Cubanos con pies secos, corazones mojados

Enero 18, 2017 | | |

Rosa Martínez

Yuniesky Marcos Roque y su hijo.

HAVANA TIMES — La imagen de un guantanamero con sonrisa amplia inunda las redes sociales, estuvo en el pequeño grupo de cubanos que fueron los últimos en cruzar la frontera estadounidense antes de que se pusiera en vigor la resolución conjunta de los gobiernos cubano y estadounidense que inhabilita la Ley de Pies Secos Pies Mojados.

La foto de otra coterránea -conocida mia por demás- también está en Internet, mas ella no rie, por el contrario, llora y hasta parece gritar, porque tendrá que regresar a Cuba sin su esposo que sí logró entrar a Estados Unidos, pero ella llegó demasiado tarde.

Yamilka es una amiga del barrio que realizó seis viajes a Guyana en menos de 10 meses. En los dos primeros usó dinero ajeno, pero en el último ya no tenía deudas de ningún tipo. Pensaba efectuar, al menos, dos más para con lo que pudiera agregar de la venta de sus bienes salir de Cuba a través de ese mismo país. Pero ella, como cientos dentro de la Isla, ahora tendrá que pensarlo dos veces…

Ramón es un carnicero amigo de mi esposo. Después de varios años intentando ir para Estados Unidos de manera legal, se cansó de ser rechazado por la oficina estadounidense en La Habana y decidió vender su carro y su casa y correr el riesgo en la travesía por todo el continente americano. Siente que se está poniendo viejo y si espera más ya no tendrá fuerzas para recomenzar en otro país. Ramón tardó demasiado, si por fin decide partir, y llegar, será tratado como un latino más o como cualquier otro ciudadano del mundo que entre ilegalmente en la poderosa nación del norte, tendrá que ser un indocumentado y correr los mismos riegos: esconderse, trabajar y vivir como esclavo, y si te atrapan, pues de vuelta a CASA.

Haydé está varada en Panamá. Para llegar allí vendió todas sus poseciones aquí en San Justo (una barriada de la ciudad de Guantánamo), incluyendo su casa -como ha hecho la mayoría que emigró- para poder pagar la travesía. Supo la noticia por sus padres, que se comunicaron inmediatamente con ella tras el anuncio del 12 de enero. “Regresa mija, no hay más nada que hacer”, le dijeron sus padres, “aquí tienes nuestra casa, nunca nos vas a estorbar”. Pero ella entre lágrimas y rabia les dijo: “No, para Cuba no regreso, cuésteme lo que me cueste”.

Adela, una ama de casa de 60 años, lo siente mucho por los cubanos que ya habían emprendido el largo camino por mar o por tierra hacia la tierra del sueño cubano, ella quisiera que el Gobierno estadounidense hiciera un trato especial con ellos para que no queden desamparados, pero se alegra que ya no haya Pies Secos Pies Mojados. Su único hijo ha fracasado en dos intentos de salida ilegal: en la primera era un imberbe, pero de todos modos tuvo que ir a prisión, porque fue encontrado en las cercanías de la Base naval de Guantánamo y considerado un peligro para la soberanía nacional; en la segunda, fue retenido por unos días en la provincia más occidental de Cuba, Pinar del Río, y devuelto a casa; pero a la tercera, como él mismo decía, sería la vencida. Adela sabe que gracias a este acuerdo entre los dos países su hijo no lo intentará más por el mar.

Arturo llegó a Estados Unidos desde hace dos meses. Quería reunir algo más de dinero para realizar un viaje más seguro, pero los rumores de que se pudiera caer la Ley de Ajuste lo hizo adelantar la salida. Él se fue solo, dejó en la Isla adorada a su esposa y sus dos hijos. No podía permitir que ellos corrieran el riesgo. Su idea era trabajar duramente y ahorrar al máximo para pagar una salida segura a su familia. Ahora no sabe qué sucederá con ellos, si con los nuevos acontecimientos pueda reclamarlos algún día o si pueda aguantar el largo periodo de soledad que le espera.

Estos son solo algunos casos de guantanameros encontrados por aquí, por allá. Ustedes saben que como estos, hay miles que contar.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

6 respuestas a “Cubanos con pies secos, corazones mojados”

  1. Isidro dice:

    Gracias, Rosa, por este reportaje en estampas, con tantas reacciones encontradas. Si bien soy de los que apoyan el fin de estas medidas, y que el Ajuste sólo benefice a quienes lo ameriten de manera comprobada, también me devano los sesos pensando qué sera de todas estas personas que han quedado a medio camino, sobre todo los que vendieron cuanto tenían en Cuba. ¿Qué les depara el futuro si vuelven a su país sin ninguna posesión? ¿Quién les echará una mano? Ojalá le puedas dar seguimiento a esta historia que apenas comienza.

  2. el bobo de Abela dice:

    Excelente Rosa. Demasiadosi cubanos quieren dejar su tierra natal. Todos tienen en común la falta de esperanza y progreso.

    Me imagino que la mayoría de los emigrantes intentarán quedarse a vivir en los países donde quedaron varados. Brasil, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, México, sin dudas mejores que Cuba y llenos de oportunidades para ejercer sus profesiones y realizar sus sueños.

  3. kamikaze dice:

    Muy buena estampa de lo que sucede a lo largo de toda Cuba y más allá de sus fronteras. Al igual que Isidro he estado pensando en qué será de esas personas practicamente abandonadas a sus suerte (que el Obama se quitó la careta en el último ining y demostró que, ni es tan humanista y (a mi juicio) el show montado en La Habana (sketch con Pánfilo, frasecitas a lo “que volá” y demás) fue un simple tape para encubrir quien es en realidad el tipo . Que conste que no estoy de acuerdo con lo de pies secos-pies mojados, porque eso se convirtió en tremendo descaro (viajecitos seguidos a Cuba de los “perseguidos” políticos, viejos cobrando pensión en Miami y dándose sillón en Cuba, en fin sacándoie el jugo a los contribuyentes nortemericanos; pero, así y todo, el “humanista” Obama tenía que pensar en los que se quedaron a medio camino, los jodió de a viaje y de paso demostró quien realmente es (otro HP más). Saludos.

    • Isidro dice:

      Kamikaze, ojo, sugiero pensar dos veces antes de machacar al “Hermano Obama”. Sugiero ponerse en su lugar, como político parte consustancial del “mainstream” estadounidense. Vista desde esa perspectiva, su decisión responde en primer lugar al interés de su Gobierno, y en buena medida de su sociedad: ¿Acaso no se estaban malgastando millones de dólares del erario nacional manteniendo a personas que en esencia no lo ameritaban? Y eso por sólo citar un caso que respalde esa visión…

      • Miranda dice:

        Isidro es verdad que era mejor para los intereses de los EU, yo pienso que cuando empapen a Trump de que era verdad que eran inmigrantes económicos como todos los demás -ellos mismos se encargaron de dejarlo claro-, la va a dejar así, lo que se critica a Obama es, que mucho que dijo que no haría nada para revertir esa posición hasta que en Cuba no hubieran cambios democráticos, y que siendo el humanista que dice ser, Premio Nobel por demás, haya esperado unas horas antes de dejar el poder para salirse con el petacazo y dejar a toda esa gente sin la Paz que representa su Nobel, Obama conoce requetebién la problemática cubana, se ha rozado y hasta se podría llamar amigo personal de muchos exiliados, -los Estefan por ej- y muchísisimos millones que les donaron a sus campañas, Según la prensa, la Hillary lo acusa de traicionero, de no haberle dado el empuje suficiente para que ella ganara. Obama pudo haber nublado a mucha gente, pero el que conocía quién y de la casta que venía Barack Hussein, sabía la fichita que podría resultar y no les sorprende lo bajo que puede ser, como son casi todos los de la casta de su progenitor. No es que esté satanizando al brother, es que las cosas son como son.

      • kamikaze dice:

        Estimado Isidro, en mi comentario señalé que no estoy de acuerdo con lo de pies secos- pies mojados, porque lo considero un descaro de la mayor parte de los cubanos que se acogían a esa claúsula; ahora bien, de eso a dejar “en el aire” a varios miles de personas que emprendieron la travesía (vendiéndolo todo) motivados por esa deferencia norteamericana para con los cubanos va un buen trecho. Para mi él (Obama) no difiere en nada de los presidentes anteriores, por qué no tomó la medida en pleno período de elecciones? ah, porque sabia que su partido necesitaba los votos de los cubanos allá (que hay muchos que no apoyaban la claúsula, pero otros muchos si); cómo se llama eso? Y lo hizo unos días antes de “salir echando” dejando “la papa caliente” en el aire. Te digo que Fidel lo retrató con lo de “Hermano Obama” , tal vez él conocía o se imaginaba lo taimado que es el tipo. Saludos.

Escriba una respuesta