Odebrecht en Cuba : Justicia brasileña pide investigar a Lula

abril 19, 2017 | Imprimir Imprimir

Raúl Castro y Luiz Inácio Lula da Silva en el año 2010, durante la firma de varios acuerdos entre los dos países. FOTO: Oriol de la Cruz/AIN

HAVANA TIMES – La Justicia brasileña pidió investigar al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, acusado de corrupción, en relación con operaciones de la constructora Odebrecht en Cuba, aseguró hoy el diario “Estado de Sao Paulo” citando documentos judiciales bajo secreto, reportó dpa.

El pedido forma parte de 25 solicitudes hechas por la fiscalía brasileña al Tribunal Supremo cuyos detalles no fueron difundidos la semana pasada, junto con un centenar de otros casos, y a las que “Estado” asegura haber tenido acceso.

El diario fue el primero en revelar hace ocho días detalles sobre la lista de unos 100 políticos denunciados por corrupción por Odebrecht en su cooperación con la Justicia. El juez del Supremo a cargo de las investigaciones en esa corte, Edson Fachin, autorizó luego la publicación de casi todas las informaciones apuntando al interés público, pero mantuvo 25 casos bajo secreto judicial.

Según “Estado”, uno de esos casos incluye el pedido de investigar a Lula y al ex gobernador del estado de Minas Gerais Fernando Pimentel por su presunta intervención para ayudar a Odebrecht a obtener las obras del Puerto de Mariel en Cuba.

La empresa brasileña, acusada de corrupción en diez países latinoamericanos, es la principal constructora del megapuerto ubicado unos 40 kilómetros al oeste de La Habana.

El Puerto de Mariel es el principal proyecto de infraestructura impulsado por la Cuba socialista en décadas. El Gobierno de Raúl Castro ha creado ahí una zona franca que aspira a convertir en un eje comercial regional, como parte de sus reformas de mercado para intentar superar la crónica crisis económica en la isla.

Como es habitual en Cuba, las obras de Mariel fueron concedidas sin licitación pública. Los Gobiernos de izquierdas de Lula (2003-2010) mantuvieron entonces buenas relaciones con La Habana.

Lula es uno de los acusados más conocidos en la megacausa “Lava Jato” (“Lavado de autos) en Brasil, que investiga una inmensa trama corrupta en torno a la petrolera estatal Petrobras.

Como parte de esas investigaciones, Odebrecht, la principal constructora de América Latina, admitió en diciembre haber pagado sobornos por más de 785 millones de dólares en 12 países, diez de ellos de la región, para obtener obras públicas.

En Brasil, más de 70 ejecutivos de la compañía firmaron acuerdos de cooperación con la Justicia para obtener beneficios en sus propios juicios, en virtud de las llamadas “delaciones premiadas”. Las denuncias sacuden desde la semana pasada a prácticamente a toda la clase política brasileña.



Haz un comentario

3 respuestas a “Odebrecht en Cuba : Justicia brasileña pide investigar a Lula”

  1. meresbala dice:

    na Raul dice que es una patraña del imperio y asunto resuelto, queda exonerado y de paso acusa a unos cuantos opositores y les mete cadena perpetua y no pasa nada…

  2. Esopo dice:

    Esas solicitudes no se hicieron públicas, entre ellas las referentes a al Mariel, Venezuela, Perú, Ecuador, Angola y el pago de la campaña del expresidente Funes del Salvador porque Edson Fachin está esperando la definición de si esos casos, por ser en otros países, pueden ser juzgado por la justicia brasilera. En el caso de Cuba, Venezuela y Angola se da por descontado que la “Justicia” de esos países cooperen en las invetigaciones.

  3. el bobo de Abela dice:

    Odebrecht y Lula se unieron para delinquir. El modus operandii era, Lula en la avanzada visitaba a los paises con gobiernos socialistas y coordinaba las obras y el financiamiento del banco del estado brasilero y por ese acto “desinteresado” recibia millonarias comisiones. Era tan evidente que nosotros lo denunciamos aqui mismo en HT mucho antes del explote. En el caso cubano era evidente que el puerto de Mariel no tiene calado para barcos del tipo Panamax y no era factible una inversion de tal magnitud. Pero Lula y Raul estaban desesperados por “hacer el pan”.

    Por todo este escandalo la contraloria general del estado cubano deberia hacer una auditoria a este proyecto en el cual se pondria a relieve violaciones claras del proceso inversionista como un buen estudio previo de factibilidad tecnica economica y los costos con sobreprecio de las obras. Pero que se puede esperar de una institucion que todavia no se entera del escandalo mundial del comercio ilegal de armas a Corea del Norte bajo sacos de azucar.

Escriba una respuesta