Cuba tiene un enorme déficit de viviendas

julio 13, 2017 | Imprimir Imprimir

Un “solar” de La Habana. Foto: Eladio Reyes

HAVANA TIMES – Cuba registró un déficit de más de 800.000 viviendas en todo el país (con 11.2 millones de habitantes) hasta finales de 2016, según datos del Ministerio de la Construcción, reportó dpa.

La falta de viviendas se une al deterioro de las edificaciones que en su mayoría tienen más de 30 años, según explicó la directora general de Vivienda del Ministerio de la Construcción, Vivian Rodríguez, a una comisión parlamentaria.

En 2014, el 40 por ciento de sus más de tres millones de viviendas estaban en mal estado y en los últimos tres años el déficit de casas aumentó en unas 200.000 viviendas, señaló la televisión estatal.

Rodríguez afirmó que el plan estatal de construcción de viviendas para el año 2017 “presenta atrasos”. De las 9.700 casas previstas tan solo se han concluido 5.722.

La ciudad más afectada es la capital La Habana, con un déficit de 206.000 viviendas, seguida de las orientales Holguín y Santiago de Cuba, con falta de 147.000 y 103.000 respectivamente. Mientras que la central provincia de Camagüey necesita 71.000 hogares.

El Gobierno cubano destacó que desde 1990 hasta el 2014 el Estado construyó 316.595 viviendas, de las que se beneficiaron 908.627 personas, señaló el periódico oficial “Granma”.

Para revertir el gran problema habitacional, en los últimos años las autoridades cubanas aprobaron una serie de medidas, pero no terminan de solucionar la grave situación, factores importantes en la baja natalidad del país y el éxodo masivo de jóvenes. Es muy común que familias de tres y hasta cuatro generaciones viven juntos en el mismo apartamento.

En 2010, el Gobierno cubano permitió la concesión de nuevas licencias de construcción y autorizó la venta de materiales en mercados particulares.

Una de las reformas más populares del presidente cubano, Raúl Castro, fue autorizar la compraventa de viviendas entre particulares en 2011.

En 2012 aprobó un programa de subsidios para la construcción y restauración de viviendas. Desde que comenzó el programa, el Gobierno cubano ha destinado más de 120 millones de dólares, aunque hasta 2016 tan solo se había gastado el 70 por ciento del total presupuestado.



Haz un comentario

Escriba una respuesta