author photo

Luis Rondón Paz: Activista, Queer, informático, actor, fotógrafo, estudiante y aprendiz de periodista. Original de Santiago de Cuba aunque no lo parezca. Creo que las personas somos proyectos de vida en constante transformación. Generalmente soy bastante testarudo, y me considero una persona consecuente y responsable de mis actos. Comprometido con las causas justas y amante de las buenas acciones.

Memorias de un evento académico en Perú (Lasa 2017)

Mayo 10, 2017 | | |

De tránsito por Panamá y el recibimiento en Lima

Por Luis Rondón Paz

HAVANA TIMES — Mi participación en La Conferencia Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos  “LASA”  ha sido todo un suceso en mi vida por muchas razones, ya que he sido uno de los pocos estudiantes universitarios de pregrado cubano, que estuvo entre los más de 4000 académicos de  América, el Caribe y otras regiones del planeta.

Cuando mi colega de investigaciones Yasmín y yo supimos que nuestra ponencia sobre el análisis y uso de las redes sociales como herramienta fundamental para la promoción de la Feria Internacional del Libro en Cuba, fue aceptada para la conferencia, que esta vez sería en la ciudad de Lima, Perú, nos movilizamos para que los miembros de la mesa que nos correspondía,  tuviera garantizado lo siguiente:  1- Pasaje de avión de ida y regreso, 2 – hospedaje y alimentación para quienes no alcanzaron beca de estudio, pero sus ponencias sí fueron aceptadas. Lamentablemente, en esa situación nos encontrábamos varios ponentes para la mesa, por lo que tuvimos que acudir a varias fuentes de financiamiento para lograr participar en Lasa.

En esta ocasión sí pudo ser posible que viajáramos la mayoría,  de 7 integrantes para la mesa “Ejercicios de auto- organización en el contexto latino americano: vulnerabilidades y potencialidades”, el pasado 28 de abril 5 personas abordamos un avión de la aerolínea Copa con destino a Panamá y unas horas más tarde, continuamos el viaje en otra aeronave con destino a la ciudad de Lima, Perú.

El viaje hasta Panamá fue de unas dos horas y algunos minutos, cómodo, con una vista espectacular del océano con las nubes que daban al contraste con los más de 8000 pies de altura. Debo admitir que fue muy distinto a mi viaje a Europa el pasado año, pues en esa ocasión casi todo el recorrido fue de tarde noche y no se lograba ver casi nada.

Cuando aterrizamos en el aeropuerto de Panamá pude admirar su inmensidad, y notar que los precios de sus tiendas son extremadamente caros. Algunos amigos me habían comentado que la Internet en los aeropuertos era gratis, pero resultó ser como dicen ellos en pasado “era gratis”. Por suerte, mi instinto de investigador participante me ayudó a encontrar una cafetería con buena conexión, pero para obtener el servicio tuve que consumir mínimo cinco dólares. Lo que me consuela es que la vista era refrescante y la Internet mucho más rápida que la cubana.

Como dato curioso, al interior del lugar, se anunciaban la posibilidad de contratar una línea telefónica por el precio de 30 dólares con acceso a Internet y las llamadas entre Centro América y los del norte salen a precio de locales. Creo que si esa empresa se anuncia en Cuba, el monopolio de las telecomunicaciones Etecsa iría a la quiebra en menos de una semana, ya que todos sus clientes irían en manada hacia cualquiera de las corporaciones telefónicas que anuncian sus servicios en el aeropuerto de Panamá.

Horas más tarde finalmente abordamos al segundo vuelo de la misma aerolínea que nos trasladó hasta Lima, Perú; fue divertido el proceso de chequeo por la aduana, ya que había una fila muy larga: “Aquí tienes para que no digas que las colas es solo cosa de los cubanos”, bromeaba con una de las colegas de viaje mientras nos aproximábamos a la frontera de aduana.

Luego de recibir el bienvenido a Perú por el agente de aduana, todo lo demás fue salir a buscar a Yasmín, quien había llegado desde Los Estados Unidos un día antes a Perú para asegurar que el grupo recibiera la orientación adecuada durante la estadía en Lima. Nuestro vuelo había llegado con retraso, por lo que salimos casi a la 1 de la madrugada del aeropuerto internacional, cansados y con un sueño terrible.

Lamentablemente, cuando llegué al sitio donde dormiría esa noche, no pude conseguir el sueño.

Continuará….

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

3 respuestas a “Memorias de un evento académico en Perú (Lasa 2017)”

  1. Isidro dice:

    ´conciliar´ el sueño…

    • Luis Rondón Paz dice:

      De conseguir, porque él estaba perdidooooooooo , la palabra conciliar en mi cabeza no existía el día que , perdón l noche que aterricé en Perú.

  2. Qué bien que pudiste ir. Espero la segunda parte del artículo.

Escriba una respuesta