El socialismo cohabitando con la acumulación de riquezas en manos privadas

Junio 8, 2017 | | |

By Fernando Ravsberg

Foto: Raquel Pérez Díaz

HAVANA TIMES — Finalmente, el Parlamento cubano aprobó las bases de la reforma propuesta por el presidente Raúl Castro y su equipo de gobierno. Sin embargo, lo hizo con algunas reservas, la más sensible de ellas parece girar en torno al eje empresa privada-acumulación de riquezas.

La legalización de la propiedad privada sobre los medios de producción provoca evidentes recelos en algunos diputados. Temen que se produzca una concentración de las riquezas que lleve a la nación a vivir una desigualdad similar al del resto de Latinoamérica.

Pero los economistas aseguran que sin acumulación de capital la empresa privada no puede desarrollarse. Los empresarios necesitan reinvertir fondos para soportar pérdidas, facilidades impositivas de despegue e incentivos económicos personales.

Llegamos entonces a un punto en el que inevitablemente crecerán las diferencias sociales. La economía nacional ya no se puede regir, ni siquiera en el plano teórico, por las reglas socialistas de “de cada cual según su capacidad y a cada cual según su trabajo”.

Aunque en realidad hace mucho tiempo que solo quedaban los jirones de ese principio económico. Desde que, en los años 90, el salario perdió su valor real, el axioma preponderante en la economía parece ser “de cada cual según su sagacidad a cada cual según su picardía”.

También perdió aceptación popular la “meritocracia”, según la cual quienes acumularon actividades revolucionarias podían vivir mejor que el resto. El problema es que se hizo hereditario y hoy disfrutan de esos privilegios sus hijos, aunque no tengan la más mínima trayectoria política.

Los trabajadores por cuenta propia nunca podrán transformarse en empresarios mientras se les impida la acumulación de capital. Foto: Raquel Pérez Díaz

La desigualdad no es producto de la “actualización del modelo”, viene creciendo desde los años 90 por diversos factores como las remesas, la dolarización, la apertura a inversiones extranjeras, el turismo o la llegada a la vida adulta de los “hijos de papá”.

De alguna forma las reformas buscan “legalizar” el país que ya existe. El trabajo por cuenta propia, el pequeño y mediano empresario clandestino o aquellos supuestos gerentes cubanos de empresas extranjeras que en realidad son los verdaderos dueños del negocio.

Con estos cambios se empezaría a integrar a la economía nacional todo este mundo subterráneo, que funciona desde hace muchos años. Ese aterrizaje a la realidad permitirá una mejor distribución de las riquezas cobrando impuestos a quienes nunca los han pagado.

Claro que ahora se presentan nuevas disyuntivas, como ocurre siempre que se deja el inmovilismo y se comienza a caminar. Algunos economistas aseguran que si no se permite alguna concentración de riquezas el cuentapropista nunca podrá transformarse en empresario.

Sin acumulación de capital, los únicos que podrán llegar a ser dueños de las pequeñas y medianas empresas serían quienes reciban dinero desde el extranjero o aquellos que lograron acumularlo durante el socialismo, una gran parte de los cuales son corruptos y/o delincuentes.

En el Parlamento, en el Partido y en la sociedad hay mucho recelo con la aprobación de la propiedad privada sobre los medios de producción.

De una u otra forma, esa concentración de las riquezas llevará a aumentar las diferencias sociales entre los cubanos y la acumulación en un país pobre puede conducir a que unos pocos se apropien de las mayores cuñas del pastel mientras otros se quedan sin probarlo.

Pero lo cierto es que queda aún mucho por definir: ¿Cuántos empleados podrá contratar una mediana empresa? ¿Cuáles serán los límites de acumulación de capital? ¿Con qué mecanismos redistribuirán la riqueza? ¿Cómo se garantizará la igualdad de oportunidades en una sociedad así?

Los términos “empresa privada” o “acumulación de riquezas” pueden asustar mucho a unos y animar en demasía a otros pero mientras no se revelen los detalles solo se trata de abstracciones. Y son justamente esos detalles los que definen el modelo socioeconómico futuro de la nación.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

7 respuestas a “El socialismo cohabitando con la acumulación de riquezas en manos privadas”

  1. Marlene Azor Hernández dice:

    La acumulación de riquezas es ahora el distractor del partido. Gaviota y Gaesa en total se enriquecen diariamente y hace muchos años sin transparencia pública ni control en el Parlamento. Gaesa es un inmenso monopolio económico dizque estatal sin control ciudadano alguno.Esto que debería ser motivo de escándalo ni se menciona en el parlamento.Sin embargo, el partido orienta la “guerra” contra el sector emergente de pequeña empresa privada que ya tiene 7 tipos de impuestos diferentes.Gracias a la obstrucción de los militares Cuba tiene un índice de impuestos del 38% como los países desarrollados.La diferencia está en que el grueso de esos impuestos los paga Liborio en el consumo comprando en las TRD con un impuesto IVA de entre 240% y 260% sobre el valor real de los productos y los del sector presupuestario ya pagan un 5% de sus ingresos para la seguridad social pero a partir de 500 pesos cubanos de salario. Esta extorsión no preocupa a los parlamentarios cubanos.Hace 20 años hay un apagón estadístico para medir la desigualdad y la pobreza en el país, pero de eso no está informado ni siquiera Fernando. En fin, que el parlamento parece un universo kafkiano.

    • Roberto dice:

      Concuerdo con usted, gaviota y gaesa llevan años enriqueciendose a espaldas de todos y con conocimiento pleno del parlamento y eso no se discute, mucho ante de las reformas economicas, por lo cual se ve a las claras la parcialidad del parlamento y el temor a tocar el tema.

  2. Pedro Campos dice:

    El estado explotador dueño y señor, todo poseedor y todo decisor se ha estado enriqueciendo para disfrute y poder de un grupito en nombre de la revolucion y el socialismo, empobreciendo a los trabajadores durante casi 60 años. La solucion de los problemas economicos de Cuba pasa por expropiar al estado.

  3. jose dario sanchez dice:

    La distribución desigual en Latinoamérica es debido a falta de capitalismo liberal, puro feudalismo y caciquismo, herencia del pasado colonial y posteriormente “izquierdoso ” de este continente que debió haber seguido la senda del “Norte Revuelto y brutal “….Eso de a acumulación del capital es un error de concepto suyo pues se supone que toda la miseria que ha pasado el pueblo cubano era para acumular capital para su posterior desarrollo o si no : para que esa miseria colectiva prolongada ¿?Sin acumulación, facilidades y beneficio, no puede haber desarrollo…a no ser que se crea en santa Claus !!! Antes de los anos 90 Cuba era un país satelite, financiado por la URSS…no lo sabia ?? Y para finalizar : que cubano estuvo o esta de acuerdo en que mientras mas tiros, fusilados,presos y bombas puestas se debe vivir mejor ?? A usted le consta eso ?? ….puede probarlo Como usted dice !!!!

  4. El Lapón Libre dice:

    ?Socia qué? !!!!!No me, hagan reir!!!!!! Los “dignos” militares -con poder y Cucs en sus arcas privadas- en la Cuba de ahora mismo; tienen hasta sirvientes en sus mansiones. !Socialismo, ni Socialismo!

  5. luis v dice:

    “Toma beneficio de lo que creastes”; es el accionar del grupito dirigente del pais; cuando quieren algo lo imponen sin consultar con nadie; cuando no les interesa , entonces lo dejan a la “decision colectiva”, apelando a los prejuicios y la autocensura , Por otra parte, la inversion extranjera en Cuba a servido para encubrir la riqueza de este grupito , para que no sea evidente la riqueza que poseen; porque el ingenuo pueblo de Cuba no parece darse cuenta que las finanzas de un pais solo puede estar o en manos privadas o en manos de funcionarios publicos , y esto ultimo genera la debacle.

  6. el bobo de Abela dice:

    Increible que se preocupen por la acumulacion de una riqueza que no ha sido creada aun. En vez de eso deberian ocuparse de crear politicas para que el pueblo pueda emprender y generar riquezas.

    Y que no digan que no saben como, pues solo tienen que aplicar los beneficios impositivos e incentivos para atraer inversiones que led ofrecen a los extranjeros capitalistas. La dictadura tiranica en su etapa final que yo llamo cinismo despotico. Por suerte parece que a Castro II ya tiene pasaje sin retorno al mas alla.

Escriba una respuesta