Este ocho de Marzo me dirijo a los hombres

Marzo 8, 2017 | | |

Martín Guevara

HAVANA TIMES — Mi abuela era feminista, mi madre también, mi padre aunque sea hombre también lo era, a mí no me quedó mucho más espacio que serlo y en este caso de muy buena gana.

La mayoría de los hombres no saben que viviendo en la igualdad en la pareja todo lo que les espera son ganancias.

No teman machistas, todo es cosecha.

La novia, esposa, es una compañera, una amiga, el día que estés débil, aterrorizado frente a la vida tendrás el apoyo de quien más te conoce y te quiere, a veces será ella la que esté fuerte, la que salga a poner el pecho como si tuviese el falo y tú te quedes atendiendo el hogar, como si tuvieses el útero.

Imagina el alivio de no tener que simular en cada instante de tu vida ser ese permanente varón temerario, gladiador y viril, aprenderás mucho más de la compañera que elegiste con las premisas de la igualdad, que si hubieses elegido una mujer que convenga en ser tu sirviente y ayudarás a que entre todos erradiquemos el sometimiento de cualquier ser humano. Y en adición aprenderás mucho de ti, conocerás un yo más integral.

El machismo es un grillete evidente para la mujer; pero ojo, para el hombre son unas camufladas esposas bien apretadas que le impiden conocerse en toda su amplitud, dimensión y profundidad.

¿Y sabes qué? No pasa nada, respetar a tu par y respetarte a ti mismo te hace, incluso dentro de tus parámetros, mucho más hombre.

 

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

2 respuestas a “Este ocho de Marzo me dirijo a los hombres”

  1. Rogelio dice:

    Creo que vas por buen camino, aunque en tu misma manera de hablar se evidencian algunas muestras de ese machismo que debemos contrarrestar, por ejemplo, das por sentado que el falo es el símbolo adecuado para la fuerza y para dar la cara, mientras que el útero sea el símbolo de quedarse atrás en casa.

  2. Marlene Azor Hernández dice:

    Bravo Martín, excelente y te felicito.

Escriba una respuesta