La protesta social, premisa de la libertad y la democracia

Marzo 1, 2017 | | |

Por Osmel Ramírez Álvarez

Los “almendrones” parqueados. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — No hace mucho (un poco antes de que tuviese acceso a medios alternativos), supe por un video de la oposición que hubo una especie de manifestación en La Habana, de caravanas de bicitaxis inconformes por algún tipo de abuso del Estado. En sí no recuerdo exactamente por qué protestaban ni si sus demandas fueron resueltas.

También tuve constancia de las Damas de Blanco que marchaban todos los domingos al salir de una iglesia y pedían pacíficamente la liberación de sus familiares, presos de conciencia. Comúnmente eran golpeadas e interrumpidas por bandas de chusmas preparadas por la Seguridad del Estado para reprimirlas, en nombre de ese pueblo sin civismo que espontáneamente ni va a un acto de la Revolución ni combate a la oposición; pues para todo debe recibir órdenes y así ha sido entrenado por décadas.

Más tarde leí en una revista religiosa que el Arzobispo católico Jaime Ortega pidió a Raúl en un encuentro, que no se reprimiera a las señoras al salir de su iglesia. Raúl desmintió su vínculo con las vejaciones, pero “casualmente” luego de aquella charla, “el pueblo” dejó de reprimirlas con la “espontánea” regularidad acostumbrada.

Lo más reciente en materia de protesta cívica en Cuba, al menos con repercusión mediática, es la “huelga de los boteros”. Como de costumbre el Gobierno no va a la raíz del problema y pretende resolverlos con imposiciones inviables, que lejos de ser solución agudizan nuestra adversa realidad. Es sabido que quieren imponer una rebaja de precio al pasaje, muy deseada por el pueblo, pero sin crear las condiciones para que el servicio sea rentable y sostenible para los que lo ofrecen.

Si hablamos aquí de porcentajes de ganancias, concluiríamos que es injusto que los taxistas tengan utilidades del 300%. Cualquier empresa transnacional, esas que ganan miles de millones al año, solo obtiene un 15 o 20%. Pero sería un cálculo muy frío e impreciso en la realidad cubana. Nuestro país está calculado para los “yumas”, no para los cubanos “de a pie” y ningún suministro es estable o seguro, ni en su precio ni en su oferta.

Detención de Damas de Blanco. Foto: Reuters/#TodosMarchamos

Se trabaja, en este caso, con diésel robado, porque el que vende Cupet es tan caro que el pasaje costaría 20 pesos en vez de 10. Además aquí lo que cuenta no es el porcentaje de utilidades, sino el monto de esas utilidades en una jornada y el costo de la vida.

Un botero en el 90% de los casos es solo el usufructuario del auto, que debe pagar 40 CUC a su dueño en el día y tratar de ganar otros 40 para él. No es un negocio, es un trabajo, porque 40 CUC es en realidad un salario justo, seguramente mucho menos de lo que se gana en un país de nuestra región por un trabajo equivalente.

Por otro lado, los almendrones cuestan entre 15 mil y 30 mil CUC, sin hablar de las piezas de repuestos que deben inventarse o importarse desde los EUA, donde por ser considerados “clásicos” son más caras, sumado a los abusivos gravámenes que impone la ya célebre aduana cubana. También los mecánicos, motivados por los precios del propio Estado a bienes y servicios imprescindibles, quieren ganar también sus 30 o 40 CUC diarios y cobran caro por su trabajo.

Es una economía que va surgiendo paralela a la oficial, más real y ajustada a la verdad cotidiana, pero a la que aún no puede incorporarse más de la mitad de nuestro pueblo. Cantantes, artistas, deportistas, muchos cuentapropistas, dirigentes oportunistas, médicos que han hecho misiones, los que reciben remesas regularmente, y así por el estilo, ya están más o menos “en el biombo”, como dice el cantante Jacob Forever.

El resto, aún mayoritario, con ingresos equiparados a los precios de los años 80, en la más absurda miseria, viviendo con menos de un dólar al día, con títulos universitarios o técnicos colgados en la pared y realizando trabajos vitales: maestros, laboratoristas, técnicos en talleres, solo ven detrás de las vidrieras de las shopping aquello que necesitan o dejan pasar los almendrones de 10 pesos, en largas colas de guaguas abarrotadas que demoran una eternidad. Es nuestra triste realidad, agudizada en las últimas 2,7 décadas, y tiene que ver con los dos bloqueos, en primer lugar el interno y después el externo.

Pero llama la atención el método sutil con que se protesta, porque está prohibido y hay que evitar que se vean los líderes o que existan. Sin carteles, sin decir claramente que se está protestando, porque te quitan la licencia y encarcelan al que convoca y así, muerto el perro se acaba la rabia.

Los cocheros son el principal medio de transporte público en muchos municipios de Cuba. Foto: Caridad

Aquí en Mayarí, donde vivo, hubo el año pasado una huelga similar que en cierta forma se mantiene. A los cocheros se les redujo el precio del pasaje a la mitad. Les quitaron sus patentes del grupo que declara el 10% y pasó a categoría simple, que solo paga una tasa fija; pero eso no repercutió, porque al final nadie pagaba más en la declaración jurada. Es decir, que con iguales gastos ganarían la mitad. Decidieron masivamente no trabajar para ver si movían voluntades, ¿y qué pasó?

Los visitaron a todos y los amenazaron individualmente con retirarle la licencia si no cocheaban e indagaban por supuestos liderazgos, aludiendo que “estaban siendo utilizados por el enemigo”. Fin de la huelga, aunque actualmente no queda ni la mitad de los coches trabajando: antes había que esperar a que se llenaran de pasajeros, ahora cuesta la mitad (un peso), pero hay que hacer colas largas hasta que llegue el próximo. Ese es el tipo de soluciones que saben buscar.

Algo sí es muy alentador: estas protestas son un indicio de que nuestro pueblo está despertando y es precisamente por el sector privado por donde sucede. Es por eso el temor del sistema a que los cubanos perdamos el vínculo (llámese narigón) con el Estado y crezca la iniciativa individual; es el miedo al empoderamiento de que habló Obama. No por gusto Fidel se aterrorizó y le arrojó los perros.

No cabe duda de que entre los muchos derechos que debemos rescatar urgentemente está el de protestar libremente: es una premisa vital de la libertad y la democracia.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

32 respuestas a “La protesta social, premisa de la libertad y la democracia”

  1. Marlene Azor Hernández dice:

    Excelente análisis Osmel, y tienes toda la razón.En un país en el cual no hay participación ciudadana para evaluar y controlar las políticas públicas, las imposiciones gubernamentales crean mucho más problemas a los existentes y no resuelven ni un sólo problema.
    Demonizar la protesta pública es demostrar la incompetencia para dirigir un país. ¿qué resuelven los policías en las calles? que yo sepa ellos no son parte de la solución del problema solo generan mayor descontento.
    Mientras no existan mercados mayoristas reales, con precios bajos, los cuentapropistas no pueden bajar los suyos.Esta verdad de sentido común, es permanentemente negada por el gobierno.
    En una dictadura sólo se imponen medidas represivas y para nada propositivas.
    ¿La policía va a resolver el transporte público responsabilidad del gobierno?

  2. AMILCAR dice:

    El derecho a reclamar está refrendado en la Constitución de la República. Somos un Estado de Derecho. La obra de los hombre, en cualquier espera, no es totalmente perfecta. Pero es perfectible. Y, efecftivamente, podemos reclamar con la observancia de tiempo, forma y lugar.Pero una cosa es ejercitar esa garantía y otra llevar a cabo desórdenes, alteraciones delorden y similares porque caemos en el ejercicio arbitrario de un Derecho. Hay que pensar que un paro, una huelga en nuestro país es atentar contra nosotros mismos, contra lo que hemos alcanzado, pese a las dificultades de todo tipo. Valdría la pena pensar en esto. Claro está, cada quien es libre de afiliarse a la ideología que mejor desee. Pero todo cuanto escriba aquí o en otro medio, siempre estará dirigido a los revolucionarios y a quienes que admiran primero la luz del sol antes que las manchas.

    • jose dario sanchez dice:

      Entonces que va hacer usted con los Gusanos ?? Ha pensado en esto ?? O es que ya no hay gusanos en Cuba ?? Eso de eliminar a los diferentes, a los descontentos no da buenos resultados ,lo ha oido decir ?

  3. jorgealejandro1 dice:

    Amílcar.

    “El derecho a reclamar está refrendado en la Constitución de la República.”, pero no te equivoques: Cuba no es un estado de derecho. Nada de lo bueno que se haya hecho hasta ahora justifica el estado de indefensión en que se encuentra el ciudadano cubano frente a su gobierno, que ni siquiera se siente obligado a rendirle cuentas; y, no contento con eso, hace papel de baño a la ley que le convenga cuando le conviene. Decir que en Cuba hay una sociedad de obreros y campesinos, y que el pueblo es el que manda, es una tremendísima falta de respeto y una trompetilla en la cara a todos los cubanos.

    Y en cuanto al clientelismo político de última parte de tu discurso desvirtuando a los que protestan, te aclaro que el agradecimiento no es un cheque en blanco, ni una venda en los ojos.

    • Osmel Ramírez dice:

      Amilcar: estimado compatriota, con todo ese enredo de palabras usando una constitución que no es para nada una verdadera ley de leyes y en vez de ser una plantilla inviolable, solo deja a las leyes que se emiten por decreto todo ejercicio de derecho, en verdad no dijiste nada. Te entiendo, estás casado con el dogma y te faltó argumento. Aprovecha amigo para reflexionar y no seguir ese callejón sin salida. Piensa objetivamente en todo lo que planteamos aquí, desecha los argumentos también extremistas en el otro sentido, y ve los argumentos razonables. Solo así enarbolarás tu propia verdad, no aquella que te ametrallaron en el cerebro y hoy escuda que te abras a nuevos puntos de vista: no te asustes de cambiar tu paradigma, que un hombre que ama la justicia siempre tiene tiempo de enrumbarse. Sé que leer comentarios radicales, cargados de igual extremismo, negadores de otras verdades bien claras, radicaliza almas, incluso almas buenas. Yo no me dejo convencer por los extremistas, sean del bando que sean, y sigo mi instinto, mi concepto mesurado, equilibrista, ecuménico y ecléctico de entender la humanidad. A años luz quiero estar de los radicales: te invito.

  4. el bobo de Abela dice:

    Este caso de los almendrones taxistas es un excelente ejemplo para demostrar que Cuba es una dictadura rancia y pura. Este es un claro conflicto laboral de un sector del transporte con el gobierno y brillan por su ausencia mecanismos de equilibrio de poder de cualquier sociaedad democratica como los sindicatos, una asociacion de taxistas privados, un sistema de justicia independiente que medie y aplique la ley de forma justa y por ser un servicio publico tambien deberian estar involucradas las asambleas provinciales y el parlamento nacional. Demas esta de decir que una prensa libre estuviera cubriendo el conflicto poniendo a disposicion de la opinion publica los puntos de vista de todos los actores involucrados.

    En cambio que la dictdura muestra sus mecanismos de totalitarismo y tirania como los unicos existentes para resolver conflictos sociales.
    1. Lo primero que hace es llenar las calles de policias para atemorizar a los huelguistas por si se atreven a salir a la calle y exponer publicamente sus demandas.
    2. Los sindicatos que supuestamente representan a los trabajadores con la chambelona en la mano y preparando el proximo desfile del 1 de mayo.
    3. Los supuestos representantes del pueblo de las asambleas municipales, provinciales y parlamento, esperando ordenes del PCC para abrir la boca.
    4. Los taxistas privados al no tener derecho a crear una asociacion gremial no pueden llevar una protesta formal ante el gobierno y mucho menos presentar una demanda ante la justicia. Descontado que no tienen derecho a la protesta social en las calles contra las autoridades.
    5. La prensa que en realidad son medios de propaganda del PCC se dedican a fomentar el odio del pueblo contra este grupo de trabajadores y jamas ponen en la palestra publica el por que de su huelga y mucho menos sus propuestas para solucionar el conflicto.

    Mientras todo pasa Bruno Rodriguez volvera a mentir en la ONU diciendole al mundo que la democracia cubana es la que los cubanos deseamos porque es mejor que la llamada democracia occidental del capitalismo.

  5. Ana dice:

    Bobo, siempre hace acertadisimos comentarios, prácticamente leo al articulista y a Ud. Este post, además me ha parecido muy bien, mejor que otros muchos con similar tema.

  6. meresbala dice:

    la necesidad de transportarse está ahí, el estado puede hacer lo que quiera, los boteros pueden hacer lo que quieran, los pasajeros pueden decir lo que quieran, pero la necesidad, esa necesidad de transportarse de un punto A a un punto B sigue ahí y lo unico que resuelve el problema es que haya transporte con todos sus actores involucrados. Por el momento el estado ha decidido meter su cuchareta y no se si sabe pero el más afectado es el propio estado (los que viven bien) pues el cubano (el de a pie) se va a adaptar a no ir del punto A al B y el estado para poder seguir viviendo del vacilón en que vive necesita que la gente vaya del punto A al B para que no se les colapse el buen vivir, en el entremedio el pueblo sufre, el botero sufre, el estado se estresa, la gente se estresa, el botero se estresa y la estabilidad social se estresa mmmm…. malo malo para los que gobiernan un pais asi.

    Las necesidades biológicas y de supervivencia del ser humano si se suprimen lo hacen desaparecer, aire, comida, agua y movimiento. Se puede ser mudo, sordo, cojo, bobo, blanco, negro, calvo, hijo de puta o santo, pero todos tienen que respirar, comer, hidratarse y moverse y son esas necesidades las que no se pueden suprimir.

    Un paciente en cama y en coma, no se mueve, está estático, pero tiene que respirar aunque sea forzado por una máquina, ser alimentado e hidratado por IV, adivinen por quien..??? por alguien que se tiene que mover de A a B a C a D y que de contra también tiene que respirar, comer, beber etc etc..

    el transporte es como hacer caca, cuando tienes la necesidad, tienes que satisfacerla o te mueres, se puede aplazar por un ratico, pero cuidado, te vas del aire y con una peste horrible..!!!!

  7. EDUARDO dice:

    …el transporte en cuba es un problema viejo y dificil de resolver en que el estado no ha sabido encontrar la mejor manera de mejorarlo y hacerlo funcionar pero el articulista y algunos ilustres comentaristas se “olvidan” de un importante punto que solo se menciona por arribita en el articulo….”los boteros trabajan con diesel robado”…este importante punto lo conoce todo el mundo,hasta el estado que se hace de la vista gorda y lo permite,asi que no hagamos a los dueños de los carros y a los choferes inocentes victimas …si trabajas con combustible y otros muchos insumos robados que se pagan a precios mucho mas bajos que los del mercado…cual es la justificacion para aumentar los precios???…que los dueños y los choferes quieran ganar mas aprovechandose de la necesidad de las personas sin ningun tipo de escrupulos puede parecer ser su derecho…el estado lo unico que puede hacer es tratar de llegar a un acuerdo o regular los precios con amenaza de quitar licencias como seguramente se hace en todo el mundo…me parece ridiculo hacer a los dueños de los carros y choferes victimas y ejemplos de movimientos y protestas sociales cuando obviamente el sentido de su protesta no es bajar los precios y beneficiar a los usuarios…

    • jose dario sanchez dice:

      Eduardo : te imaginas el aprieto que pasaria un Contador, un auditor, cuando este haciendo la Ficha de Costo para los viajes en boteros y llegue al renglon…”Combustible ” y tenga que poner $ 0.00…….que haran estos senores ???? Pasan cada cosa en la Sociedad cubana, Eduardo que dan hasta risa…..!!!!

    • Atanasio dice:

      Oyeme Eduardo, rompistes el bate al reconocer que hasta el estado esta en el negocio de la bolsa negra. El gobierno se comporta como una vendetta entre mafiosos. Si el estado cierra los ojos ante tanta corrupción y relajo, del cual es el máximo responsable, tan culpable es uno como los otros.

      • EDUARDO dice:

        …si el estado esta en el negocio y les permite aprovecharse de eso y reducir sus costos..entonces cual es la justificacion para subir los precios???…

  8. jorgealejandro1 dice:

    Eduardo:

    Lo primero que debías cuestionar es por qué tienen que trabajar con combustible robado.

    Lo segundo que tuvieras que cuestionar es por qué el estado, que se supone que no se los roba, vende sus productos a los precios de estafa que los vende en las tiendas de CUC. Y eso abarca desde un cepillo de dientes hasta las gomas de carro.

    Hay algo que sí no entiende de ideologías y muelas, sean del color que sean: la matemática.

    Y la realidad es que nadie monta un negocio para vivir igual que el promedio, ni para ganar el mismo sueldo que si trabajara en una empresa.

    • EDUARDO dice:

      …porque trabaja con combustible robado???…pues para maximizar la ganancia…simple matematica…el asunto es que ustedes siempre aplauden y justifican esos delitos siempre que se hagan en cuba…

      • jorgealejandro1 dice:

        Suspenso: Porque le sale más barato que comprárselo al estado ¿O en qué mundo tú vives? Aquí no se trata de justificar nada, sino de explicar. Y no respondes la segunda interrogante ¿Hoy qué papá estado vende artículos de primera necesidad a precios inflados hasta un 400% ? ¿Cuánto cuestan en Cuba unas pastillas de freno? ¿Cuánto cuatro gomas, aunque sea de uso?

        Si una escoba más o menos decente cuesta entre 2 y 3 CUC, lo que es entre 50 y 75 pesos cubanos, no me imagino la millonada que puedan costar un alternador; una bomba de gasolina, un carburador medianamente decentes.

        Y te repito: nadie monta un negocio para seguir viviendo con el equivalente a un salario; y eso abarca al botero, al vendedor de viandas o al dueño de una paladar de lujo. Un negocio se monta para vivir por encima de la media, o ¿Por qué no? para hacerse rico. Lo que pasa es que a ti te han sembrado a martillazos la preregrina idea de que en Cuba no puede haber ricos salvo la camarilla que tú defiendes.

        • EDUARDO dice:

          …..pero por las circunstancias que sean…como puedes justificar la creacion de un negocio que depende de un delito???….no es lo mismo que hace un narco,un estafador o cualquier otro delincuente???….si mi negocio es rentable y me hago rico porque me robo o trafico con combustible,repuestos,insumos,viveres,carnes,ropas o etc…es eso normal???…que pasa cuando me caiga la ley???…en los usa seria lo normal que te condenen…en cuba seria represion del gobierno contra los inocentes emprendedores…y te repito …porque es eso normal y justificado en cuba y en otros lugares no…porque seria distinto que mi negocio sea delinquir en miami a ese mismo negocio en cuba???…si el objetivo es el mismo…vivir por encima de la media y hacerse rico…

          • jorgealejandro1 dice:

            Eso pasa cuando se vive en un país absurdo y bajo un sistema anormal como el que tú defiendes.

            Acaba de aterrizar. ese que se roba la carne, los víveres o lo que sea, le soluciona una necesidad a alguien al cual el desastre de gobierno que tiene Cuba no se la resuelve. No se trata de justificar, se trata de subsistir, te guste o no. Y la gente siempre va a tratar de subsistir, por la izquierda o por la derecha, aunque solo sea por instinto de conservación.

            ¿Qué tú crees, que la gente es boba? ¿Que se resignan a comerse el cable , mientras los otros no se bajan del carro de la gozadera? ¿En nombre de qué hay que comerse ese cable que ni tú mismo te comiste?

            El sistema y el gobierno los llevan a eso.

  9. Luis Rondón Paz dice:

    Eso se llama Dialéctica.
    Ya vendrán tiempos mejores o peores.

  10. EDUARDO dice:

    …señor jorge alejandro…segun su razonamiento el que vende drogas,armas sin tramites,carros y partes de carros robados,copias de productos de marca y otros articulos piratas,medicamentos robados y etc,etc esta resolviendo las necesidades de alguien y eso lo justifica…y no me vayas a decir que eso no sucede tambien en tu pais y se supone que la ley los persigue aunque a veces tambien participa o se hace de la vista gorda como se hace en cuba…cuando toda ese trafico ilegal sucede es porque hay demanda…adictos que necesitan droga,delincuentes que necesitan armas,gente que quiere productos de marca o que parezcan de marca y que no pueden pagarlos y etc,etc…por que cosas como esa suceden tambien en el pais de las maravillas???…porque tambien hay gente buscando subsistir ,sea por izquierda o derecha,y queriendo hacerse rico sin importar como …cual seria la diferencia con cuba entonces???..por que en cuba si lo aplaudes y lo justificas y cuando sucede en los usa lo ves de forma distinta???…no son delitos y delincuentes los dos???….ese es mi punto…

  11. abelardomena dice:

    Por que un taxista debe ganar 40 cuc diarios…….y su dueño 40 mas…….si un medico solo gana 1000 MN al mes? no sera que dueño y taxista no conocen que su mercado es de trabajadores no millonarios? eso es un error comercial desde un inicio.

    • LuiR dice:

      La pregunta debía ser ¿Por qué a un médico o aun especialista de cualquier otra profesión el estado le paga un salario de miseria? Los taxis no son autos de servicio social o público (para eso está o debe estar el transporte público, que malamente garantiza el estado) y no son para mercado de miseria, si no para quienes pueden pagarlo, los que atacan a los “almendroneros”, siempre lo hacen desde la posición de lavado de cerebro que el estado les inculca y sobre la base de que deben transportar a los trabajadores y están completamente equivocados, si el salario de un trabajador no le permite coger un taxis, pues tiene que (debe de) viajar en el transporte público, ¡ah! que sea de tan pésima calidad y malo como lo es en Cuba, no es culpa de los “almendroneros” y a quien tienen que exigir, tanto salario decoros, como transporte es al gobierno.

    • jorgealejandro1 dice:

      El problema aquí no es lo que gana el taxista, sino la miseria que le pagan al médico.

    • Osmel Ramírez dice:

      Abelardomena: cometes un error garrafal al analizar esto de los precios y los clientes de los boteros o taxistas habaneros. No te culpo, porque ni los que vivimos en Cuba entendemos nuestra realidad. Te informo que ni los taxis de los boteros, ni los miles de merenderos, ni los restaurantes del Estado o privados, ni las shopping, ni nada en Cuba, excepto algunos productos de la libreta, el precio de las guaguas locales y las almohadillas sanitarias, lo demás no está equiparado al salario ni de los médicos, que ganan una fortuna (entre 40 y 60 dólares) en comparación con otros profesionales tan útiles como ellos en nuestra sociedad, y menos un obrero simple que no gana en 8 horas los 20 pesos que cobra un botero desde el parque Curita hasta Boyeros, por ejemplo. Para el obrero simple no están pensados ni los taxis, ni el resto, porque están condenados a la miseria y al tumulto de la guagua demorada con reguetón incluido. Pero es bueno que el que pueda pagar este servicio lo tenga a mano y mientras disfruta su privilegio descongestiona las paradas dejándolas solo para los más pobres, que ahora compiten con ellos, con el que trae más dinero, tras el ómnibus. Existen, como explico en mi artículo, cada vez más personas insertándose en esta economía paralela que permite recibir bienes y servicios vetados por el salario convencional. La mayoría de la gente hace algo, además del trabajo, para vivir y el día que estás apurado, a punto de perder una cita o con un familiar enfermo, sales y te decides a gastar excepcionalmente un poquito más y sacas el brazo y el botero para en cuestión de minutos, como era hasta hace poco. En Santiago de Cuba son las motos las que resuelven. Si el Estado mete la cuchareta que sea para mejorar el servicio, no para entorpecerlo, porque no es imponiendo que se logra un precio justo, es resolviendo las causas que lo elevan. Para exigir hay que cumplir con lo que te toca. Además es con el Estado que los particulares aprenden a cobrar caro: una cerveza 18 pesos, un refresco 10, una libra de azúcar 8, un kg de galletas 20, un litro de gasolina 22,50 y uno de diésel 30 pesos, mientras que el trabajador que los vende gana 10 o n15 pesos en 8 horas. Tienen que “luchar”, que es en otras latitudes significa robar, y tratar de emparejar para comprar lo que necesita ¿verdad? –yo no me atrevo desde aquí, desde mi rinconcito de Cuba, recomendar a la gente a que no trabaje con cosas robadas, como hace Eduardo desde México, porque estaría pidiéndoles que violen una ley natural imposible de pasar por alto: la ley de subsistencia. Aquí se usa un sarcasmo que casi es un saludo: -Dime socio, ¿qué inventas? –Aquí, en la lucha, ya que estoy criado no me puedo dejar morir ¿verdad?

      • EDUARDO dice:

        …osmel…ya que me mencionas….conoces a alguien que robe por verdadera ley de subsistencia???..alguien que robe porque su hijo no tiene que comer o por una verdadera y absoluta necesidad???…yo creo que en la gran mayoria de los casos no….la mayoria de los que roban y especulan con los precios y los productos lo hacen por lucro y codicia aprovechandose de los verdaderos necesitados que si luchan por su subsistencia….ahora resulta que los delincuentes que roban por su “subsistencia” son las victimas inocentes de esta historia…no crees que si seria honesto el denunciar a fulanos que administran la comida de un hospital,un asilo de ancianos o hasta del coppelia y que desvian y se roban esos productos no para su consumo sino para venderlo y mejorar su vida a costa de otros???… cuando tu vas a comprar algun producto a la tienda estatal y el administrador te dice que no hay y luego ese mismo administrador te viene a vender ese mismo producto..te alegra mucho que ese tipo este “subsistiendo” con productos que no son suyos y a costa tuya???… tu le robas o te aprovechas de alguien para “subsistir”???…me imagino que diras que no…entonces porque justificar y aplaudir a los que si lo hacen???…

  12. abelardomena dice:

    Saquemos cuentas. No agitemos ideologias.
    Si un dueño de almendron gana 40 cuc diarios…….
    tendra al mes……..1200 cuc
    al año…..14 400 cuc
    Si compra el carro en 15000 cuc…..en año y pico lo paga……
    Por que entonces debe el pueblo pagar su codicia y escaso sentido comercial?

    Seamos realistas. Hablamos de quienes son dueños de 4 o 5 carros.
    Perfecto, la propiedad privada es buena…..
    Pero mientras no afecte a sus usuarios naturales.
    Aqui, en Japon y en Nueva York.
    Esa es la primera ley de la economia.

    • jorgealejandro1 dice:

      A esa cuentecita, réstale el mantenimiento del carro Averigua primero cuánto cuestan las piezas, el combustible y las gomas; y después me dices. Súmale los impuestos draconianos que tiene que pagar, incluso cuando no trabaje.

      No es cuestión de ideologías, sino de pura y simple matemática

  13. EDUARDO dice:

    ….una pregunta y disculpen mi ignorancia…los taxistas de nueva york,miami,san francisco,tokyo,paris o cualquier otra ciudad moderna y civilizada del mundo pueden subir sus tarifas cuando les de la gana???…quien controla el alza de esas tarifas,los dueños de los taxis o las secretarias de transporte y los gobiernos de esas ciudades???…ojala algun viajero conocedor de los muchos que aqui abundan me pudiera aclarar esa duda….

    • Parque temático. dice:

      Pura cortina de humo porque el problema nada tiene que ver con los boteros. En “Nueva York, Miami, San Francisco, Tokyo, París o cualquier otra ciudad moderna y civilizada del mundo” si el precio del servicio de taxis está fuera de sus posibilidades económicas pues usted usa otros servicios como son los ómnibus o el Metro que son seguros, confortables, puntuales y más baratos. Lo que pasa es que a usted por lo visto no le pasa ni por la mente que se le pueda exigir al dueño de las guaguas en Cuba que las mismas sean seguras, confortables y puntuales. Ese es “el elefante en el salón” que usted se hace el que no lo ve… porque además, a ese elefante, si se le exigen explicaciones, muerde.

    • LuiR dice:

      Por lo menos aquí en Rusia, en la ciudad donde vivo, el precio de los taxis (no confundir con ruteros privados, que son otra cosa), los ponen las mismas compañías y en nada se mete el gobierno, lo que pasa que hay tantas compañías de taxis, que casi todos tratan de mantener precios parecidos (unos más otros menos), pero repito lo que decía en otro comentario, los taxis son para quienes puedan pagarlos, no para el trabajador promedio, lo que no quiere decir que un trabajador un día por una cuestión específica no coja un taxis, pero eso no significa que se deba exigir un precio que garantice que ese trabajador viaje diario en taxis (como quieren hacer con los boteros en Cuba, que son taxis y no ruteros), para eso está el transporte público y los ruteros. Otra cosa son los ruteros comerciales, que aquí en general son micro autos de 18 a 23-24 personas y guaguas de 30 a 45-50 o más personas, esos cumplen rutas parecidas a los del transporte público y cobran lo mismo (o un poquitín más) que el transporte público, pero ese precio no se regula por imposición, sino primero porque el gobierno (local) les garantiza un impuesto a la ganancia muy bajo, para compensar que mantengan precios parecidos al estatal y porque además el transporte público está tan desarrollado que les hace concurrencia en tiempo y en calidad, pero también que da ciertas facilidades a los que en ellos se transportan que no los dan los privados, por ejemplo, el transporte terrestre público (aquí hay metro, pero no cuenta en este caso y es estatal) está formado por trolebuses, tranvías y autobuses (guaguas), todos si pagas en efectivo cobran 40 rublos, como los ruteros privados, pero si pagas con tarjeta magnética, sin comprar de antemano la cantidad de viajes que necesitas para el mes vas pagando de la siguiente forma de 1-10 viajes pagas solo 31 rublo, de 11-20 pagas 30, de 21-30 pagas 29, de 31-40 pagas 28 y más de 41 pagas 27 (en los privados se puede también pagar por tarjeta magnética, pero pagas siempre igual 40 rublos), o sea que si trabajas y sabes que en ir y venir del trabajo y en cosa particulares viajas al mes digamos 45 veces, pues compra de una sola vez 45 viajes a 27 rublos o compras en dependencia de la cantidad que crees que viajarás, tratando de coger la menor tarifa en el transporte público, pero en el privado pagas siempre lo mismo.

  14. jorgealejandro1 dice:

    Los taxistas de N York no tienen necesidad de eso así porque sí ¿Sabes por qué? Pues porque el día que les quieran hacer lo que le hicieron a los de La Habana, para eso tienen un sindicato que no es un cero a la izquierda como la CTC. Y si van a la huelga, como han ido los transportistas y hasta los controladores aéreos aquí, la ciudad no se llena de policías, ni se saca la guardia nacional a la calle para amedrentar a nadie, porque la huelga es un derecho. Se negocia; y no es la primera vez, ni será la última que los transportistas ganen.

    Mira a ver si eso pasa en Cuba

  15. Atanasio dice:

    La tarifa de los taxis la controlan comisiones de los gobiernos locales en mutuo acuerdo con los sindicatos. No es facil aumentar las tarifas por ser algo impopular que puede repercutir en la vida politica de los funcionarios elegidos. Cuando se hace y se aprueba se justifica por el costo del combustible, las partes, aumento de impuestos , costo de vida y demanda. Con la aparicion de UBER y otras similares los sumentos de tarifas de los taxistas ejercen el efecto contrario por beneficiar a la competencia. En Cuba las causa para justificar los aumentos de tarifas son las mismas, solo que los choferes no cuentan con representacion ante el gobierno para discutir sus problemas. No se puede comparar un taxista de New York con uno de La Habana, este ultimo tiene que recurrir a la ilegalidad, de la cual el gobierno se hace complice al no ofrecer opciones al pueblo, para comprar gasolina y partes para sus destartalados autos. Los clientes no son los mismos y si en NY no puedes pagar un taxi, que es de uso secundario, pues te mantas en el metro, el bus o el tren suburbano. En La Habana el uso de los boteros es masivo, de nuevo: porque no hay opciones.
    Si bien es cierto que un medico gana menos que un botero eso no es culpa del botero que trata de resolver sus problemas como cualquier otro. La culpa es , nuevamente: del gobierno que al querer acapararlo todo en busca de una justicia igualitaria lo que crea es el caos y el individualismo mas rampante. Muchos aun siguen, o heredaron la filosofia de la envidia: por que tener tres autos?. Mientras sigan asi jamas saldran del hueco que cada dia se profundiza mas.

  16. Parque temático. dice:

    Cuando el gobierno decidió apropiarse del transporte privado (que funcionaba muy bien) y hacerse él cargo del transporte nacional, asumió la RESPONSABILIDAD por el funcionamiento y la calidad de dicho transporte. Así de simple. No hay más nadie a quien pedir cuentas.

Escriba una respuesta