes esten mas cerca, como los bomberos estan entrenados para prestar primeros auxilios pueden ir en lugar de la ambulancia, en cuanto a los pagos, nada cierto, quien conduce un auto por ley tiene que pagar un seguro, si tienes un accidente y es tu culpa, en dependencia del tipo de poliza que tengas pagas un deductible y el seguro cubre los daños a tu vehiculo y cualquier daño que hayas causado, incluyendo heridas a terceros y el costo de la ambulancia, tus mensualidades pueden subir si es tu culpa, si no es tu culpa no pagas nada. El tramite de una reclamacion al seguro dura unos dias. Tener un seguro protege a quien conduce un vehiculo y tambien a las posibles victimas y/o sus propiedades.

    Entretanto en Cuba tener un seguro no es obligatorio, lo que te deja desprotegido a ti y a 3ros y si tienes un seguro ESEN de esos te puedes pasar meses y hasta años para que el seguro te pague algo y cuando pagan jamas cubre el monto de los daños.

    No debia sorprender que quienes se han acostumbrado a vivir sin responsabilidad individual y en la mediocridad del sistema de Cuba vean con malos ojos lo contrario.

  12. Atanasio dice:

    Yo di la mitad de mi vida tratando de hacer a mi pais un poco mejor., soñando en “el futuro luminoso” que decian podiamos lograr, soportando abusos y arbitrariedades que trataba de justificar apoyado en esa “obra forjadora>. Hasta que me di cuenta que la vida es una sola y hay que vivirla plenamente. Por eso me fui, pero jamas he dejado de pensar en mi gente y mucho menos desearles lo peor o restregarles en cara lo que he logrado producto de mi trabajo aunque si puedo decir a toda voz que estoy orgulloso de lo que he logrado como ser humano. Personalmente estoy en contra de echar a fajar a los de afuera contra los de adentro o viceversa, cosa a las que el regimen nos inculco desde pequeños y si alguna critica que haya hecho se ha interpretado como tal pido disculpas. Mis criticas siempre han sido contra el regimen y su corruptela, no con la Patria, ni con el pueblo.

  13. Marlene Azor Hernández dice:

    Muy interesante el post de Vero.Tengo un amigo cercano que trabaja en una de las organizaciones que atienden a los emigrados recién llegados para facilitarles su inclusión social de ellos y sus hijos.Me comentaba que el numero de cubanos y cubanas con hijos que llegan a Miami, y tienen un nivel muy bajo es mayoritario. Llegan y quieren ganar dinero rápido y fácil haciendo las operaciones de mercadeo ilegal en EEUU, pero generalizables en la Cuba cotidiana. No quieren aprender inglés ni un oficio ni una carrera, el asunto es hacer “negocios” estos entendidos por robar algo y revenderlo en una cultura de mercado negro.Llegan a EEUU y no pueden entender las reglas de responsabilidad personal por sus destinos y acciones y tampoco aceptar las reglas de funcionamiento legales. Yo le comentaba a mi amigo que los cubanos de muy bajo nivel que llegan a los EEUU, lo que sufren es un proceso “civilizatorio”, salen de una “jungla” de relaciones sociales que sólo tiene unos límites abusivos contra los que intentan devolver el sentido común a una dirección política incompetente y esquizofrénica.

Escriba una respuesta