Guillermo Fariñas, de nuevo a la carga, de nuevo sin machete

agosto 8, 2016 | Imprimir Imprimir

Lenin Ledo Galano

Guillermo Fariñas foto/archivo: es.rfi.fr

HAVANA TIMES — Si tuviera la oportunidad de escoger un interlocutor  entre el Papa, Barack Obama, el mejor futbolista del momento, el mejor cantautor del momento, cualquier otra celebridad y Guillermo Fariñas Hernández, no lo dudaría un instante, escogería al último.

Odiado y vilipendiado por sus enemigos, despreciado por muchos que  deberían admirarlo, censurado por algunos por recibir ayuda de cubanos fuera del país, “delito” que cometen  millones de cubanos y hasta el propio gobierno.

Criticado en las redes sociales por algunos hasta por aumentar de peso, por viajar, cosa que hacen muchos que los critican, o hasta por ser negro y estar en contra de la Revolución, Guillermo Fariñas ha realizado más de 20 huelgas de hambre que lo han llevado al borde de la muerte y han dejado secuelas a su salud.

Acusado de mercenario por el gobierno, como si luchar contra el comunismo, desde dentro, fuera “una empresa rentable”, cosa que nunca lo ha sido: ni en Moscú ni en Pekín ni en Pyongyang; juzgado siempre “en ausencia”, como a todos los opositores, sin medios de comunicación propios que circulen en la Isla y, por tanto, sin poder defenderse públicamente. Así ha vivido más de veinte y cinco años sin doblegarse ni emigrar.

A Fariñas se le intenta descalificar, por quienes lo consideran su enemigo, diciendo que cometió actos de violencia: que de quince a veinte años atrás agredió a una mujer y a un anciano. Se desconoce el nivel de veracidad y las circunstancias en que sucedieron estos hechos. Y se conoce muy bien que ha recibido muchos golpes sin dar ninguno tal Gandhi del siglo XXI. Aun siendo ciertos estos hechos, lo es también que muchos santos y profetas han compartido los excesos de la juventud, e incluso las armas como gloria, antes de convertirse, ejemplos sobran y no los enumero para no herir seguidores.

Una de sus huelgas, en el 2010, terminó con la liberación de 116 presos políticos en una controvertida mediación de la Iglesia católica y el gobierno español. En el transcurso de esa huelga, cuando se encontraba  entre la vida y la muerte, el Ministerio de Asuntos Exteriores de España confirmó que las autoridades de ese país habían ofrecido a Fariñas la posibilidad de exiliarse allí, opción que fue rechazada por él.

Según el periódico El Mundo el disidente cubano  se declaró el día 20 de julio en huelga de hambre y sed en protesta por los malos tratos que afirma haber recibido de agentes policiales cuando acudió a interesarse por un opositor detenido y también para pedir que el gobierno de la Isla dialogue con la disidencia.  En esta ocasión está pidiendo al gobierno cubano, entre otras cosas, que “se comprometa con parar la escalada de violencia contra la oposición pacífica y suspender las palizas, las amenazas de muerte, la incoación de falsos delitos y que no se confiscarán sus propiedades personales”, algo que el gobierno jamás ha concedido.

Cautivante fueron, por señalar dos, las huelgas de hambres de Julio Antonio Mella en Cuba y la de los prisioneros irlandeses que se convirtió en un pulso contra la primera ministra Margaret Thatcher, la que terminó con el fallecimiento de diez seres humanos. Entiendo que donde una sola persona muere por huelga de hambre: sobran corazones de piedra. Resulta muy doloroso, hipócrita y cruel comprobar que muchos de los que lamentaron la muerte de los irlandeses y las usaron con fines políticos, hoy no se inmutan e incluso sienten menosprecio por la salud y la vida de Guillermo Fariñas.

En cuanto a la huelga de hambre de Julio Antonio Mella prefiero utilizar el análisis que hace el periódico Granma en fecha tan reciente como el 4 de diciembre de 2015 en el artículo “Mella: la huelga de hambre”, de Rolando Rodríguez:

“El Partido podría haber argumentado lo que quisiera sobre la actitud tomada por Mella, pero la verdad era una: este atalayaba más allá que todos ellos juntos cuál debía ser su conducta, y sabía que si bien su vida estaba en juego, tanto por la huelga como por los intentos de matarlo, cuando la palabra y el honor se ponían en juego el precio a pagar podía ser perderla. Si no se estaba dispuesto a enfrentar esa adversidad, entonces nunca se podría levantar la convicción y el apoyo de un pueblo que él estaba convencido que bien conducido estaba dispuesto a sanear una sociedad que todos consideraban corrompida.”

“La presión por la libertad de Mella llevó a que los propios padres de Machado, desde Santa Clara, le pidieran en un telegrama la libertad de Mella. Su caso se hizo continental, los senados de México, Argentina y el cabildo de Buenos Aires solicitaron la libertad del líder; por igual lo hizo el presidente de México, Plutarco Elías Calles. En diversas ciudades del hemisferio hubo manifestaciones frente a las representaciones de Cuba.

“El 23 de diciembre la presión sobre el Gobierno hizo que Machado, por trasmano, diera instrucciones de ponerle fianza a Mella. Ese mismo día, Nicanor Mella pagó la fianza de 1 000 pesos exigida a su hijo. El extraordinario líder de 22 años, después de perder 35 libras de peso, había triunfado frente a la maquinaria gubernamental y su prestigio trascendía las fronteras de la Isla”. Hasta aquí los apuntes del Granma. El análisis de las diferencias de actitud del Granma ante las diferentes huelgas de hambre es sencillo y se lo dejo al lector.

Es lamentable, no apruebo la inmolación como arma y menos aún la violencia, pero es a la vez muy preocupante porque la represión en Cuba ha sido ya bendecida por el Papa, tolerada por Obama, desoída  por la Comunidad Económica Europea, apoyada por los presidentes latinoamericanos, incluso el expresidente Lula da Silva, estando en el cargo, llegó a igualar a los disidentes cubanos presos con los presos comunes brasileños. Es preocupante, porque conocemos el arrojo de Fariñas para sacrificarse y la voluntad del gobierno para dejar que sus opositores abandonen el país o el mundo… si es necesario, antes de hacer “tamañas” concesiones.

Es ya una puñetera costumbre humana que empezó con la era: dejar morir a los hombres para después venerarlo. Quienes solo contamos con el poder de la oración, oremos por él, los que cuenten con otros poderes que  los usen  para evitar lo peor.

pablolenin506 @yahoo.com



Haz un comentario

21 respuestas a “Guillermo Fariñas, de nuevo a la carga, de nuevo sin machete”

  1. jose dario sanchez dice:

    Muy justo y muy buen analisis,solo le falto que ya son varios los muertos en huelga de hambre contra el Regimen : Boitel,Zapata ,por lo menos….que no se olvide nada !!

  2. el bobo de abela dice:

    Excelente post para reconocer el sacrificio de Fariñas que sólo está demostrando la máxima Mariana de que algunos hombres llevan el decoro de muchos otros. Fariña esta demostrando con su entrega que los opositores pacíficos dentro de Cuba no son unos farsantes ni mercenarios del imperio y merecen todo el reconocimiento de todos los que creen en la libertad.

    Fariñas esta demostrando con humildad y elevado patriotismo, la estrofa de nuestro himno patrio de que morir por la Patria es vivir.

    Gracias a Pablo Lenin Ledo por exponer a la luz pública mundial lo que muchos intelectuales cubanos se niegan a decir y miran hacia otro lado.

  3. Marlene Azor Hernández dice:

    Excelente análisis sobre la huelga de hambre de Fariñas y otros opositores y la falta de solidaridad de sus propios compatriotas salvo honrosas excepciones.
    Los intentos de asesinato de reputación contra Fariñas no son más que la evidencia de la cobardía del régimen cubano que pretende burlarse un vez más de un huelguista de hambre como lo hizo Raúl Castro y de manera pública contra Orlando Zapata Tamayo. No creo que el gobierno cubano consiga que le levanten la Posición Común en la Unión Europea, ni que el lobby antiembargo pueda seguir apoyando al régimen cubano en EEUU. Frente a un gobierno indecente sólo queda la condena internacional y la exigencia del respeto a los derechos humanos.
    ¡Basta la represión!

  4. Pedro Campos dice:

    Yo le pediría a Fariñas que preserve su vida porque el gobierno no va ceder a sus demandas, reconociendo al mismo tiempo su valentía, su entrega y su honor por la causa de la democratización de Cuba.

    • el bobo de Abela dice:

      Campos entiendo tu posicion humanista pero la vida de Fariñas. Pero te recuerdo que en su huelga anterior logro algo que parecia imposible como la excarcelacion de los prisioneros de Fidel Castro de la llamada primavera negra del 2003.

      Lo que esta pidiendo ahora es tan simple como que se respeten la propias leyes castristas que estan violando los agentes de la policia politica recibiendo ordenes de Raul Castro. No puedes allanar una vivienda sin orden judicial, no puedes confiscar bienes privados sin orden judicial, no puedes golpear impunemente a un ciudadano por disentir del gobierno publicamente. Es una aberracion que sean las instituciones del estado encangadas de hacer cumplir las leyes del pais las que la violen impunemente a la vista de todos. Hasta en Panama delante de la prensa mundial los funcionarios del Minint golpearon a la oposicion que estaba realizando un homenaje a Marti en un parque en otro pais. Fariñas da ese paso desesperado ante la impotencia como ciudadano a que se respeten los derechos mas elementales de la oposicion pacifica en Cuba.

      Raul Castro cometeria una estupidez politica monumental si deja morir a un premio Sajarov por una violacion evidente de los derechos humanos. Echaria por tierra todo el trabajo diplomatico internacional para legimitizar la dictadura en un momento crucial donde estan a punto de quedarse sin los ultimos mecenas Venezuela y Brasil. Recordar que a Fidel Castro pago un elevadisimo costo politico por fusilar express a los tres delincuentes que secuestraron la lanchita de regla, imaginemos entonces que pasara si muere Fariñas y los otros opositores que tambien estan en huelga de hambre.

  5. Jose Luis dice:

    No tengo la habilidad “escribidora: para espresar lo que siento y opino de Guillermo..Pido auxilio a Marti:
    “Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados.

  6. Miranda dice:

    Horrible y muy triste por lo que están pasando los cubanos.

    Gracias Ledo, por esta reflexión.

  7. José Valentín dice:

    Guillermo Fariñas es un farsante.

  8. Gloria dice:

    Gracias por este merecido reconocimiento a Fariñas en momentos en que su vida corre inminente peligro

  9. Uncubanomas dice:

    Soy un cubano como muchos otros, con dolor en mi corazon por Cuba, tambien como muchos otros. Pero resumiendo: Realmente crees o creen ustedes que vale la pena o la gloria morir por posiciones politicas?, por muy nobles que sean?, creo que la historia de Cuba esta llena de ejemplos que hablan por si solos e indican que NOOOOO, tu mencionas uno bien claro en tu articulo de HT.

    Les suplico que reflecciones sobre esto en HT y sirva para llamar la atencion de muchas personas.

    Un saludo,

  10. Osmel Ramírez dice:

    Mi solidaridad total con Fariñas. Solo supe lo de su huelga aquí en HT, por los comentarios y ahora este artículo. De mi familia solo yo se quién es Fariñas y en mi barrio probablemente nadie más sepa. La huelga ni se la imaginan. Así funciona el poder mediático al servicio del poder político hegemónico. No sé si sería capaz de hacer una huelga de hambre, pero si la hiciera fuese por un objetivo más específico y estratégico, que de negarlo los ridiculice ante el mundo y de aceptarlo tuviese un impacto. Por ejemplo pedir una hora en la mesa redonda de la tvc. Sería atroz dejar morir a un hombre por algo tan simple y muy significativo si lo permiten.

    • el bobo de Abela dice:

      Osmel, en serio harias una huelga de hambre por una hora en la mesa redonda? Creo que le das muy poco valor a la vida. El sacrificio de Fariñas es para que mañana la policia politica no allane tu casa sin justificacion legal, no te robe la computadora con la que escribes para HT con impunidad, no te haga la vida imposible para que puedas sembrar tu terreno y mantener a tu familia, no te reprima fisica y sicologicamente por reclamar publicamente tus derechos. De verdad que no has pensado que algun dia por tus publicaciones criticas puedes caerles gordos y te apliquen la ley 88 o ley mordaza y te metan bola de años como a los periodistas independientes de la primavera negra del 2003?

      • Osmel Ramírez dice:

        Bobo: mi vida la valoro más que a nada. No me interesa ser un héroe, solo pretendo ser útil. El Che dejó sus hijos para fomentar guerras en lugares que ni siquiera le pidieron ayuda, tras un ideal de trasfondo humanista pero torcido. La historia lo ha demostrado a pesar de que su vida se transmutó en leyenda y su imagen en un ícono para muchos. No niego sus méritos ni tapo sus faltas, pero no quiero ser como el Che, ni tampoco lo deseo para mis hijos. Demasiado extremista.
        Espero jamás tener que hacer una huelga de hambre pero no lo descarto. Respeto a Fariñas. Lo que pide justifica con creces su sacrificio y es un acto de enorme altruismo. El ejemplo que puse se debe a la poca posibilidad que tendría de éxito. ¿Qué le podría conceder el gobierno de lo que pide? Jamás reconocerán que reprimieron o que vejaron a alguien o que le incautaron sus cosas. Decirle: -para ya Fariñas, no mueras por esto, te concedemos lo que pides-, sería reconocer ante el mundo que lo hacen y eso no lo harían ni aunque estuviesen en peligro de morir mil Fariñas. Es desde ese punto de vista que prefiero pedir cosas como esas, que tu adversario pueda concederlas sin “pérdidas” que valgan para ellos más que mi vida y que de no concederlas perdieran su fachada.
        Una hora en la mesa redonda no es poca cosa, la aprovecharía Fariñas mucho más que cualquier promesa de no represión que luego no sea cumplida. En más de 5 décadas ningún opositor cubano se ha dirigido al pueblo por ningún medio. Tal vez gane hasta un Record Guiness, sin hablar del impacto en el pueblo. Bobo, era eso lo que quise decir y espero que no muera porque hombres como Fariñas hacen más falta vivos que mártires.
        Por otro lado sé que me arriesgo al escribir sin autocensura en HT. Claro que temo, más porque tengo una familia que depende de mí para mantenerse. Pero es que no sé escribir con hipocresía y leer a Martí y simpatizar con sus ideas me obliga a participar en la vida política de mi país de la manera que puedo. Especialmente, su concepto de honradez expuesto magistralmente en La edad de oro, es el que me obliga a arriesgarme. Solo me tranquiliza que Erasmo, que lleva más tiempo que yo y conoce más gente en esto, me dijo en un comentario pasado que no corro peligro, que no había razón para la paranoia.
        Hasta ahora todos los oficiales de la S.E., que me conocen por el antecedente del 2012, pasan por mi lado en sus motos y me saludan con amabilidad. Espero que ello signifique que la libertad de expresión por internet es un derecho ya ganado y respetado en Cuba; o tal vez sea porque saben que muy pocos dentro de Cuba leen estas cosas. Mucha gente se conecta pero es corriendo por lo caro y solo para conversar con los parientes y amigos.

        • el bobo de abela dice:

          Osmel yo valoro mucho tus artículos porque los escribes con deseos de que ocurran cambios lógicos en Cuba para el bienestar del pueblo cubano. Eso mismo hacen los periodistas independientes y los grupos de oposición pacífica. Ellos también llevan años escribiendo para publicaciones online y en el 2003 les aplicaron severas condenas de cárcel en el caso conocido como la primavera negra. Eran 75 prisioneros de Fidel Castro y también parecía imposible que los liberarán por la huelga de hambre de un cubano desconocido nacional e internacionalmente y logró ganarle el pulso a la dictadura porque tenía la razón de su lado.

          Yo personalmente no creo que Fariña ceda pues esta pidiendo que se respeten las propias leyes castristas. Es el régimen el que tendrá que explicarle al mundo por qué dejo morir a un ciudadano que exigía se respeten sus propias leyes.

          Es humano pedirle a Fariñas que no se inmole, pero ese ruego debería venir acompañado de exigencia a Raúl Castro para que respete lo que supuestamente el debe velar porque se cumpla como máxima autoridad de Cuba.

          • Osmel Ramírez dice:

            Bobo: repito que admiro y respeto los sacrificios de Fariñas, de hoy y de ayer. Muy bueno que tuviese resultados tangibles en el pasado. Sabes que aquí dentro no tengo forma de saber esos detalles que manejan los ciudadanos del mundo sobre lo que pasa en Cuba, solo recientemente accedo a esta forma alternativa de información. No obstante por lo que conozco de nuestro sistema puedo deducir que Fariñas y las Damas de Blanco sí influyeron en Raúl, pero indirectamente. Ni piensen que “pesó” en algo el peligro de muerte de él o el abuso con las señoras. Pesó mucho en personalidades influyentes que sí son importantes para los dirigentes de Cuba; pesó mucho en las relaciones con el Vaticano y por ello le dieron importancia al Cardenal cubano. Para ellos es cuestión de alta política, no de humanismo. Pero es cierto, hay que despertar sensibilidad, si no en Cuba, al menos internacionalmente y ello está probado que es el sostén de los que nos dirigen, ese apoyo y esa imagen en el exterior. Más que el riesgo de vidas valiosas me gustaría una vigilia colectiva con cobertura mediática internacional, cosas así.
            Machado pudo haber sido un monstruo, pero le importaba la política hacia el interior y cedió ante la huelga de Mella; Batista era un criminal oportunista pero por la misma causa se esforzó por crear una imagen demócrata, intentó hacer elecciones y cedió ante presiones populares al punto de liberar a Fidel y su grupo de asaltantes; lo mismo pasó con Chávez luego de su alzamiento ilegal, que dejó muertos, fue liberado porque la política interna favorecía eso. Pero al gobierno cubano no le interesa la política interna, esa está dominada por un control social férreo; solo hay resultados si se logra que “determinados factores externos”, importantes para ellos, se sensibilicen. O si es algo bien grande que desate un cuestionamiento externo masivo, solo así ceden.

          • el bobo de Abela dice:

            Osmel, Fariñas no ha muerto y ya se han interesado en su huelga muchas personalidades en el mundo incluyendo al Vaticano y las embajadas de España y los USA en Cuba. Raul Castro dijo publicamente junto a Obama que no existian presos politicos en Cuba y si le daban una lista en ese momento los liberaria ese mismo dia. Ahora puede decir lo mismo frente a la TV, que le demuestren que estan golpeando a opositores pacificos, que estan allanando viviendas, que estan robando medios de trabajo de los opositores, que estan ostigando a los cuantapropistas y que lo detendra al siguiente dia.

Escriba una respuesta