¿Es Cuba como el aceite, siempre flotando?

marzo 9, 2017 | | |

Fernando Ravsberg

Foto: Raquel Pérez Díaz

HAVANA TIMES — Decía un presidente de la época prerrevolucionaria que Cuba es un país de corcho, porque pase lo que pase siempre se mantiene a flote. Y si nos guiásemos por lo ocurrido durante el pasado medio siglo podríamos estar tentados a darle la razón.

Cuando Washington “le cortó el agua y la luz”, pocos apostaron por la sobrevivencia de una nación tan dependiente de EE.UU. Entonces apareció la Unión Soviética para rescatarla y, de paso, ganar un aliado en el patio trasero de su enemigo.

Se pagó un alto costo económico al cambiar la tecnología de origen estadounidense por la soviética, más atrasada e ineficiente. Sin embargo, nadie se preocupa demasiado de los efectos secundarios de un medicamento cuando el paciente está al borde de la muerte.

La URSS no lo pensó dos veces, tener una “cabeza de playa” a 90 millas de los EE.UU. no tenía precio, por lo tanto, abastecer a la isla del Caribe de lo necesario para que sobreviviera se convirtió en una prioridad de Moscú, era la lógica de aquellos tiempos de Guerra Fría.

Cuando EE.UU. cerró el cerco, los soviéticos se lanzaron al rescate de Cuba, incluso arriesgándose a una guerra nuclear. Foto: Raquel Pérez Díaz

Cuando “la ayuda desinteresada” de la Unión Soviética desapareció, las apuestas se tornaron de nuevo contra la Revolución Cubana. De un día para otro la economía perdió el 75% de su comercio exterior, incluyendo la única fuente de abastecimiento de petróleo.

En los 90 la crisis económica nos dejó sin electricidad, sin agua, sin transporte, sin alimentos, sin leche, sin comida para el ganado. Morían las vacas de hambre y la gente sufría de neuritis por falta de vitaminas y minerales, sin que se vislumbrara una salida.

Sin embargo, tras una década resistiendo semejante situación apareció la Venezuela Bolivariana y Cuba respiró. Médicos por petróleo, propuso Hugo Chávez y estableció un mecanismo de cooperación Sur-Sur que la Isla ha reproducido con otros países.

Según una negociadora venezolana, el gobierno cubano se negaba a cobrar por los cooperantes de la Salud, pero Chávez insistió en que fueran parte de un acuerdo mutuamente beneficioso. Hoy los servicios médicos representan el mayor ingreso de la economía nacional.

La solidaridad que Cuba despierta en muchas naciones del mundo no es casual, dudo que algún otro país haya enviado tantos médicos a tan diferentes puntos del globo terráqueo.

Durante los últimos años, los aliados económicamente más fuertes en América Latina, han ido cediendo terreno al avance conservador. Argentina y Brasil ya están en manos de la derecha y Venezuela tiene una situación que limita mucho la cooperación con Cuba.

Pero casi a la par de esta crisis aparece un presidente en EE.UU. decidió a cambiar la política hacia su vecino, restableciendo relaciones y criticando el bloqueo impuesto por su propio país. El mundo pierde el miedo y viajan a la Isla montones de políticos y empresarios.

La cola es interminable, franceses, rusos, belgas, holandeses, mexicanos, japoneses, surcoreanos, brasileños, australianos, italianos, austriacos. Buscan una tajada hasta los políticos españoles, del mismo partido que promovió la ruptura de relaciones normales entre la UE y Cuba.

Aprovechando ese interés, La Habana se propone cambiar su dependencia petrolera, logrando inversiones en campos eólicos, paneles solares y plantas de biomasa para quemar el bagazo de la caña y el maldito marabú, terror de los campesinos cubanos.

Solo quien no conozca la historia común de Cuba y África puede preguntarse por qué tiene la Isla esa trascendencia allí.

Realmente podría  parecer un país de corcho, pero nada ha sido casual. Mucha de la solidaridad que despierta Cuba en África, por ejemplo, es la respuesta a una historia en común. Ningún africano olvida el papel de la Isla en la caída del régimen del Apartheid.

Durante décadas Cuba envió médicos gratis a los países que lo necesitaron, trátese de una Argelia revolucionaria o de un Pakistán sin ninguna conexión ideológica. De alguna forma la nación está cosechando la misma solidaridad que sembró.

Mientras con los estados ricos se renegociaron las deudas, lo cual permite comerciar con nuevos créditos y pagando intereses más bajos. Gracias a este paso, será posible saltarse intermediarios que incrementan sustancialmente el valor de los productos.

La reforma produjo importantes beneficios entre los cubanos ligados a la actividad económica privada y ahora se extiende lentamente al resto de la población con aumentos salariales regulares y la reducción de precios en algunos productos de primera necesidad.

El turismo resurge como una nueva tabla de salvación, hace dos años se despertó una fiebre internacional por conocer Cuba que ha roto todos los records. Foto: Raquel Pérez Díaz

La nación es más real que nunca, el poderoso vecino reconoce que no pudo doblegarla por la fuerza. La nueva realidad internacional que de eso se desprende le permite tener relaciones con todos los estados sin casarse con ninguno, un equilibrio sano para un país pequeño.

Un político estadounidense dijo hace unos años que el cambio climático sería la solución para el “problema” cubano, esperanzado en que la Isla se hundiera en el mar. Washington lleva siglos equivocándose, allí nunca han calculado bien la “flotabilidad” de Cuba.

 

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

7 respuestas a “¿Es Cuba como el aceite, siempre flotando?”

  1. Atanasio dice:

    Quien en realidad es el corcho es el gobierno. El pais en general se destruye poco a poco en el orden material, moral y politico a pesar de tanto apoyo sovietico, chino, venezolano, el Vaticano y la Santeria.. La industria esta deteriorada, no se exporta casi nada y la mayor parte de los alimentos hay que comprarlos en el exterior, una gran parte de la poblacion vive en viviendas deterioradas o hacinados.. La posibilidad de que el sector privado juege un papel mas importante en la economia del pais se ve frenada por las mismas regulaciones de ese gobierno corcho, pues , al parecer hasta dentro de la isla tiene que hacer muchos esfuerzos para mantenerse a flote.

    • Fernando dice:

      Muy, pero muy cierto lo que dices, solo los enchufados del regimen, vivien bien como buenos burqueses, se comen los bistec de vaca, etc. etc. El pueblo a harina de maiz, como buenos indios que son.

  2. jose dario sanchez dice:

    Después de 60 anos de feroz repression que ha ahogado al pueblo cubano, dejándolo miseriento y exhausto física y moralmente,decir que Cuba es de corcho, es una burla sangrienta ……que cubano ha podido quejarse ?

  3. dhaniel dice:

    Y seguimos con la leyenda de que Cuba lo hacia todo gratis.

    El famoso “internacionalismo proletario” era ni más ni menos un instrumento injerencista: o con tropas y armas o con personal técnico pero siempre con el calculado propósito de tener influencia, de asegurar votos en los organismos internacionales o simplemente por capricho del Caprichoso en Jefe.

    Para lo único que sirvió tanto “internacionalismo proletario” fue para despojar al pueblo cubano de recursosy para alimentar el ego de Castro I.

    De lo que dice usted de África pues parece que los angolanos se tomaron la “coca cola del olvido” pues por ninguna parte vemos el petróleo que nos deberían dar por vida (según usted) por los miles de cubanos muertos en sus tierras. Por solo citar un ejemplo.

    Por favor, si realmente quiere hacer el oficio de periodista y quiere ser respetado por ello pues por una vez vaya al fondo de las cosas, sea preciso. Deje de seguir jugando al “sí pero no” con la verdad.

    En fin de cuentas ya la oficialidad le mira con muy malos ojos. Gánese al menos el respeto del pueblo por haber sido íntegro y buscar siempre la verdad.

    • Fernando dice:

      Allí reside el desinterés de Cuba, los Angoleños debieron darnos petroleo de por vida, Rusia debe seguir comprando nuestra azúcar a precio de oro, Venezuela nos debe. Pero todo lo que colonizaron los cubanos lo dejaron mas pobre que uds. Si Cuba no pude crecer con los cubanos, como piensan que pueden hacer crecer a los otros, solo los han sometido a una pobreza eterna que se llama marxismo.

      • dhaniel dice:

        Diculpe, pero como no he entendido bien, le pregunto :

        En la frase “…lo dejaron más pobres que uds.” ¿a cuáles “usd.” se refiere?

  4. Marlene Azor Hernández dice:

    Los únicos que “flotan” son los dirigentes militares estatales y partidarios de primera línea.La nación cubana se cae a pedazos y su capital humano emigra, vive en condiciones miserables, es reprimido y ni siquiera se ha podido lograr las tres comidas diarias en la mesa del ciudadano mayoritario del país.
    La comida “sin angustias” sigue siendo una asignatura pendiente del gobierno.
    Estas son las “derivas” de Fernando que tergiversa una realidad y edulcora el estado de cosas en el país. Asume el narrativa oficial del PCC traicionando la ética periodística.
    Muy lamentable.

Escriba una respuesta