Un día de verguenza nacional

junio 19, 2017 | Imprimir Imprimir

Alberto N Jones

Donald Trump anunciando en Miami su nueva política hacía Cuba. Foto: AP

HAVANA TIMES — El 16 de junio del año 2017 pasará a los anales de la historia de América Latina y del mundo como un día triste, frustrante, en el cual Cuba se mostró vacilante, insegura, que ha perdido la ofensiva, visión y capacidad de contraatacar que caracterizó a la Revolución Cubana desde la Sierra Maestra.

Con la intención de expresar su gratitud política a la comunidad cubano-americana derechista de Miami, por el sustancial apoyo que le brindaron en la pasada elección presidencial, Donald Trump montó un show de doble propósito allí, donde la joroconería y la amenaza a la Isla prevaleció, en tanto desviaba momentáneamente la atención de los serios problemas legales que lo asedian.

La gran oportunidad pérdida

Un año y tres meses antes cientos de observadores, politólogos y críticos internos y externos se halaban los pelos al ver la diatriba que había desatado una frase mal expresada o peor interpretada del discurso conciliador y aperturista que ofreció el presidente Barack Obama en el bello teatro Alicia Alonso de La Habana, que amenazaba con descarrilar o frenar el objetivo central de la visita.

Escritores, comentaristas y pensadores honestos y oportunistas por igual, no cesaron de cebarse en el mismo, e incluso algunos llegaron a ofender con palabras soeces al visitante, que nos dio un ejemplo  de modestia, sencillez y genuino hombre de pueblo que estaba profundamente interesado en avanzar las relaciones bilaterales de ambos países.

Barack Obama en Cuba. Marzo, 2016.

Cuba perdió un momento precioso, crítico, en los que algunos prefirieron jugar con el palito, en lugar de proponer acciones complementarias efectivas que expandieran y fortalecieran los logros alcanzados e impulsaran nuevas medidas de distensión.

La pequeña mella que la apertura de relaciones diplomáticas entre los dos países hizo en el embargo, fue ignorado con discursos grandiloquentes, autogratificantes en los que se demandaba el fin del bloqueo a sabiendas, que esa ley estaba codificada, en manos del Congreso de los Estados Unidos y fuera de las atribuciones del presidente.

A pesar de ello, se liberaron los viajes a Cuba, se estimuló el intercambio comercial en el área de la Salud, Agricultura, intercambio científico, cultural y otros, y Cuba, de manera inexplicable, no aprovechó aquellas aperturas milimétricas.

Cuba podía y debía haber promovido la formación de grandes empresas mixtas cubano-americana de la papa, arroz, maíz, cítricos, frutas, avícola, porcino y ganadería, en lugar de retener inútilmente millones de caballerías baldías, improductivas, en tanto el país está obligado a importar alimentos.

Cuba podía haber formado empresas mixtas hoteleras cubano-americanas con cientos de hoteles y casas dilapidadas de la cadena Isla Azul, Campismo y nuevas inversiones en todo el país.

Cuba podía y debía haber eliminado las asfixiantes medidas Aduanales que impiden el ingreso al país de casi todo tipo de bienes, los mismos que la Aduana de los Estados Unidos y el resto del mundo permite y haber convertido esa vía en una fuente de abasto de las grandes necesidades materiales del país, donde miles de productos, equipos, piezas y  enseres en falta podrían haberse satisfecho y generado ingresos millonarios por concepto de impuestos.

Cuba podía haberse ahorrado millones de horas pérdidas por el pueblo, debido al pésimo estado del transporte público, al permitir la importación de camiones, ómnibus y automóviles de uso sin mercado en los Estados Unidos, los mismos que permitieron ingresar al país  en forma de donaciones en años pasados.

Es imperioso que el gobierno reconozca su error de cálculo y modifique la estrategia de supervivencia y desarrollo del país, relajando y liberalizando cientos de actividades laborales,  comerciales, de servicios y productivos inoperantes en manos del Estado.

Ahora con Trump

El espectáculo que se produjo en Miami, al ver el presidente Donald Trump aleccionar a Cuba como a niños de primaria y exigir se implementen medidas verificables por su Gobierno, las mismas que él es incapaz de demandar de ningún municipio en su país, fue deprimente, repugnante y aleccionador.

Dolía ver como otros cubanos celebraban en Miami las amenazas de hambre, desolación y muerte con los que un presidente estadounidense a punto de ser encausado por la justicia de su país, trataba de intimidar a un pueblo heroico, que ha derramado su sangre en la defensa de su independencia, soberanía y el de otros pueblos hermanos.

Cuba puede derribar este revés momentáneo y hacer uso de la masiva ayuda de decenas de presidentes, primeros ministros, Papa, reyes y ministros de relaciones exteriores que han visitado el país en los últimos años, que han renegociado favorablemente la deuda externa de Cuba y dejado substanciales cantidad de dinero para la inversión y desarrollo del país y poco o nada de eso ha tenido lugar.

El futuro de Cuba y el de decenas de países pequeños, débiles y subdesarrollados, depende de la supervivencia de Cuba.  Ninguna medida que conduzca a la preservación y el futuro de millones de hombres, puede debatirse, dudar o postergar su implementación.



Haz un comentario

17 respuestas a “Un día de verguenza nacional”

  1. Atanasio dice:

    Sencillamente Alberto, Cuba le mintio a su pueblo. Y le sigue mintiendo. En vez de utilizar las brechas que Obama abrio lo que hizo fue todo lo contrario: seguir enquistado y reprimiendo cualquier sintoma de cambio. Es por eso que muchos creen que al final al regimen no le interesa mejorar las relaciones con USA y ,si se han hecho cambios lijeros ,es porque no tienen otra salida ante la debacle de Venezuela. La reaccion ante Trump no puede ser diferente: ni hay cambios sustanciales en las relaciones ni hay otra “Venezuela” en la mirilla, por ahora.
    Considerando que la creacion de esas empresas dentro del grupo GAESA son el primer paso para el desmembramiento de la economia cubana y su paso a manos privadas la actitud de Trump lo unico que hace es acelerar el proceso. Ya veremos como empiezan a salirse de GAESA y aparecer con nombres de generales, capitanes y coroneles. Nada, una verdadera piñata a la rusa.

    • Uncubanomas dice:

      Cuando dices “y su paso a manos privadas” te refireres a “Lord Trump y el grupito de politicos corruptos y sin pricipios que lo rodea”?. (Politicos corruptos y sin pricipios, no lo digo yo, sino las mismo cubano de Miami y su historias). Quien te escribe no es comunista, ni tiene el mas minimo compromiso con los tiranos de Cuba!!!

      • Atanasio dice:

        No, no me refiero a Trump y sus amigos, me refiero a RAUL CASTRO y su pandilla. El primer paso ya esta dado. Eventualmente esas empresas pasaran a manos privadas y seran sus actuales administradores y directores los que se queden con la mejor tajada. Estudia lo que paso en la ex Union Sovietica para que veas un adelanto de la pelicula

  2. jorgealejandro1 dice:

    Aclara algo: cuando dices todas las cosas que podría haber hecho “Cuba”, a todas esas empresas mixtas cubano-americanas. ¿A quién te refieres, a GAESA , a Gaviota? Porque no te oigo mencionar al ciudadano cubano al que le impiden ser empresario en su propia tierra, mientras un extranjero puede hacerse millonario invirtiendo con los militares que son los que manejan el billete gordo en Cuba. Esa distinción que hace el predidente Trump entre militares y pueblo, es acertadísima. ¿Me vas a salir con la monserga de que la sociedad cubana es una sociedad de obreros y campesinos? Los obreros y los campesinos en Cuba ni poinchan, ni cortan ¿Desde cuándo en un país el ejército está para administrar hoteles y empresas turísticas? La función del ejército no es esa. Pero estas cieguito (o te haces), y, a la postre sigues defendiendo lo indefendible. Si EEUU corta el suministro de dólares a la casta militar cubana, e intenta canalizar ese flujo para que el cubano de a pie salga adelante y pueda ser in empresario o un inversor, aplausos para el presidente americano que lo haga, sea quien sea.

  3. EDUARDO dice:

    …señor jones…esta usted seguro de que se podian hacer grandes empresas mixtas cubano-americanas en todos esos sectores que usted menciona???…esta usted seguro de que los intercambios cientificos, culturales y de otro tipo eran libres y que no requerian de un permiso especial al igual que ocurrio con aerolineas,grupos hoteleros o lineas de cruceros???…no le parece logico que si se cambia la politica y se relanza una nueva epoca de normalizacion de relaciones y borron y cuenta nueva como propuso obama eso debia incluir,como primera medida ,la eliminacion del bloqueo???…

    • jorgealejandro1 dice:

      No se puede eliminar lo que no existe, en todo caso la derogación del embargo económico, muy merecido por la tiranía. El único bloqueo que sufrió Cuba fue cuando la crisis de octubre. También merecido, por cierto.

  4. Anonymous dice:

    Bueno , entonces, que le pidan dinero a Pionyang, y turismo a Pionyang y empresarios a Pionyang, y que los artistas cubanos viajen a Pionyang, al “intercambio cultural”, que se manejen con el Won norcoreano, pero no puedes pretender moverte con el dólar y no dar nada a cambio, hay que democratizar Cuba por los medios que sean, algo que tiene que entender la gerontocracia imperante, eso no es sencillo de entender, ¡¿ o sí?!

  5. Nostromo dice:

    “Cientos de observadores, politólogos y críticos internos y externos se halaban los pelos al ver la diatriba que había desatado una frase mal expresada o peor interpretada del discurso conciliador y aperturista que ofreció el presidente Barack Obama en el bello teatro Alicia Alonso de La Habana, que amenazaba con descarrilar o frenar el objetivo central de la visita. Escritores, comentaristas y pensadores honestos y oportunistas por igual, no cesaron de cebarse en el mismo, e incluso algunos llegaron a ofender con palabras soeces al visitante.”

    Óigame, como todo en Cuba, esas diatribas empezaron después que Fidel Castro en persona escribiera aquel articulito “El hermano Obama”. Nadie escribió nada oficial antes, nadie tenía una opinión antes, nadie se había dado cuenta antes, usted sabe perfectamente cómo funcionan las cosas en Cuba. Me sorprende que no quiera mencionar el nombre del Primer Soez. ¿Por qué será?

  6. Eumir Casamayor dice:

    Alberto, con todo esto que dices: “El futuro de Cuba y el de decenas de países pequeños, débiles y subdesarrollados, depende de la supervivencia de Cuba.” no sé si eres la versión cubana de trump o si estás tan perturbado por la rebatinga que se avecina entre los castro junior y los milicos.

  7. Uncubanomas dice:

    Alberto, todo esto era de esperarse desde que Trump gano, un tipo racista, narcisista, chovinista, super ambicioso que el unico sol que le importa es del dolar americano, (no lo digo yo sino El mismo), rodeado de personas con talentos para el mal y solo interesados en hacer plata con la politica cubana. Ellos necesitan tanto de las malas relaciones entre Cuba y US, como lo requiere la china loca, sencillo, DE ESO HAN ESTADO VIVIENDO Y VIVEN AUN, por mas de 50 años.
    GAESA, un emporio de ladrones, corruptos, malversadores y……………………..
    Albarto con el mayor respeto, tener sueños es bueno, pero a tu edad y con tu experiencia vivida, creo deberias sacarle mas provecho que a los SUEÑOS, un tips que te dejo.

  8. jose dario sanchez dice:

    me parece que lo bueno que tiene esto es que los cubanos podrán ver que Cuba es, en realidad, un peo.!!!! Y si su gobierno los quiere sacrificar en nombre de cosas abstractas, ese es su problema. El Regimen de Cuba, desde 1959 es un Regimen totalitario, que oprime a su pueblo, lo abusa, lo maltrata y no lo deja tomar decisiones. Punto de la historia.

  9. el bobo de Abela dice:

    Cuando Obama permitio la importacion de cafe al sector privado y cooperativo que hizo Castro II, en vez de permitir que los campesinos aprovecharan la brecha puso a su empleado de la ANAP a dar reuniones con la base diciendo que no aceptarian eso porque segun ellos los campesinos quieren que el estado le exporte. Mientras eso ocurria las FAR disfrazaba a la EJT de coooerativas de campesinos del cafe y exportaban a los USA. Lo mismo con el carbon de marabu que hasta utiliznn mano esclava de los presos y cero campesinos. Nada que al ingenuo Obama lo cogieron pal trajin y Trump esta corrigiendo el legado.

    Hay Alberto, con tantos palos que te dio la revolucion y no te cansas de mandarle mensajes de amor desde la tranquilidad de malvado capitalismo.

  10. // *Cuba* no podía ni puede hacer casi cosa alguna //

    Porque no tiene gobierno legítimo que actúe en favor de sus verdaderos intereses.

    (Y lo peor es que todavía ni se ha comenzado a trabajar como se requiere para proporcionarle un gobierno legítimo que actúe en favor de sus verdaderos intereses.)

  11. Elio dice:

    Le sumba el mango, por no decir otra palabrota, que ahora el bueno de la película sea Obama y nosotros los cubanos no supimos aprovechar las brechas que él abrió, cuando todo el mundo sabe que ni siquiera la utilización del dólar en las transacciones, que él “autorizó” verbalmente se pudo concretar y que ningún banco quiere hacer ningún tipo de transacción porque se expone a millónarias multas. Entonces a qué apertura se refiere al señor Alberto? Que no trate de engañar a los lectores. Todos los empresarios norteamericanos interesados en invertir en Cuba están esperando que se levante el bloqueo, porque si hacen negocio antes pueden ser condenados según la ley Helms-Burton. El gobierno cubano no ha engañado a nadie, no dice mentiras. Los hechos lo confirman.

    • el bobo de Abela dice:

      Si Elio, dile eso al empresario gringo de la fabrica de los tractores pequeños que todavia esta esperando la autorizacion de la burocracia castrista para que le dejen ponerla en el Mariel. Quien cerro la brecha aqui, pues el señor tiene todos los permisos de USA y ya dijo publiamente que La Habana no le responde despues que le dijeron que era posible. Aqui Cuba no necesita dolares porque el gringo ingenuo lo pone todo.

  12. jorgealejandro1 dice:

    Ya no cada día, sino cada vez que un sicario del gobierno dice que los cubanos no pueden acumular riqueza, aun a base de partirse el lomo, mientras que a un extranjero le permiten invertir y convertirse en multimillonario si le va bien; cada vez que eso sucede-repito- ¡Es un momento de verguenza nacional!

    Cada vez que un creador, ya sea un artista, un científico, un intelectual, ha sido matado en vida; y su nombre borrado de libros, proyectos, investigaciones, en las que han participado, incluso de los que han sido autores; cada vez que se ha prohibido la difusión y el conocimiento de su obra, aunque sean verdaderas glorias de la cultura nacional, todo por que no simpatizaban con el gobierno (Celia Cruz, Severo Sarduy, Lecuona, Piñera, Cabrera Infante, Arenas, Lezama, Paquito de Rivera, Arturo Sandoval y una larga lista que no cabría aqui) Cada día de ostracismo de todos ellos ¡¡Es un día de verguenza nacional !!

    Cada vez que se le niega a un cubano el derecho al estudio o al trabajo por no estar de acuerdo con el gobierno, como ha pasado con tantos alumnos y profesores universitarios en Cuba, en franca violación de la Conatitución, ¡Es un momento de verguenza nacional!

    Cada vez que una turba de chusma neofascista, alentada y protegida por el gobierno le entra a golpes a una ciudadana cubana en plena calle, por disentir ¡Es un momento de verguenza nacional!

    ¿Y eso no te abochorna, Jones, eso no te duele?

Escriba una respuesta