El aprendizaje del inglés en Cuba

Febrero 27, 2016 | | |

“Tom es un niño, María es una niña”

Por Beatrice Pignatelli

Hoy en día, muchos jóvenes cubanos sienten la necesidad de aprender inglés. Foto: Charlie Rosenberg

Hoy en día, muchos jóvenes cubanos sienten la necesidad de aprender inglés. Foto: Charlie Rosenberg

HAVANA TIMES – Durante los últimos seis meses he estado trabajando en La Habana como profesora de inglés. Estudiantes de todas las edades y todas las esferas sociales han pasado por mi cuarto -convertido en aula- atraídos por la novedad de ser enseñados por un nativo y por la curiosidad de escuchar un auténtico acento británico.

Comencé por preguntar a mis estudiantes acerca de cualquier experiencia previa de estudios del inglés y sus motivaciones para aprender. “Todo lo que recuerdo de la enseñanza del inglés en la escuela es: Tom es un niño, María es una niña”, bromeó una estudiante en nuestra primera lección.

Ella había comenzado a recibir clases privadas diariamente, con la esperanza de asegurar su puesto de trabajo en una compañía exportadora mixta cubana-internacional. Mientras estaba completamente determinada a aprender, se encontraba bajo gran presión. Si no alcanzaba un nivel razonable en dos meses, su contrato no sería renovado y perdería un sueldo 10 veces mayor que lo que ganaba trabajando para el Estado.

Daniel, un ingeniero electrónico por cuenta propia, comenzó a aprender inglés primeramente para leer manuales de instrucción y publicaciones académicas. “Fui a la escuela en los años 80”, dice. “En aquel entonces no se recomendaba el aprendizaje del inglés, debido a que era visto como una manera de apoyar a los estadounidenses.” En cambio, a Daniel y a muchos otros de su generación en la escuela le enseñaron ruso y todavía pueden recitar unas pocas palabras y frases.

Aunque la pasada década ha sido testigo de un cambio positivo en la actitud del Gobierno hacia el aprendizaje de esa lengua, una nube de amnesia histórica continúa rondando sobre los retos actuales y las soluciones que se plantean para (no) hablarla.

Como dijo en una ocasión un estudiante: “En realidad es irónico. En los años 70 y 80, escuchar una canción de los Beatles o cualquier tipo de música en anglosajón era suficiente para que alguien perdiera su trabajo. Ahora se puede perder el empleo por no hablarlo. Es considerada tanto por las empresas estatales como por las privadas como una habilidad necesaria”.

Así que ahora el interés de aprenderlo es mayor que nunca, ¿cuán accesible es su aprendizaje en la Isla?

La motivación de aprender esta lengua, junto con el fracaso de su aprendizaje en las escuelas, ha traído un buen negocio para los maestros privados y las escuelas de idiomas. Concentradas en las zonas más ricas de La Habana, como Vedado y Miramar, ofrecen una variedad de cursos para todas las edades, con precios que van desde decenas a cientos de CUC al mes. Teniendo en cuenta que la mayoría de los salarios estatales todavía son aproximadamente de 15 a 25 CUC al mes, la clientela se limita a un sector muy reducido de la sociedad.

Marielys, quien se graduó de Contabilidad, tiene sus miras puestas en inmigrar a Canadá y ahora se dedica a aprender inglés a tiempo completo. Ella advierte que, aunque la matrícula privada es la única opción viable (si realmente se quiere aprender) los altos precios no siempre garantizan una buena calidad de la enseñanza.

Ella explica: “He tenido muchos profesores privados y algunos han sido mejores que otros. Uno me cobraba 70 dólares al mes por dos clases a la semana y no tenía una buena metodología y era muy poco fiable. En realidad no aprendí nada. No siempre existe una relación proporcional entre la calidad y el precio”.

Hay una gran urgencia en repensar y reestructurar el papel del inglés y de otras lenguas foráneas en el currículo nacional cubano, para asegurar la igualdad de acceso a las oportunidades que brindan hablar un idioma extranjero. Con el país ahora enfocado en mejorar el comercio, la migración y la diplomacia internacional con su vecino de habla inglesa, la necesidad de aprender inglés solo seguirá aumentando. Queda por ver si el sistema educativo de Cuba será capaz de ponerse al día con su papel cada vez más importante en la sociedad.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

3 respuestas a “El aprendizaje del inglés en Cuba”

  1. Marcos orta dice:

    Durante mis años de paso por la Universidad tuve un compañero de aula un muchacho noble y tranquilo que tuvo la suerte que su padre era descendiente de jamaica por lo que sabía muy bien el inglés y esto se lo transmito con mucho orgullo a su hijo, esta gran herencia trajo como consecuencias que mi amigo sufriera durante toda su estancia en la universidad por dominar perfectamente el inglés, acusado de tener problemas ideológicos sufrió los más crueles actos de xenofobia de parte de profesores y de los propios compañeros, varias veces lo desaprobaron en los exámenes sin razón, sólo para que abandonará la universidad hoy mi amigo es un gran anestesista y aún está en CUBA, trabajando para el gobierno, para ese régimen y caminando por las calles mirandole las cara a aquellos que una vez lo discriminaron sólo por ser bilingüe, que porcierto andan a pie igualito que mi amigo, es bien importante que los joven vean con buenos ojos y luz larga que aprender inglés para el futuro será la mejor opción

  2. Lucia Gonzalez dice:

    Yo pedi la carrera de licenciatura en ingles por el pedagogico y me la negaron porque dije que creia en Dios y “Ud no puede formar a las nuevas generaciones en la concepcion materialista de la historia porque usted no cree en eso”. No solo logré aprender ingles por mi cuenta sino que me fui a un pueblo de Holguin a impartir clases como profesora contratada y luego, gracias a mi experiencia, logré irme a impartir clases en la Habana y finalmente logre hacer la licenciatura por el pedagógico donde me gradué con Titulo de Oro.

    Un día me encontré en una guagua con la entonces presidenta de la comisión que me negó el acceso a la universidad, le recordé quien era: “Y que mi santa?” fue su respuesta, a lo que respondí: “Nunca he sido santa pero soy licenciada en ingles”.

  3. jesus dice:

    Sin embargo van apareciendo cada vez profesionales mas serios como los de Serting English Learning una Agencia privada de Ingles a domicilio y entrenamiento a empresas y negocios con profesionales que incluso preparan muy bien para los examenes Ielts y su calidad esta de acuerdo con sus precios incluso tienen hasta un blog serviciostotaleseningles.wordpress.com con varios servicios y categorias …yo me prepare con ellos y quede muy complacido…………ojala todas las propuestas fueran tan serias yprofesional

Escriba una respuesta