Responsabilidad social empresarial: un asunto de todos

agosto 18, 2016 | Imprimir Imprimir

Por Maya Quiroga

XIV Encuentro Internacional sobre Manejo y Gestión de Centros Históricos. Foto: segundocabo.ohc.cu

XIV Encuentro Internacional sobre Manejo y Gestión de Centros Históricos. Foto: segundocabo.ohc.cu

HAVANA TIMES — En la Cuba de hoy, a raíz del inicio del proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas con los Estados Unidos, comenzó a hablarse de la articulación, de manera coherente entre arte, cultura y economía.

Durante la celebración del XIV Encuentro Internacional sobre Manejo y Gestión de Centros Históricos, el profesor e investigador Rafael Betancourt, del Colegio Universitario San Gerónimo, de La Habana, ofreció una disertación acerca de La economía social y solidaria y su relevancia para la Isla, desde el emprendimiento empresarial, un tema que ha evolucionado en los últimos tiempos producto de las nuevas teorías que abogan por el desarrollo local.

El profesor Betancourt se refirió en su ponencia al concepto de responsabilidad social empresarial, término poco conocido en Cuba, donde muchas cooperativas no logran alcanzar la estrategia empresarial integrada o lo que hoy se conoce como Triple Balance Empresarial, es decir, la atención a los trabajadores de la empresa, a los públicos externos (la comunidad) y al balance patrimonial y ambiental.

Lo cierto es que ni los directivos de muchas empresas estatales ni los dueños de la mayoría de los restaurantes y bares particulares –que ofrecen sus productos a costos casi inaccesibles para las personas de a pie–, conocen la importancia de alcanzar la estrategia empresarial integrada.

Actividades para la comunidad que realiza la Fábrica de Arte Cubano

Actividades para la comunidad que realiza la Fábrica de Arte Cubano

Escasas son hoy las compañías estatales o particulares que luego de obtener las ganancias mensuales o anuales y recuperar la inversión inicial, se dedican a reciclar materias primas, proteger el medio ambiente y el patrimonio local o realizar actividades que redunden en un beneficio social para la comunidad aledaña donde están enclavadas.

Con solo caminar por la capital puede apreciarse que cerca de la entrada principal de algunas entidades estatales o de talleres particulares de artistas de la plástica existe un basurero, la acera se encuentra sin asfaltar o existe un parterre donde ya no hay vegetación. Muchos de esos directores de empresas o emprendedores particulares no muestran el más mínimo interés en resolver esos problemas, porque piensan que no son de su incumbencia.

Actualmente, desde el Plan Maestro para la revitalización integral de La Habana Vieja se ensayan nuevas estrategias para el desarrollo integral que incluyen la economía solidaria como una de las vías para el desarrollo humano sostenible. De manera experimental, la institución que lidera la arquitecta Patricia Rodríguez se acerca a los nuevos micro-empresarios solidarios y responsables:

Entrada del taller de un artista de la plástica en el Vedado habanero- Foto: Maya Quiroga

Entrada del taller de un artista de la plástica en el Vedado habanero- Foto: Maya Quiroga

“La fuerza emergente de esos pequeños negocios no estatales puede aportar muchísimo a la restauración del Centro Histórico. De hecho, alivian esa carga grande de mantenimiento. Es un reto muy grande que todo el país tiene por delante y para el cual es necesario prepararse”, dice la arquitecta.

Durante muchos años el Estado cubano asumió el papel de asegurar todas las necesidades sociales de la población y los territorios. En la práctica eso ha generado una actitud y mentalidad asistencialista y, a menudo, despilfarradora, en una ciudadanía acostumbrada a décadas de paternalismo.

Aunque usted no lo crea, la responsabilidad social empresarial es un asunto de todos. Una empresa será verdaderamente rentable cuando alcance el Triple Balance Empresarial. De nada vale obtener muchas ganancias personales, si no se protegen el medio ambiente y el patrimonio ni se realizan acciones a favor de la comunidad.



Haz un comentario

4 respuestas a “Responsabilidad social empresarial: un asunto de todos”

  1. jose dario sanchez dice:

    esta sugiriendo en vez de comunismo un estado corporativo o un estado capitalista misericordioso…..uh!!! cuidado con el revisionismo,sra.Los funcionarios no entienden mucho de ensuenos !!!!

  2. luis dice:

    Este articulo es de lo mas tonto que leído hasta hoy en HabanaTime, solo sobrepasado por Elio y sus disparates…. este párrafo es una falta de respeto al cubano….. “Durante muchos años el Estado cubano asumió el papel de asegurar todas las necesidades sociales de la población y los territorios. En la práctica eso ha generado una actitud y mentalidad asistencialista y, a menudo, despilfarradora, en una ciudadanía acostumbrada a décadas de paternalismo.”….. Cuando es sabido por todos que el estado siempre ha castigo y muy severamente a todos los que de alguna manera han intentado iniciativas productivas por cuenta propia, un ejemplo es la expropiación de todos los vienes productivos de propiedad privada en la década del 60 y hoy es ver los cientos de negocios particulares de servicios como restaurantes, etc… y en ningún lado encuentras ni una sastrería, ni una zapatería mucho menos un pequeña fabrica de chorizos y embutidos, ni nada productivo y simplemente es porque no esta permitido por la ley del gobierno, en ningún caso es debido al acomodo del cubano que la escritora llama actitud y mentalidad asistencialista y paternalismo del estado…. es insultante lo escrito por esta persona sin ideas ni raciocinio…. eso aplíquelo al periodismo que bien paternalista es el estado con ustedes y mucha actitud y mentalidad asistencialista tienen ustedes para no perder las prebendas que les da el gobierno, desde internet hasta el carro, los viajes al extranjero y el derecho a vacaciones en lugares donde la mayoría de la población no puede acceder…la doble moral campea en el periodismo cubano… es el arma que mas daño le hace a la nación cubana. Recuerde que Randy Alonso acaba de acuñar el termino ex-cubano…

    • Jose Luis dice:

      Bueno Luis a lo mejor las cosas fueron asi en la parte de Cuba donde la autora vive o vivio..Todavia guardo la libreta de racionamiento de productos industriales y en 10 años,el estado me “resolvio” mis necesidade con 2 pares de zapatos,4 camisas y dos pantalones …Con ese tipo de paternalismo,rogaba por quedarme huerfano

  3. Miranda dice:

    Le sugiero a Maya que aproveche ahora que los militares sacaron al “Leal Eusebio”, que tenían como fachada para declararse ellos los empresarios absolutos de las “gestiones y manejos” de los centros históricos de la ciudad para que les plantee esa responsabilidad social de la que acaban de simposiar, a ver si ellos arreglan las aceras y empiezan a poner latones de basura, que son ellos los únicos que pueden.

    Y como Maya también menciona el arte, la cultura, y la coherencia, da mucha vergüenza que siendo ella parte de la maquinaria castrista, o por lo menos le encanta ser su vocera, que no les plantee primero que todo que respeten a los artistas.

    Maya qué pena que tu no sepas que en Cuba existe una Dictadura, y de las duras-duras, peor que la de Fujimori, de las que se atreve aniquilar a artistas de almas sensibles, y es responsabilidad ética y moral que cae sobre los hombros de Todos los que se hagan llamar artistas o hablen en nombre del arte, el no solidarizarse en contra de la decisión que ha tomado el “departamento para la represión artística” llamado MINCULT con la expulsión de La Historiadora del Arte Yanelys Núñez Leyva.

Escriba una respuesta