author photo

Caridad: Si tuviera la oportunidad de escoger cómo sería mi próxima vida, me gustaría ser agua. Si tuviera la oportunidad de eliminar algo de lo peor del mundo borraría el miedo y de todos los sentimientos humanos prefiero la amistad. Nací en el año del primer Congreso del PCC en Cuba, el día en que se celebra el orgullo gay en todo el mundo. Ya no vivo al este de la habana, intento hacerlo en Caracas y continúo defendido mi derecho a hacer lo que quiero y no lo que espera de mí la sociedad.

Venezuela: Un pueblo cansado

Abril 18, 2017 | | |

Caridad

HAVANA TIMES — Un cansancio extremo se difumina en las caras de mucha gente en Venezuela. Los comentarios en la calle coinciden, la mayoría, en un detalle, estamos hartos de los extremos.Estamos hartos de las manipulaciones del gobierno, de su ineficacia, de la corrupción; estamos hartos de las falacias de los partidos de oposición tradicionales. Pocos quieren revivir las tristes y duras experiencias del 2014, el año de las “guarimbas”.

No queremos más violencia.

Pero para los que están en medio de la lucha por el poder, y para un grupo de fanáticos y mal pagados, la violencia es el caldo de cultivo perfecto para sus aspiraciones.

Mientras la mayor parte de los que vivimos en este país la jornada se nos agota en el trabajo y la búsqueda de lo esencial para vivir; mientras unos cuantos intentan llevar adelante proyectos por el bien de la comunidad o nuestro entorno; mientras otros se fueron de vacaciones o a cumplir con sus obligaciones religiosas en Semana Santa; el representante mayor del gobierno presentó las pruebas de un supuesto golpe de estado en marcha. Unas pruebas que, más bien, lo delatan como violador de los derechos humanos.

Triste también es el hecho de que, los que protestan en la calle, lo hagan de las peores maneras, violando los derechos de sus conciudadanos, y hasta de los animales en algunos casos.

Los extremos andan tocándose cada vez más en sus atrocidades. Ambos bandos buscan que una parte mayor del pueblo venezolano se les una en esta mefítica danza.

Maduro echa leña al fuego trayendo de otros estados cientos de milicianos y anunciando la entrega de armas a cada uno de ellos, para que permanezcan en Caracas. ¿Más armas? ¿Más sangre?

Como siempre los muertos se suceden, las venganzas personales aprovechan las circunstancias, las reprimidas ansias y frustraciones se liberan con piedras o armas en las manos. Ya no importa qué se defiende o por qué se lucha. El ser humano siempre termina olvidando estas cosas cuando la sangre comienza a colorear sus pupilas y sus manos.

El chofer de una camioneta vocifera angustiado que un buen presidente agarraría a todos los extremistas de un bando y del otro, los metería en un estadio y los fusilaría delante de todos. De ese modo, para él, terminaría esta angustiosa polarización.

Cada vez es más difícil alimentarse como es debido. La gente común pierde peso, se recrudecen los síntomas de los enfermos, aparecen epidemias que se creían eliminadas. Los niños, ancianos y mujeres llevan la peor carga en las familias, cuando de mala alimentación, exceso de trabajo o violencia familiar se habla. Las crisis económicas exacerban la violencia familiar.

Mientras una parte de la oposición se lanza desaforada a la violencia, la otra espera agazapada.

La fusión entre los dos bandos de poder está cada vez más clara.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

9 respuestas a “Venezuela: Un pueblo cansado”

  1. Marlene Azor Hernández dice:

    Caridad, ¿cuáles son las falacias de la oposición? Pregunto porque no me las sé.Gracias.

  2. meresbala dice:

    las tácticas habaneras van desgastando la oposición ya de por si fragmentada, cuando hay 50 o 60 protestando les cuelan 3 o 4 del gobierno a tirar piedras, romper cosas, dar palos y eso lo graban en video y asunto resuelto, los que protestan son unos delincuentes violentos que no quieren la paza en venezuela.

    Cuando la oposición trata de sacar a la luz los abusos y arbitrariedades del gobierno lo tiene que hacer por canales alternativos, informales con y ahí el gobierno saca su musculo propagandistico y bombardea en cadena nacional y esa es una pelea dispareja como mismo lo es en Cuba donde cortar el flujo de información indeseado y repetir hasta el cansancio y hasta en la sopa la información que el gobierno quiere es una prioridad para la que se destinan todos los recursos que sean necesarios y casualmente, solo casualmente, ese es el modus operandi de todas las dictaduras.

    el problema de Venezuela es que ya el pueblo esta tan cansado que no es asunto de la oposición, es que el pueblo esta harto le da lo mismo darle candela a un burro que matar a palos a un político.

  3. Genaro Villeda dice:

    “Mientras una parte de la oposición se lanza desaforada a la violencia, la otra espera agazapada.”

    Una locurita lo tuyo. Eras ferviente defensora del chavismo, admiradora a ultranza de todo lo que representó esa bazofia; a inicios de tu texto hablas de los absurdos del imbécil que se comunica con las aves, de sus perversas acciones, y rematas con tu percepción de que la oposición se lanza desaforada… ah, y los de enfrente, que no lo son tanto, esperan… ¿que esperan? todo el aparato de “gobierno” tiene una función activa, bien activa, desde su flanco, y desde todos los demás. Terrible que no alcances a ver más allá, terrible, y solamente supondré que se debe a las condiciones que se viven allá… y a las que vivías aquí en Cuba… en resumen, no cambia tu visión de las cosas.

  4. el bobo de Abela dice:

    Caridad ya tu viste el final de esta pelicula en Cuba. No es un lucha entre partidos. Maduro esta siguiendo un guion que le escribieron en La Habana, para desmontar la democracia e implantar una dictadura socialista que ya se sabe que es fracaso asegurado.

    Para lograrlo necesitan un caos total de la sociedad (terrorismo de estado) y un alto mando militar comprado para que no les de un golpe de estado.

    Caridad aquello va camino a una guerra civil bien sangrienta entre venezolanos y los civiles cubanos seran chivo expiatorio de la ira desatada. Vuelve a Cuba un tiempo o pide asilo en Colombia o Brasil. Escucha este audio entre policias municipales hablando de darle plomo a los colectivos que son los camisas negras fascistas del chavismo.

    https://youtu.be/dYL0jL5nkeA

  5. el bobo de Abela dice:

    Miren a los colectivos motorizados como le disparan y asesinan a una muchacha que solo cruzaba la calle. Tienen licencia para matar.

    https://youtu.be/cD9Ipe0zaUg

  6. Pepe Pan dice:

    Tremenda la equidistancia de este artículo entre una dictadura armada hasta los dientes, que ha secuestrado la democracia, liquidado la libertad de prensa, matado a manifestantes, usurpado las funciones del parlamento elegido, encarcelado a cuanto opositor genuino le ha salido… y una oposición maniatada que lo único que puede hacer es protestar en la calle. Parece mentira que luego de ver la película en Cuba no se dé cuenta de lo que pasa en Venezuela…

    ¡Gracias Fidel!

  7. Isidro dice:

    ¡Ay, Cary! Te va a salir caro tratar de contextualizar….

    • el bobo de Abela dice:

      Es que es dificil contar la realidad de un pais cuando se vive de un suledo pagado por una dictadura. Sino que le pregunten a Yanelis colaboradora de HT. O al periodista holguinero que publico las palabras de subdirectora de Granma. Periodisticamente me gustaba mas la Caridad fotografa freelance, pero la sigo leyendo entendiendo los filtros que necesita poner para sobrevivir el nuevo periodo especial la persigue ahora en Venezuela.

      • Isidro dice:

        Yo no puedo hablar por Caridad, pues en Venezuela solo he estado de tránsito y en época de los copeyanos…Pero me queda la impresión de que ella ha sido bastante honesta y objetiva en todo lo posible en sus apreciaciones sobre lo que se vive hoy en ese país, testimoniando en primera persona.

        Entiendo que, precisamente por el hecho de que cobre salario estatal, sus críticas al sistema portan un valor añadido. Ni se arredra por eso, ni sus señalamientos le han traido consecuencias negativas, hasta donde sé.

        Lo que sí no me trago es que la quieran colocar en la piedra del verdugo sólo por tratar de ofrecer una visión más o menos equilibrada. Sobre todo quienes no están en el lugar de los hechos y pugnan por erigirse en jueces…Eso.

Escriba una respuesta