author photo

Verónica Vega: Por años me fue difícil elegir entre escribir, pintar o danzar. Escribir resultó lo más rentable e inmediato. Vivo en Alamar, un proyecto de ciudad abortado, que sólo respira por lo que queda de la naturaleza, por la alternatividad cultural, y sobre todo, por la voluntad infinita del alma humana. No me considero periodista. Escribir en Havana Times ha sido sólo una oportunidad para decir lo que creo que se puede mejorar en Cuba.

Lo que más me gustó de la Feria del Libro

febrero 17, 2017 | Imprimir Imprimir

Verónica Vega

HAVANA TIMES — El pasado 14 de febrero, Día de San Valentín o Día del Amor y la Amistad, conocí en la Feria del Libro de La Habana a un grupo de personas que despliegan un admirable trabajo: PAC Protección a Animales de la Ciudad.

Supe de su existencia por un volante que me envió una colega de HT, gracias a la red de adopciones que han creado en Internet pude dar en adopción a Pangur, un minino recogido de la calle. Ahora me ayudan a difundir la imagen de un cachorro que mi hijo y yo salvamos de ser atropellado por un carro.

Tienen un stand en el Salón Infantil, donde aparecen posters con el eslogan: “Un libro y una mascota, amigos para toda la vida”.  Hay un mural con fotos de los perros y gatos que han sido rescatados, curados, desparasitados, y esperan en hogares de tránsito ofrecidos por almas caritativas, que otras almas sensibles les ofrezcan un hogar permanente.

Los miembros del equipo PAC son jóvenes que destilan un gran entusiasmo, seriedad, y amor por su trabajo. Es una organización no lucrativa, todos los servicios que ofrecen son gratuitos:

-Rescate de animales callejeros

-Campañas de adopción

Postal para el pasado Día de San Valentín

-Campañas de desparasitación y esterilización

-Donación de medicamentos

-Difusión de anuncios de animales extraviados

Y todo cuanto pueda contribuir a que los animales en la ciudad de La Habana (y en un futuro en toda la Isla), tengan, no solo condiciones mínimas de supervivencia sino disfruten de protección y respeto.

Es un ejemplo de cómo la voluntad de hacer el bien puede activar en la sociedad las fuerzas que están latentes en todo ser humano y son la esencia de nuestra superioridad moral y espiritual ante las demás especies.

El cachorro que recogimos mi hijo y yo.

En El evangelio de los Doce, editado por primera vez en el año 1902 por el reverendo G.J.R. Ouseley,  aparece un Jesús cuyo mensaje de amor y compasión se extiende hacia los animales, un detalle que no ha sido muy difundido, pero engrandece y complementa el patrimonio cristiano:

“Sed por eso considerados, bondadosos, compasivos y amables, no solamente con vuestros semejantes sino también con todas las criaturas a vuestro cuidado; pues para ellas sois como dioses a los que alzan la vista en sus necesidades”.

Deseamos éxito a estos mensajeros del amor y la amistad que actúan todos los días del año porque Cuba sea un mejor lugar para todos. Mientras exista el sufrimiento animal (que es nuestra responsabilidad, pues fue el hombre quien lo incorporó a la vida civilizada), es imposible hablar de bienestar humano.



Haz un comentario

3 respuestas a “Lo que más me gustó de la Feria del Libro”

  1. Atanasio dice:

    Felicidades a PAC. Ustedes estan haciendo un trabajo digno y necesario.

  2. kamikaze dice:

    Loable labor la de esas personas, muchos países contemplan el maltrato a los animales como crimen y como tal está previsto en las leyes, con penas hasta de cárcel. En Cuba, desgraciadamente, ha imperado la bestialidad de algunos hacia los animales, en primer lugar los callejeros; incluido en esto los cocheros que literalmente revientan a los caballos con tal de sacar unos pesos más. El estado hasta el momento haciéndose el chivo loco, no sé si existe alguna legislación que promueva el cuidado y amparo de los animales.
    “La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la manera en que se trata a sus animales” (Mahatma Gandhi)

  3. EDUARDO dice:

    …pues mira esos jovenes que hacen una labor humanitaria digna de todo tipo de elogios con entusiasmo y de forma voluntaria…parece que si hay jovenes en cuba que hacen cosas sin tener que ir a conferencias en miami ni perder el tiempo haciendo criticas sin resultados en internet…esa si es forma de influir y hacer conciencia …lo demas es boberia…

Escriba una respuesta