author photo

Rosa Martínez: Soy una colaboradora más de Havana Times, profesora universitaria y madre de dos niñas bellas y malcriadas que son mi mayor felicidad. Mis grandes pasiones son leer y escribir y gracias a HT puedo cumplir con la segunda. Espero que mis escritos contribuyan a tener una Cuba más inclusiva más justa. Espero que algún día pueda mostrar mi rostro junto a cada uno de mis posts, sin temor a que me llamen traidora, porque no lo soy.

Violencia no mata violencia

Mayo 13, 2017 | | |

Rosa Martínez

Primero de Mayo en Guantánamo. Foto: solvision.icrt.cu

HAVANA TIMES — En Cuba, el Primero de Mayo es feriado, y uno de los días festivos de la gente de a pie,  que después del desfile  se queda en las calles para celebrar el Día Internacional de los Trabajadores con música y cerveza.

El cubano siempre ha sido así, alegre hasta en los momentos más dificiles de nuestras vidas, por eso pudimos sobrevivir a los duros años del Periodo Especial y a la crisis económica que quedó desde entonces.

Pero a la alegría y jocosidad del cubano se suma también una característica que dicen tenemos innata desde la época de la comunidad primitiva, la rebeldía, que se traduce, en ocasiones, en una violencia desmedida entre nosotros mismos.

Anteriormente, cualquiera  discutía o se fajaba, podían ser hombres o mujeres, pero no pasaba de ofensas verbales, en el peor de los casos algunos golpes. Ahora ya no es así, actualmente se resuelven las desavenencias entre vecinos, familia o desconocidos, con cuchillos y machetes, como si hubiéramos regresado a la época de la clarinada mambisa.

Por eso el pasado día primero ocurrieron varios hechos sangrientos en mi ciudad, siendo el más notorio el asesinato de un hijo y su padre, en el sur de Guantánamo.

Las historias muestran que esto sucesos ocurren mayormente entre jóvenes de 14 a 30 años, que se acostumbran a andar armados con objetos cortantes, y ante cualquier incidente, pues a matar antes que te maten…

Mucha gente cree que mientras las leyes no castiguen con la pena de muerte a los que asesinen impunemente, estas historias no se detendrán, porque como se dice popularmente, al menos así lo expresan los victimarios,  “de la cárcel se sale, de donde no se sale es del cementerio”.

No tengo ni la menor idea de qué se puede hacer en Guantánamo o en el pais para que disminuyan los acontecimientos violentos y sangrientos -aunque estoy en contra de la pena de muerte- pero de lo que sí no hay duda es de que las autoridades deben tomar cartas en el asunto, porque, al parecer, a las familias solo les queda proteger a los suyos, y ya sabemos que violencia genera más violencia.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

7 respuestas a “Violencia no mata violencia”

  1. jorgealejandro1 dice:

    Eso es viejo. Las historias como esa, llenarían una biblioteca entera. Hace muchísimo rato que eso pasa en Cuba. Y lo peor es que, parece que en estos tiempos el fenómeno va en aumento. empezando por la violencia física que el gobierno emplea y asesora impunemente contra el disenso.

    • ATILA dice:

      Fijate si es viejo que en determinados momentos ha llegado a institucionalizarse por ejemplo en los años 30 existía la Porra, en los 40 las pandillas que protagonizaron los tristes sucesos de Orfila, en los 50 los Tigres de Mansferrer.

      • jorgealejandro1 dice:

        Y actualmente, las brigadas de respuesta rápida, con la gran diferencia que no es guerra de pandillas, sino represión de pandillas a las órdenes del gobierno contra pueblo indefenso. Por cierto, que son la versión robolucionaria de la Porra.

  2. kamikaze dice:

    La violencia social es un mal endémico practicamente en todas las sociedades latinoamericanas, en muchos de estos países los asesinatos, violaciones, asaltos, violencia familiar son pan de cada dia, todo ello alimentado por la marginalidad, la corrupción a todos los niveles, el narcotráfico y con la anuencia de leyes penales ridículas que propician todo eso. En mi opinión Cuba debe endurecer su código penal, y hechos de sangre deben ser duramente castigados, con largas condenas o la aplicación de la pena capital, creo es la única forma de preservar la tranquilidad ciudadana; bastante tienen ya los cubanos decentes y trabajadores con intentar mantener la economía de sus hogares para que tener que temer salir a la calle y encontrarse a merced de los bandidos. Por otro lado Irina, las pipas de cerveza y ese tipo de eventos siempre fue lugar de problemas y broncas, por eso jamás ni me acerqué a ellos, yo los llamaba “pan y circo”. Saludos.

  3. El Lapón Libre dice:

    Rosita. A veces, te pasas de ingenua o de …. ?Quién te dijo a tí que: ” la gente de a pie, que después del desfile se queda en las calles para celebrar el Día Internacional de los Trabajadores con música y cerveza.”. Rosi !Por favor! !Qué hace bien rato que ya nadie cree en los Reyes Magos! El pueblo -obligado a participar, además- se pone a tomar cerveza o lo que le atonte -que no celebra nada- porque son unas horitas extras de “regalo” que les da el mayoral -Estado explotador Comunista- después de permitirle a sus esclavos darle alguito de color a su exhibicionista carnaval.

  4. EDUARDO dice:

    …cuba ,por suerte y desgracia,todavia no ve ni de cerca lo que es la verdadera violencia…digo por suerte porque por mucho que se diga,se critique y se quiera mentir descaradamente la sociedad cubana todavia es bastante y muy bastante mas tranquila que otras muchas sociedades democraticas de sus alrededores…digo por desgracia porque junto con las pequeñas o grandes aperturas que se estan haciendo tambien llegan manifestaciones de violencia y delincuencia que hace unos años eran impensables en cuba…ojala sociedad y gobierno tomen las medidas necesarias,incluida la pena de muerte,para evitar esos males que todavia ahora son controlables…

  5. jorgealejandro1 dice:

    ” manifestaciones de violencia y delincuencia que hace unos años eran impensables en cuba”

    Los actos de repudio, por ejemplo; o entrarle a patadas a mujeres en plena vía pública. pero como eso lo orienta y lo aprueba el gobierno, eso tú te haces el que no lo ve.

Escriba una respuesta