author photo

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 79 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

Una cosa es política y otra politiquería

Marzo 14, 2017 | | |

Por Elio Delgado Legón

Elecciones en Cuba. Foto: juventudrebelde.cu

HAVANA TIMES — La política es un arte; la politiquería es un delito grave contra el pueblo. La primera se utiliza para servir al pueblo y defenderlo; la segunda, para robarle, no solo la economía, sino también las esperanzas.

El término politiquería fue inventado por los cubanos hace muchos años para referirse a lo que existía en el país, con numerosos partidos políticos, cuyos jefes se despedazaban entre sí, con acusaciones –verdaderas o falsas, daba lo mismo- se insultaban, se calumniaban, y ofrecían a los votantes resolver los asuntos que más necesitaban, a fin de obtener sus votos.

Después se olvidaban de las promesas de campaña y se dedicaban al objetivo fundamental por el que lucharon para llegar al poder: acumular grandes sumas de dinero robado a los contribuyentes, quienes no tenían a quien reclamar.

Cuando en medio de todo ese basurero surgía un partido y un candidato honesto, que de verdad quería trabajar para mejorar la Patria, en Cuba solo surgió uno, ocurrió un golpe de Estado que sumió al país en una sangrienta dictadura. Por eso fue necesario hacer una revolución armada que barriera con esa dictadura, y el impacto fue tan grande, que los partidos políticos y su politiquería se extinguieron como los dinosaurios.

La Revolución Cubana emprendió la tarea de crear un sistema político democrático, en el que el pueblo tuviera la mayor participación posible, pero directa, no a través de partidos políticos, que en definitiva casi nunca responden a las necesidades de la gente, sino a intereses de oligarquías nacionales o extranjeras y cuando alcanzan el poder se olvidan del pueblo.

Se creó entonces la democracia participativa en la que es el pueblo quien postula a sus dirigentes en asambleas abiertas en los barrios, sin la intervención de ningún partido político. Cada dos años y medio se postulan y eligen los delegados municipales y cada cinco los provinciales y diputados a la Asamblea Nacional. Finalmente, la Asamblea Nacional, en representación del pueblo, elige al Consejo de Estado y su presidente.

En mi opinión, es la forma más democrática que existe en el mundo, pues no media dinero ni intereses económicos de ningún tipo, pues en los tres niveles el trabajo se hace sin recibir remuneración alguna por la gestión política, sino solo por el salario que devengan en su centro de trabajo.

Este sistema político no será perfecto, tal vez haya que hacerle algunos ajustes, pero fue analizado y discutido con todo el pueblo y aprobado en referéndum por el 98 por ciento de los electores, quienes además propusieron y aprobaron que el carácter socialista y el sistema político y social contenido en nuestra Constitución sean declarados irrevocables, por lo tanto, eso no puede formar parte de ninguna negociación ni admite cuestionamientos, mucho menos, algunas propuestas que se hacen de volver al capitalismo y al multipartidismo, con promesas de que los logros de la Revolución no serán afectados.

Hay que ser muy ingenuos o muy malintencionados para afirmar que un regreso al capitalismo y al multipartidismo respetaría los logros de la Revolución, que son evidentes y nadie puede negar, ni los más acérrimos de nuestros enemigos. En una sociedad capitalista en Cuba, la salud volvería a ser una mercancía más, lo mismo que la educación, y la cultura y el deporte dejarían de ser un derecho del pueblo, porque son muy costosos y pasarían a ser también negocios particulares.

Que no sueñen los ingenuos, menos aún los malintencionados que el pueblo de Cuba se va a dejar llevar nuevamente a esa cochambre de la politiquería. El pueblo cuenta para defenderse con un firme guardián que no se dejará traicionar, como sucedió en la Unión Soviética, y ese guardián es el Partido Comunista de Cuba.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

13 respuestas a “Una cosa es política y otra politiquería”

  1. Atanasio dice:

    Si Elio, y las cigueñas traen a los bebes de Paris…… Politiqueria es la que ha abundado con la robolucion, prometiendo un vaso de leche a los niños que despues de casi 60 años no acaba de llegar, politiqueria es lo que hace Mariela Castro justificando la falta de matrimonio entre los LGBT a los que ella dice representar, politiqueria es decir constantemente que el capitalismo jamas regresara al pais cuando mas y mas el pais es vendido al extranjero, tu eres un politiquero al decir que en Cuba se eligen sus gobernantes de forma democratica. Los bebes no vienen de Paris, por si no te has enterado..

  2. Rusbel dice:

    Es cierto Elio, es politiqueria prometer solucionar un problema y no hacerlo, oigase bien POLITIQUERIA, la de aquellos gobernantes que prometian que resolverian los problemas de los cubanos. Elio, como le llamamos a quien prometio elecciones de 18 meses tras el triunfo del año 1959, o que iba a llenar la Bahia de la Habana de leche; desecar la Cienaga de Zapata para sembrar arroz, o que se produciria mas café que Brasil con el Cordon de La Habana; o la Zafra de los 10 Millones; o convertir a Cuba en una importante exportadora de productos derivados de la caña de azucar; o en la mayor exportadora mundial de citricos; o que en 1980 Cuba tendria un nivel de vida superior al de Estados Unidos. O estas otras cosas: que cada cubano pudiera tomarse un vaso de leche cuando quisiera; o que resolveria el problema del agua en Santiago de Cuba, añadiendo que todos los que tuvieran tanques de agua en esa ciudad debian deshacerse de ellos porque no les iba a hacer falta, ademas que afeaban en ornato de la ciudad, mientras hoy el Diario Las Americas trae un reportaje donde expresa que en algunos repartos de esa ciudad el ciclo de distribucion de agua es de cada 45 dias, repito CADA CUARENTA Y CINCO DIAS. Y a esto, Como le llamamos?

  3. Roberto dice:

    asi que elegimos democraticamente a nuestro presidente, parece que ese dia yo estaba dormido.

  4. jorgealejandro1 dice:

    Elio:

    Si de verdad tuvieras clara la distinción entre política y politiquería, creo que nos hubiésemos privado de reírnos (para no llorar), con todo lo que escribes aquí.

  5. luis v dice:

    Esto es un ataque cibernetico , algun tipo de virus

  6. El inagotable dice:

    De la Zafra de los Diez Millones no me hablen, Creanme, todavía tengo callos en las manos.

  7. dhaniel dice:

    Triste ¿No?
    Este señor está tan enajenado que necesita toda nuestra comprensión y respeto. Tiene su derecho a vivir en su propio mundo inventado.

    Aunque yo sigo pensando que este “ser” es el seudónimo de un grupo de ciberclarias que intentan, fallidamente, hacer proselitismo político en este sitio.

  8. sicarioRevolucionario dice:

    que tronco de mentiroso eres Elio, asi que ” el impacto fue tan grande ” que se extinguieron los partidos politicos no? como si tu comandante no hubiese trabajado por eliminarlos y despues auto-disenarse una constitucion que los prohibia a todos menos el que se necesitaba para tener en un punno de hierro a todo el pais, que manera tan burda de mentir Elio!!!!

  9. Luis dice:

    Asi Elio, duro con la gusanera! El poder en el socialismo pertenece por entero al pueblo, el pueblo es el q democraticamente decide lo q hay q hacer, el pueblo elige a los candidatos q hacen lo q el pueblo les ordene, cuando el pueblo decidio q no querian ir a los hoteles, los dirigentes se vieron obligados a cumplir con esa decision, cuando el pueblo decidio desarmar y regalar los centrales, los dirigentes se vieron obligados a hacerlos, cuando el pueblo decidio destrozar bosques para sembrar pangola, importar vacas de lugares frios, sembrar moringa, platano microjet, no asistir a las olimpiadas, vender pasta de oca, aprender ruso en las escuelas, hacer escuelas en el campo y despues abandonarlas, rebajar el tiempo del bono de etecsa, etc, los gobernantes obedecieron, esa es la verdadera democracia participativa, lo q pasa es q el pueblo es malo y toma malas decisiones y ademas no se sacrifica lo necesario.

  10. Saint Vitus dice:

    No entiendo como es que la dirección de este sitio permite que un agente del castrismo escriba en este diario.

  11. Lio dice:

    Elio, tu diario tienen que leerlo los que escribieron Harry Potter y el Señor de los Anillos. Creo que podrían hacer un trabajo conjunto, algo loco, de mucha fantasía, algo irrepetible. Estás a la altura.

  12. Marlene Azor Hernández dice:

    Elio, de acuerdo a tu definición, tienes que llevar al Buró político al Consejo de Estado y de Ministros y al Parlamento a los tribunales por politiquería yo agrego y barata.

Escriba una respuesta